02. Difícil Persecución


El sonido de una alarma captó la atención de uno de los operadores del sistema de inteligencia e información del puente de control del Rusian Battle; el joven operador, al descifrar los dígitos de la pantalla, observó como la señal del S/8, un Valquiria de reconocimiento del círculo de asteroides pertenecientes al brazo de Sagitario, se perdía del radar.

El operador utilizó la conexión radial directa con la nave para contactar al piloto, pero no tuvo respuesta de ello. Captó la señal de su superior inmediato cuando observó como una onda de pliegue no identificada aparecía en el cinturón de asteroides cercano al rumbo de la flota, justo en el lugar donde fue perdida la señal de S/8. Con premura procedió a avisar a su superior quien comunicó al capitán y, tras verificar la información, envío  un grupo de naves de reconocimiento “Ghosts” no tripuladas a buscarla sobre las naves desconocidas.

El equipo de control realizó el conteo de la salida de las naves hasta su encuentro con los objetivos.

—El equipo de reconocimiento ha llegado al círculo de asteroides frente a la flota —anunció uno de los operadores.

—El contacto se realizará en veinte  segundos aproximadamente.

Haciendo contacto vía el radar holográfico del centro, se observó como las naves no tripuladas rodeaban el punto objetivo con el que debían hacer contacto, siendo notoria en el radar la interferencia electromagnética.  Por más que los Ghosts fueran nuevamente re-direccionados al objetivo, la interferencia hacía perder el control sobre estos, perdiéndolos uno a uno.

El puesto de comando dio la orden de salida de los cazas, aun con la identidad del enemigo siendo desconocida, se había permitido el contraataque al ser verificadas las ondas hostiles del objetivo gracias a la pérdida de Reamer-8 y del equipo de Ghosts no tripulados. También se les ordenó a los pilotos elevar sus niveles de protección ante las fuertes interferencias electromagnéticas del enemigo. Es entonces que uno a uno  despegaron al menos cuatro escuadrones del Gobierno Espacial de las Naciones Unidas (NUNS). Al principio del trayecto los cazas no verificaron nada en sus radares sobre la supuesta nave en el puente de control, pero antes de que pudieran reaccionar, tres naves habían sido destruidas por un ataque enemigo de una nave desconocida. Con el permiso para disparar con misiles de plasma, los cazas lograron interceptar la fuente de los ataques, pero de repente una voz desconocida comenzó a escucharse a través de sus sistemas. Desorientados, ven como uno por uno los sistemas de sus unidades comienzan a descontrolarse impidiendo el manejo de los mismos. La voz y una brillante luz proveniente de un misil fue lo último que sintieron antes de ser derribados.

—Bravo 01, 03 y 06 han sido derribados. Goster 02 ha recibido daños y está regresando a la nave, no tenemos señales precisas de lo que está ocurriendo allá —notificó una de las operadoras mientras los demás buscaron comunicarse manualmente con los pilotos, mas son pronto recibidos por las señales de interferencia y poco tiempo después las señales de pérdida de los escuadrones Bravo y Goster, los escuadrones Varmilion y Purple seguían manteniendo el combate, pero era imposible contactar con ellos mediante los canales de comunicación.

—Los encargados del Buque 35 que acogieron a Goster 02 han logrado comunicarse con el puente, comunican que algo desconocido atacó no solo los sistemas de caza hasta dejarlos inservibles, sino que también afectó psicológicamente al piloto que está siendo ha trasladado a servicios médicos.

El comandante apretó los puños, sabía que no era algo común con lo que se enfrentaban, y quizás sus temores habían sido acertados, por lo que decidió  llamar a la línea presidencial para solicitar nuevas órdenes. Explicó la situación de la manera más concisa que pudo, por un breve instante se sentía  la tensión al otro lado de línea telefónica.

—¿Es cierto lo que me dices? ¿El enemigo está interfiriendo con las comunicaciones, los Ghosts y con los sistemas de control de misiles? —cuestionó el presidente de la flota a través de la línea, el comandante aceptó con voz trémula.

—Sí, señor presidente. Ya han penetrado la primera y segunda línea de defensa.

—¡Conténganlos a toda costa! Nosotros también haremos algo. No importa cuántas unidades salgan, no podemos permitir que intercepten a la flota, ordenen la evacuación de los civiles a los refugios —ordenó.

—Entendido, señor.

Un suspiro de frustración se escuchó en medio del salón de la oficina presidencial de Rusian, el presidente, Nikolai Plisetsky miró  a su secretario de gobierno e hijo, Sergei Plisetsky, que estaba acompañado por dos de sus asesores de gobierno. Estaban al margen de un contacto hostil que pondría el riesgo la estabilidad de la flota y no estaban seguros si tenía relación con las recientes investigaciones que habían descubierto.

—Con que el ejército no puede contenerlos —musitó el viejo gobernante.

—Así parece —respondió su hijo—. Esto deberá llevar medidas más contundentes si queremos que la flota prevalezca.

El viejo Nicolai asintió y procedió a marcar una tecla del teléfono que tenía en su oficina.

—Soy yo, Mrs. Kozlov, parece que han llegado.

En algún lugar de Island uno, en lo que parecía ser una sala de descanso de un cuartel militar, una joven mujer de 30 años aproximadamente observaba la presentación en vivo de Eros a través de la pantalla del lugar. Poco después se aproximó a ella un hombre de su misma edad.

—¿Ese es tu hermano menor, Mari? —preguntó el hombre mientras le ofrecía una taza de café.

—Sí, está en su concierto inaugural en Rusian que es su última parada en su gira —respondió con una media sonrisa mientras veía la pantalla.

—Si no mal recuerdo, Chris me dijo que estaría prestando apoyo hoy en el concierto junto con unos amigos de la academia —comentó el hombre, más no fue  escuchado por la mujer que solo tenía su mirada fija en el joven de cabellos negros.

La pantalla presentó el clímax de SHOUT, y una sonrisa de orgullo se plasmó en los labios de Mari.

— Son casi cuatro años desde que no lo ves en persona, ¿No es así?

— Sí. Cuando se fue aún era un niño rechoncho y muy tímido, veo que ha crecido bastante —respondió orgullosa, el hombre compartió su misma sonrisa cuando de repente las luces del salón se encendieron.

La pantalla que hasta ese momento había estado presentando el concierto de Eros cambió a un fondo completamente rojo con las palabras EMERGENCY plasmadas en él, todas las personas que se encontraban en el salón observaron la señal con un mismo pensamiento: era momento de salir a luchar.

—La oficina presidencial solicita al SMS participar en una misión de combate. Todos los escuadrones ¡Despegad! Nombre código de la misión: ICE 03.

Los rostros de Mari y su acompañante cambiaron drásticamente hacia una mueca de disgusto, de inmediato intercambiaron miradas.

—Código ICE, Mari. ¿Crees que sean ellos?

—William, es momento. Llama a Chris, ¡Sala, es momento de despegar!

De inmediato todos los hombres y mujeres corrieron a sus posiciones, desde el puente del Macross Quarter, el capitán, Yakov Feltsman, daba sus indicaciones.

—Caballeros, esto no es ningún simulacro. Todas las unidades deben utilizar Súper Pack de Plasma, y se autoriza el uso Armord Pack por parte de los líderes de escuadrón.

El escuadrón Omega de la SMS despegó hacia el campo de batalla. A escasos metros de ellos interceptaron unas unidades de la NUNS que luchaban a duras penas con el enemigo.

—Les habla Katsuki Mari, líder del escuadrón Omega de la SMS. Tomaremos control de esta área.

—¡E-Entendido!

Y las unidades rompieron la formación para retirarse del lugar, Mari soltó un bufido.

—Este no es un lugar para  miedosos como ustedes —comentó, y en la pantalla de sus controles se mostró una pestaña miniatura con el rostro de William.

—Código ICE, ¿ha estado se refería capitán? —consultó el hombre.

—No es momento de hablar, ¡vamos!

Y avanzaron hasta el centro del combate donde estaban ya ubicados los buques y bombarderos disparando contra las naves enemigas. Los escuadrones Beta y Delta se encontraban ya en formación combatiendo contra los cazas y ghots enemigos, la segunda línea de defensa ya había sido rota fácilmente por el enemigo y solo quedaba una que les separaba de su objetivo principal que parecía ser la flota. Mari no iba a permitir que por nada del mundo se acercaran a Rusian, así que ordenó la formación Omega para suprimir al enemigo. Utilizando a los misiles de plasma y las granadas de fusión, abrieron el paso para el bombardero que tenía en la mira la nave principal.

—¿Esa es la nave insignia? —cuestionó William mientras Mari estaba segura de poder neutralizarla si mantenían aquel ritmo.

No obstante, proveniente de la nave insignia comenzó a emitirse un sonido. Una canción suave, pero con intensidad dolorosa capaz de desgarrar el alma. Mari no entendía  el motivo tras dicha canción cuando un intenso dolor de cabeza la comenzó a atacar y sus ojos habían desenfocado los objetivos en su mira mientras observaba como uno de los buques que le acompañaba era destruido y pronto escuchó los gritos de dolor de su compañero.

—¡Mi cabeza!

—Willian, ¿qué es lo que está sucediendo? ¡William! —llamó Mari mediante el comunicador pese a que su propia voz parecía capaz de hacerle explotar el cerebro, a los pocos minutos logró que la pantalla reflejara a sus compañeros sosteniéndose fuertemente la cabeza.

Apenas pudo darse cuenta como un caza estaba encima de ellos apuntando sus armas contra su aturdido compañero, de no ser por la intervención de Fairy Fire, la líder del escuadrón delta, ya estarían ambos acabados.

—¡Mari, William ¿están bien?! —cuestionó Fairy Fire mediante el comunicador.

—Podríamos decir, yo me siento como la mierda y estoy segura que William está igual —contestó la capitana mientras se retiraba un poco de sangre de las orejas—. ¿Cómo están todos por allá?

—El resto de las chicas tampoco están bien, Georgi me ha dicho que han debido retirarse tras uno de los bombarderos para reorganizarse —explicó.

Las unidades enemigas parecían extremadamente favorecidas por el canto mientras las unidades terrícolas se encontraban distraídas por el malestar que esa canción les provocaba. Teniendo que retroceder para reorganizarse, Mari observaba con frustración como la segunda línea de defensa se rompía por completo.

En ese mismo instante las luces del Domo del concierto de Eros se encendieron al mismo tiempo que todas las pantallas y señales holográficas de la flota comenzaron a emitir la señal de evacuación de los ciudadanos a los refugios. Las personas en las calles se veían confundidas, creyendo que se trataba de un nuevo simulacro, más los altoparlantes de la ciudad seguían repitiendo insistentemente el mensaje de la casa presidencial: las personas tenían que dirigirse al refugio más cercano.

Desde los soportes de las luces, Víctor observaba como el manager de Eros buscaba la manera de llevárselo de allí, haciendo mención de manera insistente de que la nave se encontraba bajo ataque.

—El concierto no ha terminado, no puedo irme así —vociferó Eros.

—¡No es momento para esto, debemos irnos de inmediato! —habló Celestino demandante.

Y siendo terco, Eros corrió lejos de su manager en busca de una compuerta hacia el exterior para verificar lo que este estaba diciendo, Víctor intentó detenerle, pero  fue más rápido que él. Sin amedrentarse por ello, el joven cadete le siguió hasta la cima del domo desde donde podía observarse el cielo artificial de la nave. Apenas a unos metros de la compuerta, Víctor encontró a Eros observando hacia arriba, se acercó hasta él para hacerlo bajar con su manager más quedó congelado cuando vio aquello que el cantante veía.

—No puede ser…

A solo escasos metros de la flota, una nube de luces y explosiones se desarrollaba frente a sus ojos. La flota Macross Rusian se encontraba bajo ataque.

Los cazas del escuadrón Omega sobrevolaban las zonas cercanas de la última línea de defensa de la flota, varios de los buques y bombarderos habían sido derribados y las flotas enemigas seguían disparando desde que habían llegado al campo de batalla. La interferencia había sido solventada, mas seguía emitiéndose desde la nave insignia enemiga una voz punzante y aguda que ocasionaba que los que la escucharan comenzaran a padecer un intenso dolor de cabeza, mareos y sangrado desde el interior de sus oídos. La líder del escuadrón Omega defendía con fiereza la última línea de defensa mientras intentaba sobreponerse de los efectos de la canción que escuchaba, con impaciencia llamó al puente.

—¡¿Dónde carajo está Leroy que no llega?! —gritó Mari mientras sentía como el dolor de cabeza le amenazaba con destruir su cerebro, el sonido punzante de la canción hacía que el malestar general le atrofiara un poco los sentidos que hacían menguar su desempeño, mas estaba negada a que el enemigo llegara hasta la flota.

—Está tomando el salto, llegara en 20 minutos cuando mucho —respondieron desde el Macross Quarter y la mujer no pudo contener una maldición.

Y a pocos metros de ella, un par de naves enemigos destruyeron uno los buques que se encontraba cercano.

—¡Yo voy por ellos, sigue protegiendo la línea de defensa! —le pidió William mientras separaba los estabilizadores espaciales de su unidad y seguía a los cazas enemigos hasta Island uno.

—Han roto las últimas líneas de defensa, están a punto de entrar a Island uno —informó uno de los operadores del puente de control, la frustración e ira del comandante en jefe se hizo notable en rostro.

—¡Expandan el escudo Expulsor! ¡Usen toda la energía que nos quede!

Desde la cima del domo, los ojos de Víctor no daban crédito a lo que observaban, él creyó que los conflictos armados en el espacio eran cosa de zonas más lejanas en la galaxia y que no afectarían a su flota en ese momento. Los recuerdos del funeral de su madre, quien murió a causa de un ataque zentradi, opacó su mente por unos minutos haciéndole retroceder, pero con todo el autocontrol que pudo tomar, aguantó el deseo de vomitar y tomó de los hombros a Eros que seguía congelado en su lugar.

—Tienes que irte de este lugar de inmediato —ordenó Víctor.

—¿Qué?

—Este lugar no es seguro, tienes que refugiarte con tu manager —más el joven cantante se deshizo de su agarre con determinación.

—Me niego a retirarme de este lugar hasta que todas las personas  sean evacuadas.

Era cierto, aún había más de 20 mil personas que se encontraban abajo en el domo sin saber qué hacer y Eros era consciente de eso. Víctor no supo bien qué responder hasta que vio como los cristales del cielo eran rotos por una de las naves enemigas que logró ingresar a la flota principal, el ataque fue directamente dirigido hasta la cima del domo donde se encontraban, haciendo que fueran expulsados desde allí. Un grito de pánico salió de los labios de Eros mientras volaba disparado cerca de uno de los edificios.

—¡EROS!

Víctor buscó alcanzarlo, pero la fuerza de la explosión del cielo artificial hacía que tuviera que luchar contra el viento provocado por la ruptura del cristal. Con temor de que fueran arrastrados al espacio, el cadete utilizó los propulsores de traje para buscar alcanzar a Eros, mas cayeron en picada cuando el sistema de protección de la flota cubrió las rupturas de inmediato y la gravedad artificial los arrastró hacia el suelo nuevamente.

—¡Mierda, mierda, mierda! —De verdad hacía lo posible para intentar tomar la mano de Eros, pero estaba demasiado lejos de él para poder alcanzarlo—. ¡Yuuri, vuela! ¡Usa los propulsores de tus tacones!

Y sin pensarlo dos veces, el joven cantante activó los propulsores  que frenaron por poco su caída pero que lo arrojaron abruptamente a una esquina de la calle donde terminó golpeándose con un escombro cercano. Se removió con dolor alzando el rostro cuando encontró que Víctor estaba sobrevolando cerca de él.

—¡Huye! —le pidió y este iba a hacerle caso cuando vio algo.

—¡Cuidado! —gritó el cantante intentando alertar a Víctor, más fue demasiado tarde, la nave disparó contra una de las alas de Víctor que comenzó a caer abruptamente hacia el suelo.

Con suerte, el joven piloto fue sostenido por un caza de combate que llegó cerca de él y logró rescatarlo.

—¿Un VF-25? ¿Ya estaban listos para pilotear? —se cuestionaba mentalmente Víctor mientras luchaba para no caer de la mano robótica.

Sosteniéndolo, William disparaba fieramente contra el caza enemigo aun cuando estaba sangrando por su nariz y oídos, había tomado la misión de proteger los civiles de Island uno y eso era lo que iba a hacer pese a sus dolencias. El caza enemigo comenzó a zigzaguear, evitando los disparos hasta que se transformó por primera vez en un Armored y, rompiendo la escotilla del avión, tomó entre sus manos robóticas al piloto William que luchaba con soltarse del agarre de su enemigo, más las intenciones eran claras.

— ¡No lo hagas! —vociferó el ruso, pero sus suplicas no fueron escuchadas y presenció cómo el cuerpo de William fue aplastado y lanzado a escasos metros de distancia de donde se encontraba Víctor.

Sin habla, el joven ruso observó cómo el cuerpo sangrante del piloto yacía a un lado suyo mientras intentaba contener un grito de pánico. Sin embargo, este se escuchó a escasos metros de él cuando vio como el caza enemigo apunta sus armas contra un asustado Yuuri. El cadete se imaginó al mismo Yuuri como el piloto que en ese momento se encontraba muerto a su lado, e impulsado por esa idea, saltó para afianzarse a la cabina del caza, logrando entrar a duras penas por la escotilla rota, Víctor revisó que su EX Gear se sincronizará con los controles del avión y, viendo que era compatibles, revisó los controles del caza recordando de inmediato sus lecciones de la academia.

—Puedo hacerlo —susurró dándose ánimo y, activando los controles, procedió a elevarse del suelo. Dada su inexperiencia terminó estrellándose contra uno de los edificios cercanos, pero al ubicar su objetivo, comenzó a disparar contra el caza enemigo antes de siquiera pudiera atacar a su Yuuri.

No era momento para dudar, Víctor estaba determinado a luchar, por él y por la vida de Yuuri.

NOTA: En cada capitulo ire publicando datos relacionados a la tematica, tal como este, para que puedan irse familiarizando con ellos 😀 

¿Qué tal les ha parecido los capítulos? De verdad he amado escribir a Yuuri como un cantante ya que normalmente siempre es Víctor el que toma ese rol, y Yuuri de verdad tiene muchoooo potencial también para eso. Me gustaría mucho leer sus opiniones al respecto y que perspectivas tienen al respecto para el siguiente capitulo. Para aquellxs que son fanaticos de JJ, esperen atentos que tendra en el siguiente capitulo un rol importante. 

Publicado por ellexlight

¡Hola! Mi nombre es Génesis, pero por esta zona me conocerán como Elle. Soy licenciada es Gestión Ambiental y vivo en Caracas, Venezuela. Me gusta la lectura, la música (especialmente la instrumental y japonesa), y sobre todo escribir. Tengo escribiendo desde el 2009 y he estado en varios fandoms, tales como SCC, TRC, PPG, inazuma eleven y muy gran parte en Death note, a quien amo con locura. Tengo casi tres años escribiendo para YOI, que se ha vuelto un amor extremo para mi y recientemente he comenzado a escribir para el fandom de BNHA. En cuanto a géneros me gusta el drama, lo erótico, lo fantástico, detectivesco y mpreg/omegaverse. Multishipper a morir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: