Capítulo 31: La verdad de mi Niñez

Vicder trataba de asimilar lo que la rodeaba sin poder despegar los pies del suelo. Era incapaz de apartar de sus pensamientos la visión de ella misma con doce años, tumbada en aquella mesa de operaciones mientras unos cirujanos desconocidos cortaban, cosían y reconstruían su cuerpo con extrañas extremidades de acero, cables en el cerebro,Sigue leyendo “Capítulo 31: La verdad de mi Niñez”

Capítulo 30: Deja Vu

Vicder echó un vistazo a un cultivo de hojas frondosas a través de la ventana de la cabina de mando. Los campos se extendían en todas direcciones, y  el horizonte, infinito, únicamente se veía interrumpido por una granja de piedra a poco menos de dos kilómetros de allí. Una casa. Un montón de hortalizas. YSigue leyendo “Capítulo 30: Deja Vu”

Capítulo 29: Alfa

Las botas de suela gruesa del alfa Volk Altin repicaban con dureza contra el suelo de mármol cuando cruzó el vestíbulo, haciendo caso omiso del puñado de soldados que respondieron en su dirección con respeto.  O tal vez miedo.  Quizá incluso con curiosidad ante el oficial que había pasado varias semanas entre los humanos, fingiendoSigue leyendo “Capítulo 29: Alfa”

Capítulo 28: Dedushka

La celda en la que retenían a Yuri había sido un camerino en sus orígenes. El fuego había dibujado en las paredes los contornos indefinidos de espejos y tocadores cuyo marco de bombillas había quedado reducido a una hilera de portalámparas vacíos. Habían retirado la alfombra que antes abrigaba el frío suelo de piedra ySigue leyendo “Capítulo 28: Dedushka”

¿Enamorarme? ¿Yo? (Esposo de placer)

Decir que Yuuri estaba nervioso era poco. Su madre, en agradecimiento, había invitado al Alfa a cenar a su pequeño puesto de comida y él había aceptado. Yuuri intentó distraerse de todas las maneras posibles, pero fue inútil. Sus manos temblaban y su estómago se rehusaba a mantener dentro de su cuerpo cualquier cosa queSigue leyendo “¿Enamorarme? ¿Yo? (Esposo de placer)”

Capítulo 27: Madrastra

Yuuri se paseaba arriba y abajo por el despacho, de la mesa a la puerta y viceversa. Habían transcurrido dos días desde que Minako había lanzado su ultimátum: o encontraba a la ciborg o atacaría.  Se acababa el tiempo y cada minuto que pasaba aterraba a Yuuri. Llevaba más de cuarenta y ocho horas sinSigue leyendo “Capítulo 27: Madrastra”

Capítulo 26: Alevosía

La puerta se cerró tras ellos con un golpe sordo.  Yuri se encontró de pronto en el inmenso vestíbulo de la ópera, a oscuras salvo por el débil y parpadeante resplandor de unas velas más allá de la arcada.  El silencio, el polvo y las grietas del suelo de mármol llenaban el vestíbulo. A YuriSigue leyendo “Capítulo 26: Alevosía”

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora