[Cap 6] Obscuro y con aroma a lavanda


6. Amor insomne

Victor está solo y desvelado. Desea levantarse, pero no quiere preocupar a Yuuri, así que se contiene; cree que es mejor evitar problemas, ya que lo ha notado más nervioso en el último tiempo.

A pesar de la obscuridad, Victor puede ver cada esquina de la habitación; ha observado tanto el par de cuadros que hay en sus paredes, que está seguro de que podría reproducirlos hasta con los ojos cerrados. Intenta mantenerse concentrado en lo tangible, ya que si no lo hace, la ansiedad lo ataca, y es que la obscuridad parece querer atraparlo. El silencio se expande como una masa invisible que todo lo envuelve… Y ahora cae en la cuenta de que, una vez más, su mente ha sido alcanzada por las sensaciones desagradables que lo empujan a la angustia y desesperanza.

—Yuuri —pronuncia suavemente. Lo necesita. Se siente nervioso y él es el único que puede calmarlo—. Yuuri, ven a leerme, por favor.

Pasan los segundos entre ruegos, sin embargo, el joven de cabello azabache y hermoso rostro, de ojos marrones y rasgados, brilla por su ausencia. Victor necesita calmar su alma, descansar la mirada en sus bonitos gestos y sus oídos en su melodiosa voz. Le gustaría tocarlo, besarlo… «¡Bien!», se dice; recordándolo se ha calmado. «¡Así es el poder de la belleza de Yuuri!», piensa con orgullo.

Una vez más se encuentra en un cómodo silencio mental.

De pronto lo invade la curiosidad: «¿Qué estará haciendo Yuuri?», se pregunta. Fue demasiado corto el descanso para su cabeza, que enseguida se ve aquejada por una inquietud todavía más urgente: «¿Qué podría estar haciendo yo mismo ahora?». Victor se siente realmente desesperado por el aburrimiento y la angustia, y teme que la ansiedad lo consuma. Necesita caminar al menos, así que vuelve a llamarlo:

—Yuuri.

Victor espera atento. Solo hay silencio. ¿Quizá un poco más fuerte?

—¡Yuuri!

Nada.

—¡¡Yuri!!

Ya no aguanta, el silencio lo desespera.

«Muy bien. Voy a arriesgarme. Te llamé como me pediste y no viniste, así que es tu culpa».

Con cuidado se levanta de la cama, resulta mucho más sencillo de lo que pensaba. Camina unos pasos y abre una puerta que da al baño privado de su cuarto. Una vez dentro abre el grifo, pero no sale agua. Mira hacia el espejo y en su lugar solo queda el marco. «Qué extraño».

Busca el interruptor de la luz y, en el momento en que lo presiona, escucha la puerta de su habitación abrirse.

—¡¡Victor!!

«¡Hasta que apareces!», piensa el susodicho. Yuuri se acerca apurado y molesto, pero se detiene a unos pasos del baño y se agarra la cabeza al ver algo tras Victor, quien se gira con temor para solo descubrir que, por entre las tablas que cubren la única ventana del baño, ha ingresado una polilla.

—¡¡Maldición, Victor!! —grita Yuuri culpándolo por ello y, sin mirarlo, lo jala con fuerza fuera del baño, haciéndolo caer. Aunque no le duele el golpe contra el suelo, Victor se siente impresionado y ofendido mientras ve como Yuuri, histérico, intenta dar caza a la polilla—. ¡¡Aún no es tiempo!!, ¡¡MALDITA SEA!! ¡¡MUERE, MALDITA HIJA DE PERRA!!

Victor se levanta y observa el espectáculo, sin saber cómo reaccionar. Tras un par de minutos, Yuuri logra acabar con la polilla; luego apaga la luz y cierra la puerta del baño, jadeando.

—¡¡MIERDA!!, ¡¡Victor…!! ¡¡No vuelvas a abrir esta puerta!! ¡¡Y no vuelvas a levantarte…!! —grita empujando a Victor devuelta a la cama y sale azotando la puerta de la habitación.

Publicado por Ceres Dupel

Soy un ser mutable, dual y no pertenezco a este mundo; siempre sueño con otros. He vivido de todo; he vivido demasiado. Creo que ello me ha vuelto un ser comprensivo y tolerante, mas no crédulo. Odio las mentiras tanto como los spoilers. Me gusta cantar, crear historias, estudiar de todo y hacer cosplay. Apoyo a la comunidad LGBTQ+ y me encantan los chinos ancestrales. Para mí todo es arte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: