POI – ❄️ Cap 10 ❄️


Shary POV’s: Recuerden que la versión mejorada la encontrarán en ALIANZA YOI o Inkspired.

***************
🎄Autora: Shary
🎄Capitulo 11:
 ¡Desafiando Fronteras!
🎄Au: Navideño / Omegaverse 

🎄Total de palabras: (5.988 ) XD
****************


¡Y las Vainas de Shary, presentan!: ¡PeCebre On Ice … con “c” de cabrón!

Pasadas tres horas de ese ridículo y pecaminoso interrogatorio; según cierto hámster humano, iluminado y totalmente despierto desde uno de los hostales mejor acomodados de la ciudad de Jerusalén, no paraba de replicar, de rezar, e implorar plegarias por sus pecados hechos “mentiras” o quien sabe que más.

Y muchos de ustedes dirán: ¡¿Y mi Victuuri?!, ¡Y el nacimiento de mi Anti-Yura-Cristo! ¡Nos estafaron! ¡A la ****!

Como su narrador diré, que no se preocupen, esos dos están bien vivitos, mimosos y caminando (Por ahora) solo que por hoy, no nos centrarnos en ellos y la autora vio prioritario cerrar el tema entre ese ángel y el demonio de nuestro cuento.

Lo que sí sé, es que en el próximo capítulo lo que se viene con Víctor José y Yuuri Maria, ¡Será de película Dramática y Guadalupana! ¡Ah! ¿Por cierto? en este apartado, aquellas y aquellos Victuurishipers como yo, os pueden buscar piedras, palos, picas, y bazookas ¡Aquí!, para joderla y desahogarse… Mmmm… ¿Si existen las bazookas en esta época, verdad?

¡Listo!, priorizado este tema, regresamos con lo otro, Phitchi-riel no podía escaparse del cuarto porque alguien con cachos y cola, había sellado con su aura maligna la puerta y con un campo de fuerza transparentada las ventanas.

Y todo porque según el señor Seung, sigue al pie de la letra lo que dictaminó el médico. ¡Lo dicho!, ¡Enjaulado como todo un ratoncito!

¿Y quien suponga que un Arcángel de la estampa de Phichit-riel no pudiera enojarse o armar escenas infantiles? ¡Pues va mal!

Rayando su límite había hecho de todo contra Seung, más el otro ni se inmutaba. Flotando y bastante maldadoso, le perpetuaba uno que otro comentario suelto con el pretexto de aligerar el cabreo en aquel arcángel o eso intentaba.

¿Oh a quién engañamos?, ¡se divertía el muy hijo de su santificada madre!

Por cuenta de Seung, aquel karma lo vio justo. Siempre es él de los enojos, debía ganar una ¿No?

El alado lo amonestó en cada arrebato y por muy serio que Seung se portaba, le causaba gracia las reacciones (para nada convencionales) que detectó en Phichit-riel. Un Arcángel moderno con el revestimiento místico de su estado “verse” y libre pensamiento, tal cual como los seres de antaño de su primera generación, no se vé todos los días. ¡Es un caso único e interesante!

Las bromas sacaron más regaños y al final, Seung cortó por lo sano.

—¿Os sabéis que lo que hice fue por el bien de ambos y más por el tuyo? ¿verdad?

—¡Debiste dejarme ir! —Le encaró.

—No puedes pelear.

—¿Y creéis que no lo sé? ¡Mi vida es lo que menos me importa! ¡Mis protegidos peligran! ¡Y mientras estoy aquí sin hacer nada, quizás aparezcan otros espectros para desearles el mal! —Estalló furioso.

—¡Y os entiendo vuestra preocupación! —La frase la acompañó con un ademán elitista y gesto indiferente—. Pero así como estáis, no sirves de nada y necesitaos recuperar energía. ¡Ah! y la buena costumbre es daros las “gracias” —Sacó en cara la falta de educación. Phichit-riel no pudo ocultar el mohín molesto de su rostro.

—¡Si por buenas costumbres hablamos, Sabéis que está mal visto el mentir! ¿Mirad que engañarle a ese señor diciendo que sois mi pareja o meterme en vuestro macabro juego? ¡Arrepentiros de esa fechoría!

—¡Venga tío! ¡Soy un demonio! ¡¿Qué esperáis?! ¿Un San Pedro? —Ironizó con cola endiablada revoloteando en cualquier dirección al sentarse a su costado con sus manos detrás de su crin—. Ahora, tratad aquello como una mentirilla blanca que os salvó el pellejo a ambos. Aunque… —Subió sus dedos a esa parte delicada donde reposaría la “posible” mordida con una sencilla intención—. Os descubrí en ese jueguillo, que sois muy sensible “aquí”, eso no me lo esperaba.

—¡Ahg! —Se separó de inmediato al extremo de la cabecera de la cama y mirándole con rubor en sus mejillas. Ya no quiere seguir teniendo esos extraños cosquilleos.

—Estáis muy tenso, angelillo. ¿Deseáis un masaje en ese lugar?

—N-n-no quiero nada, ¿N-n-no tenéis v-vergüenza? —Y se llevó su mano bajándola a la nuca, le costaba superar eso.

—¿Me lo dice el angelillo que en pleno enfrentamiento me robó un beso o que me dio otro en agradecimiento? —¡Punto a favor de ese diablo!

—¡E-Eso fue diferente!

—¿Y ahora resultas ser un lindo hámster asustadizo por un par de toqueteos que hice con el fin de evitar que nos encontraran la fachada? Dime… ¿Acaso teméis que este viejo lobo te coma? —Siguió su chanza descarada al ver como ese muchacho ponía expresiones adorables y tímidas. —Porque de hacerlo, lo haría…

—¿C-c-comer?….—Phichit-riel pasaba del rosado al rojo y luego a un volcán. Seung vio que fue suficiente, tenía años de no reírse tanto.

—Ya, tranquilo, Novato. era una broma. Lo hubiese hecho hace tiempo y no lo hice. Lo que sí os diré es que con “eso” quedamos a mano.

—¡P-p-pero lo mio en ese día no f-f-fue intencional…! —Sostuvo su argumento—. y os pido que no hagáis más esas cosas en mi… —Allí su voz y ánimos disminuyeron como si lo que dijera fuese un pecado.

—¿Por qué? —Preguntó genuinamente.

Ver así de tímido o sonrojado al ángelito y resguardando con recelo su nuca le inspiró ternura. Ya más o menos sabía para donde iría el asunto.

—Es… “raro…” Lo que realizas conmigo o lo que dices… m-me hace actuar muy raro.

—No hay nada de malo que sientas aquello en tu cuerpo como en emociones. —Seung tomó su rostro con propiedad y aura enigmática, encantando al muchacho en medio de su hablar—. Es parte de tí, de nuestra naturaleza “verse”, aun si somos entes divinos o especiales.

—Dirás en tí y n-no es normal que tenga a-aquello… Los arcángeles somos neutrales… No… deberíamos. —Phichit-riel se había cerrado.

—Los actuales, quizás. —Seung le refutó, sacando un soplido socarrón y encontrando temor en el chico—. Pero, ¿Si no os dado cuenta? No sois un Arcángel Cuadriculado como tus colegas. De ser así, no tuvieras la cualidad de escoger y sentir emociones, a eso Dios le llamó: “libre albedrío”

—¡Ya estáis delirando! ¡E-eso solo lo he visto en los humanos!

—No bromeo, lo digo seriamente… Recuerda que antes de ser Demonio fui un ángel y no cualquiera… ¡Un Serafín! Sé bien de lo que hablo y de muchas cosas que tal vez vos no tengáis ni idea.

—Y y-yo solo sé que d-d-debo ir con mis protegidos y saber como están. —Trató de levantarse e intentando cortar la conversación.

¿Libre albedrío…? Pensó que el señor Seung perdió la razón.

—¿Estáis mal de la cabeza? —Le detuvo y lo reclinó a la cama obligado—. El médico fue claro.

—Pero os debo ir, Yo no soy humano, soy un ser alado…

—¡Sí! ¡Un ser alado atrapado en su versión humana y os recuerdo que estáis temporalmente bloqueado con tus poderes! —Lo aterrizó—. Al usar sin precaución tu fase de Gama-Omega por primera vez en vuestra forma humana, te habéis desestabilizado y eso repercutió en tu aura celestial porque debe acomodarse a tu físico actual, por eso sufriste el desgaste.

—¿Pero es tan malo es lo que hice para que aun no pueda transformarme? —Le comentó aquello con desgano y algo de frustración.

—Para nada. —Le negó—. Pero veo normal que aquello te ocurriese si desconocéis tu propia naturaleza.

—Señ…ahammm… Seung… Tenéis rato de mencionadme aquello… ¿Acaso sabéis algo más de mi de lo cual debería conocer?

—¿Es necesario?— en sus comentarios ironizados, solo le afirmó que eso era responsabilidad de sus insensatos maestros.

—¿Pero que tienen que ver mis maestros en ello?

La expresión confusa del Arcángel (humano a modo temporal) se le hizo algo adorable al demonio. Phichit-riel esperaba alguna explicación pues para él, era obvio que Seung supiera demasiadas cláusulas a los cuales no tiene acceso, viendo que él fue un jerárquico celestial de la antigua época.

Seung meditó sobre si decirle o no algo tan personal… Mas no vio remedio guardarselo.

¡Ahhhhhhhhhhhhhhhh! ¿Es broma? ¿verdad?

—No lo es y no suelo equivocarme.

¡Total! Rafael y Miguel deberán asumir sus consecuencias cuando tengan a ese Arcángel Gamma de rasgos Omega hecho una fiera en sus oficinas…

Comenzó con el inicio, la explicación oculta que los antiguos maestros mantenían de sí mismos por órdenes de Dios y sus tripulaciones sobre las primeras generaciones de los principados celestiales, de las libertades con las cuales gozaban de ser espontáneos, libres en personalidad y pensamiento (a eso fue lo que se refirió Seung con el Libre Albedrío) permitiéndoles asumir un Segundo sexo inicial con el cual se identificaran (Ya sean como alfa, beta u omega) por muy Arcángeles, Serafines o Querubines que fueran de esa época.

O que hicieran alarde de esa Versatilidad Neutral adquirida dentro de los mismos parámetros del “Status Gamma” que menciona Phichit-riel (pero que en ese entonces, Seung le aclaró que eso era más un complemento.) Tras aquella primera batalla revolucionaria donde miles de vidas y almas se perdieron a causa de Lucifer, Dios optó por ajustar algunas estados en los nuevas generaciones y los pocos sobrevivientes (quienes eran contados entre esos, Seung) de la vieja generación, debían callar para siempre su privilegio.

Esa información clasificada explotó como dinamita en los sentidos del arcángel sacándole de onda.

—Yo…toda la vida crecí con este enunciado, los Arcángeles, Serafines y Querubines somos neutrales. ¡Es imposible!

—Los de mi generación, metiendo a tus maestros, incluyendome, no somos entes neutrales y parece que vos tampoco lo sois.

—Esto tiene que ser una broma…eso no pue…

—No suelo jugar con eso. —Interrumpió su querella—. El reino del cielo no se diferencia mucho del reino infernal… Con la diferencia que en el infierno, los estatutos están claros y el cielo es mierda en su burocracia reservada… Ahora, el que tus maestros os trataran tapar con un dedo algo tan natural como “eso” en tí, es otro rollo, tío.

—¡Ah! ¡Maldición eso no es natural! —Se fue de espaldas a su cama bien brusco.

—Eso…y que un arcángel que se diga a sí mismo “Neutral” no podría ofuscarse o maldecir con ligereza. ¿Si eso no es Libre albedrío? entonces, no sé qué sea.

¡Callaos! —Chilló agudo en su petición.

—¡Oh y eso que aun no te he dicho la mejor parte! —Empezó a levitar por los aires confiado.

—¡Ay no!… ¿Y ahora con que me vais a salir, espectro del infierno? —Le miraba con una careta arisca y muy defensiva. —¿Qué aquellos que tengan esa cualidad os pueden enamorar y tener parejas?

—Eso por ejemplo. —Tomó una postura pensante en su levitar.

¡¡¡COÑO!!! La pantomima fue peor.

—¿Ya te dije que oírte maldecir es todo un privilegio?, ¡me agradas un poco más!

—¡Dios mío, perdonad mi vocabulario y dame paciencia con esta alma perdida! —Se persignó muchas veces para no sulfurarse—. ¡No os creo nada! ¡Eso es alguna jugarreta suya!— Quería creerlo pero el lado sincero e irónico en Seung Lee, le dijo todo lo contrario.

—En realidad, iba a decir que os podéis follar y estar con quien queráis, pero vos habéis dicho lo mismo de un modo sutil…

¡¿AHHHHHHHHHHHHHH?!

Habló que con esas virtudes, más el libre albedrío, trajo consigo el don de sentir amor y escoger pareja tal cual como los humanos así como a su vez, de tener el privilegio de realizar los mismos actos amorosos con ese ser de luz amado a nivel físico y emocional.

—¿Y-y-y decid que los alados de su época conocéis… muy bien los comportamientos de los humanos con respecto a… relacionarse entre sí?

—Claro… ¿Queréis probar?

—¡N-No Quiero! ¡G-Gracias! —Palideció con esa proposición.

Vos te lo pierdes. 

—¡N-no puedo creerlo! ¡Me cuesta creerlo! ¡Es imposible!—Hablaba consigo mismo, estaba en shock—. ¿Pero? ¿si lo que dice el señor Seung es cierto…? ¡ENTONCES, MI MAESTRO MIGUEL SÍ SABE LO QUE ES UN COITO Y ME MINTIÓ!

—¿Huh…? ¿De dónde conocéis eso, novato? ¡Te hacía más recatado! —Eso último si lo escuchó captando toda su villana y cachonda atención.

—Aham… Es que… —Phichit-riel le explicó que siendo un pequeño alado, esa expresión la había oído en la primera pareja de humanos que debió cuidar en sus inicios como principiante.

Él, por supuesto, llevó su duda a quien se supone que es su sabio instructor delante de otras entes, y dicho comentario supo poner rojo y muy escandalizado a Miguel. Rafael (menos colorado aunque igual de sorprendido por los alcances del crío indiscreto) intentó disimular su respuesta y Phichit-riel en privado, recibió un gran regaño y muchos tablazos en su cola por parte de Miguel.

Hasta el sol de hoy desconoce el concepto. Seung se rió a carcajadas de la anécdota de su “pareja” y de lo inocente que era en algunas ocasiones, no es que fuese malo…

¡Bueno! ¡Si! ¡Ustedes ganan! ¡Si es malvado el muy hijo de puta!

—Solo por eso me gustaría seguir siendo un Serafín para verle la cara al maldito religioso de Miguel en ese instante. Jajajaja

—¡¡No te rías!!

—Hace años que no reía, y creo que es inevitable no reirse con tus desgracias, Niño. ¡Auchs!

Sxf: ¡PUM!

Le estampo un Almohadazo en todo su rostro.

—¿Hey? ¿Qué no se supone que sois un ángel amable que pregonad el amor y no la guerra?

—Según vos, tengo “libre albedrío” y eso me permite enojarme, ¿no? —Phichit-riel no le miraba, se encontraba enfurruñado y cruzado de brazos.

—¡Oh! ¿ahora si disponéis de ello? —Sonrió ladino—. ¿Quién os comprende?

Se sentía en desventaja, se sentía abrumado, inestable, irritado además del cansancio general al estar como un humano… Seung pudo percibirlo y decidió dejar de molestarle para entablar seriamente el punto a donde quiere llegar. Abandonó su levitar al posarse sobre sus pies en el suelo y acercó su rostro serio e intencional al ajeno.

—Conozco bien y he enfrentado a los Arcángeles de vuestra era actual, ¿sabes…? Son fuertes, unas máquinas guerreras como justicieras que predican la palabra, pero para nada ingeniosos puesto que lo hacen carente de entrega y vocación. No pueden expresar sus opiniones, solo realizan sus órdenes y lo más importante, no aprecian el entorno a su alrededor, eso les convierte en una simple y cuadriculada tabula rasa de único molde. Vos rompéis ese molde.

—Así que… ¿Yo os rompo el molde? Ja… increíble. —Soltó aquello sin pensar y con sus ánimos bajoneados… él estaba metido en otra cosa…

«  ¡Es el Arcángel raro!  »

« ¿Por qué sois tan extraño? »

« ¡Compórtate como tal!  »

« ¿Por qué queréis saber esas cosas? ¡Está prohibido hacerlo!  »

« ¡Eso dejadlo a los humanos!… ¡A nosotros no os competen esas minucias!  »

Phichit-riel recordaba con amilanamiento muchas vivencias en su corta vida como alado…Es verdad que él siempre destacó por ser más vistoso entre su actual generación, además de tener una chispa sin igual, pero esa chispa que Seung resalta en él, es la misma que en ocasiones le hacía pensar que si había algo que funcionara mal en él, como le decían los demás.

—Incluso suelo cuestionarme el por qué no soy como mis compañeros. —Se abrazó a sí mismo juntando sus rodillas y miraba hacia otro lado—. ¿O el por qué siento que estoy fuera de lugar?

—Porque vos hacéis lo que creéis correcto y sois así. —Le aclaró por lo alto y pensó para sí un: “Veo que en eso nos parecemos”… entendiéndolo a fondo e identificándose con él, viendo su postura como Ex-Serafin. Pronto volvió hablar.

En serio ¿Nunca te habéis planteado eso por tu cabeza, Phichit? —Le nombró por primera vez su apodo en confidencia haciendo que sus ojos se mantuvieran fijos en los de Seung—. ¿El por qué siempre revolucionas con tus opiniones o nunca te habéis preguntado el por qué tus maestros les omitían a ustedes muchos detalles en especial a ti en cuanto el uso de tu Gamma verse? Seung esperó alguna respuesta, y solo encontró un silencio. —Allí está, ¡Os tengo razón!

—Yo…

—No sé qué ocurrió… Pero pese a que vos sois un arcángel moderno, no cumples con los estándares, parece que todos allá arriba dieron por hecho que los arcángeles de tu tipo ya estaban extintos. Todos menos esos dos, y quien sabe que otro más sepa de tu condición.

—Pero siempre he sido un Arcángel Neutral y…

—Error, eres un Arcángel que condicionaron a ser “neutral” cuando claramente no lo eres, y que por la irresponsabilidad de tus maestros al no decirte lo que realmente sois, casi te perjudicas. —Le refutó con carácter. —Y lo vamos a averiguar porque os pienso ayudar.

—¿Por qué? —Declaró dubitativo—. ¿Por qué arriesgáis tanto por alguien como yo?

—Digamos que mi buena conciencia, si es que aun tengo, me hace pensar que vale la pena. —Mencionó en primera instancia sorprendiéndolo.

Le dijo que él no es como esos falsos alados profetas elitistas. Que él pudo juzgarle y no lo hizo. Que por el contrario, prefirió darle un voto de confianza en su nobleza aun con todos los rumores en su contra o las tretas hechas. Y le aclaró que de haberle conocido en el momento que le castigaron, estaría seguro que Phichit-riel apelaría misericordia y justicia bien impartida. Eso no lo duda.

Lo otro a favor es que le dio una pésima espina que enfrentará eso solo. Si hay más seres como él y no están enterados o si era el único en su especie actual, se pintaba demasiado sospechoso que le ocultaran así como así y que Dios no se enterase o jugarán con ello a sus espaldas. Eso le da a entender que hay algo podrido allá arriba, el infierno tiene sus dilemas pero no es común ver esas sugestiones de donde se supone que Phichit-riel, venía…

—Señ…Digo…Seung… ¿No teméis en tened un problema con Lucifer o quien sea por…aham… ayudarme? —Phichit se sonrojó un poco al hacerle esa pregunta.

—¿Satan? —Resopló arqueando su ceja. —Ese gilipollas se cree la gran cosa. Él conoce la razón injusta por la cual fui a caer allí y no por gusto. Recibo sus órdenes por ser su reino, pero tiene su espina conmigo.

—¿Pero estáis rompiendo muchas de sus reglas? ¡Os podrían hacer una emboscada y…!

—No me extrañaría. está en su naturaleza el ser hipócrita con los lacayos que no son domables, Yo no soy de sus favoritos. —Sacudió los cabellos ajenos con fuerza. —Y si no os falla mi memoria, vos rompiste las tuyas escondiéndome de tus jefes ese día.

Phichit-riel aun con su rostro apoyado a sus rodillas esbozó una pequeña sonrisa angelical, dejando extrañado al demonio con una cara poco descifrable. El novato le ha dado en un susurro suave las “gracias” y ha pedido disculpas por estar tan exaltado o que le tuviese paciencia y que aún le cuesta asimilar aquello que le fue negado durante muchos siglos. Por suerte, en medio de esta locura pensó que toparse con alguien como Seung ha sido una bendición… Finalmente, acepta su colaboración con una condición y es que le permita averiguar el cómo podría ayudarle a limpiar su nombre ante las sagradas escrituras. Era una promesa y sincero agradecimiento el cual pretende cumplir.

—¿Si me negara de todos modos lo harás, verdad?— El joven alado afirma sosegado y con determinación. El demonio mayor alza sus hombros expresándose con un: —En fin, haz lo que quieras.

—Tenga fe… La esperanza es lo último que se pierde, Guerrero Serafín. —El moreno acomodó su palma gentil poniéndola en su hombro y Seung quedó sin palabras con ese reconocimiento.

Cada gesto en ese chico le decían que “todo estará bien”

Seung, no es el más devoto ante Dios, no lo ha sido en muchos milenios, tampoco lo fue en obediencia, lo que no puede refutarle a la vida es que si le puso a ese chiquillo, es porque debe ser una buena señal o tal vez una luz para volver a creer que nada se da por perdido. E independientemente de que si ambos fueran destinados o no ya que le daba igual ese tipo de tonterías, ya se echó la soga al cuello al dejarse cautivar por quien es Phichit-riel y debía ser honesto con lo que ha de sentir al respecto..

—Phichit-riel…

—¿Dígame? —Se sorprendió en buena tónica. —Es agradable y curioso que os llamáis por mi nombre por segunda vez.

—También hay otra razón por la cual hago todo esto…—Fue directo—. Por más que os intenté ignorar ciertos aspectos, es obvio que ya somos amigos.

¡Lo somos hace tiempo! —Lo mencionó alegre.

O quizás somos “más” que eso y quiero comprobarlo.

—¿Eh…? ¿Eso no lo entendí?

—”Vaya que es lento” …—Pensó el Demonio Gamma-Alfa galante. Se acercó con su hecho pensado tomando su barbilla, soltando esa poderosa esencia que a Phichit-riel le cautivaba y sin dejar de oscurecer su mirar.

—¿Seung qué hacéis? —Al no tener dominio sobre sí, su lado omega resurge ante la presencia del Alfa.

—Tal vez robarte algo que me pertenece, Novato…

—Seu…Seunng… —y sus ojos se impactaron por la audacia que él, realizó.

By Sharayanime

Cuando el impulso y la pasión se mezclan, conllevan a un beso de esa magnitud. Era húmedo…Era ardiente, eran ambas cosas al tiempo y por lejos, quien tenía la batuta era Seung Lee, en su basta experiencia. Aumentó sus deseos al introducir su lengua en la boca del otro y la movió saciando esa necesidad reprimida que portaba hace rato, ciertamente Phichit-riel no ha experimentado algo como eso, sus movimientos eran inocentes, muy torpes y por más que trató de oponer resistencia, no pudo.

El aroma del alfa lo hizo flaquear.

Se ha de desmenuzar entre los labios ajenos, cerrando sus párpados y siguiendo su instinto o al dejarse fluir por el previo y fogoso instante. Seung le reclinó poco a poco sobre el colchón y ha de quedar situado encima de ese maravilloso ser de luz sin perder los besos o caricias furtivas que calaba en sus tanteos por debajo de sus telas. La piel perlada en el moreno ardía, todo en él ardía, esa mano escurridiza paseó por su pecho, abdomen hasta llegar a la zona más baja de su cuerpo generando más ardor, uno gozoso. Phichit-riel afirmaba su agarre en el vestuario de ropas obscuras. Su mente ha de estar en blanco por esa intromisión de su boca con la ajena, divagando en el norte y de toda noción.

Para cuando el demonio vio esos jadeos excitados y hermosos por parte del joven. Fue prudente al detenerse, dándole un ultimo desaforado beso en sus labios y dejando pequeñas chupetones rojizos en su cuello que dan por sentado que es suyo. Seung ha de deleitarse con ese lado desorientado, inexperto y febril en el Phichit-riel. Despeinado con sus ropas desencajadas y mirada avergonzada, eran demasiadas emociones en un día para el alado, y no quisiera suspender pero le tocaba.

Ya de apoco ampliará el terreno con ese angelito o lo asustará.

Acercó su mano, la cual tiene la figura de medio corazón entrelazándola con la ajena, buscando ese “viso” pintoresco (no es que fuese crédulo a dichas historias celestiales, aun si no lo tuviera y no fuese su destinado, no lo dejaría) y luego de unos segundos, el encanto de eras celestiales, ese que le comentaron y vio en sus inicios como guardián de los cielos, se completó al dibujarse la otra mitad de su tribal lentamente sobre la mano de Phichit-riel. Ahora no hay especulaciones…Ese chico que al comienzo le causó tantos corajes e interés … Ya es su pareja destinada.

—¿Q-qué es esto? —respiraba agitado.

—Es un enlace.

—¿Y Q-qué fue … lo otro? —Su mente funcionaba a media marcha.

—¿Esto?— Le robó otro beso con menos intensidad que los anteriores de la comisura de sus labios pero no dejaba de ser vibrante—. Es un beso real y no como los infantiles que das… —Mantenía esa actitud seductora, solo que dosificada. —Aunque, con esto comprobé que si te agrado.

—¿A-Agra-d-d-arme? —Phichit-riel se expresó con timidez.

—Besar en dos ocasiones a la misma persona aun si lo hayas hecho con inocentes intenciones, es un indicador de algo. Solo que con este último, recién eres consciente. —Le volvió a ganar la partida.

—Yo… Esto…no debería sentirlo… Yo…

—Hey, no te martirices, novato. Escuchadme. ¿Recuerdas lo que expliqué hace un par de minutos? —Habló el mayor de los dos y el menor asintió. —¿De que tienes unas virtudes únicas que te difieren de los demás o que tengas el don de la libertad de ser quien eres? ¿Así como tus antiguos superiores o yo, e incluso de explorar sentimientos? bueno…creo que…esto ya dice mucho…

¡Pero es… de locos…! ¡Y-yo soy un ángel…!

Y yo un demonio …

¡Y d-dijiste que eso de las parejas se daba entre ángeles! ¡¿Cómo es posible algo así?!

Ni idea. —Fue franco. —Es de esos misterios que incluso al más erudito de los entes alados o caídos se le saldrían de las manos. Aquí si aplica el cliché de que “Solo el barbón de tu jefe, lo sabe”

¡Seung! ¡Ten respeto con el creador!

—¡Ok!, Me retracto y pido disculpas por los siglos de los siglos y bla bla bla…—lo dijo a propósito con tal de verle la cara molesta de “su” ángel—. Pero si me entendiste ¿no?

—Eso…creo… Ahamm… ¿Vos sospecháis con antelación de que algo así se diera… entre nosotros?

—Tal vez siempre lo supe… —Se confesó al acomodarse mejor en cama y quedar acostado a medio lado encontrándose con Phichit-riel en la misma posición. Ninguno perdía la vista del otro rostro—. Estaba empecinado con ganarte omitiendo lo otro, luego solo buscaba excusas para verte. Lo de ser destinados no lo esperé, pero ya se dio. La pregunta aquí es, ¿sobre lo que vos opináis de todo esto?

—Que yo… No sé cómo proceder…—Phichit-riel en su sinceridad ha de aflorar sus miedos…

—No te negaré que tengo mi intriga. —Seung lo toma con más calma, puesto que al ser el veterano de los dos tiene un panorama más extenso. —Lo cierto aquí es, que vos y yo correspondemos a un lazo que supuestamente debería ser entre alados. No “alado y caído” ¿A qué se debe? ¡No lo sé! ¡Pero pretendo averiguarlo!

—Seung…

—Y por ahora es mejor que te quedes aquí, que no te dejes ver de tus maestros, que mantengas oculto lo de tu condición y también “esto”. —Señalo su tribal de corazón—. Sí alguno allá arriba descubren aquellos detalles en ti, que eres un arcángel Gamma con las tendencias de la vieja guardia, de procedencia Omega o que estas enlazado conmigo siendo yo un “ser demoníaco”, te someterán al “consejo de sabios” de inmediato o algo peor por mi culpa, y no pienso permitirlo.

Ya sentados sobre la cama, trazó los movimientos a hacer, Seung sabe que no preguntarían de sus ausencias, se supone que él es libre de hacer lo que quiera por ser el jefe de su comarca infernal a menos de que Satán lo necesitare para algo; y Phichit-riel cumple la misión de proteger a la pareja judía. Algo super importantísimo que al angelito se le “pasó” por estar explorando sus nuevos instintos “enamoradizos” y se avergonzó.

—Si os trato de convencerte irás en contra de la razón y conociéndote, querrás asegurarte primero de la pareja de humanos cursis que están por tener a ese niño, aun si no puedes usar tus poderes.

—¡Acertaos bien! 

Seung le dijo que por mucho que él quisiera hacer algo por la pareja de humanos, su aura angelical así como su estado de Gamma neutral, retornaría como mínimo en una semana o más, hasta que su cuerpo logre acostumbrarse a su naturaleza original. De ahí en fuera, deberá pasarla en su forma humana y quedarse en la tierra.

—¿Entonces, que clase de arcángel sería sino hago algo por ellos?  ¡Yo necesito saber si Yuuri María, Víctor José y el cachorro os llegaron con bien a Belén! —La carga pesada hizo que recuperara ese estrés del inicio.

—”Ahh, este crío, os gusta meterme en problemas”… —Concluyó mentalmente y tomó una ultima decisión—. Cuando el ocaso se torne obscuro y aparezca la luna, os llevare a Belén y me cercioraré de que no cometáis alguna imprudencia… ¿Estamos claros en ello, Phichit?

—¡¿Eh?! —Su semblante incrédulo pasó a uno eufórico y feliz—. ¿Realmente haréis eso por ellos y… por mí?

—Grrr… —En mala gana, aceptó con un gruñido , y no es como si pudiera evitar lo inevitable.

Ah eso sí, Seung (ese, el demonio gamma-alfa que tiene complejo de perro) no dejará que nadie se aproveche de su hámster destinado. Al rozar el cuello de Phichit-riel, le hizo aparecer una exótica gargantilla (era sencilla) con pocas piedras preciosas y con un dije blanco que cumple dos funciones. El primero, de indicar la cantidad de Aura restaurada en quien lo lleve (algo útil con lo que Phichit-riel se podrá guiar para ver qué tanto poder puede abarcar sin desplomarse) El segundo y más importante, el de destrozar la mandíbula a cualquier Alfa humano y caído que intente propasarse con el chico o marcarle. Solo así permitiría que Phichit-riel hiciere tamaña locura.

El moreno curioso y más calmo, pensó que con eso último estaba exagerando. Le recordó que por muy humano que sea, sigue siendo alguien mas fuerte que un humano promedio y que no deja de ser un guerrero.

—¡Me vale una hostia!, —Se cruzó de brazos bien exigente —¡Aún estáis inestable con tu instinto Omega y como sois humano con eso del pre-celo!, ¡es peligroso! ¡Os lleváis ese rollo y punto!

—¿O…Okay? —En su parpadear la gota de sudor le recorrió su frente. Sin embargo sonrío por esa postura protectora del rival, quien es ahora su… destinado. Uno mandado por los sagrados firmamentos de las profecías verse. Ya lo había visto en el esposo de su amigo Yuuri Maria, y cree que ese síntoma de sobreprotección está en todos los Alfas. Le pareció lindo.

Le sigue costando creer todo lo que ha ocurrido en este corto tiempo y el desarrollo de su interactuar hasta llegar a este punto. Mientras reflexionaba también miraba a Seung, este mantuvo su rostro a otro lado de lo más cabreado y resoplando el humo infernal por las cuencas de su nariz. Tenía miles de cosas en su cabeza, además de prepararse mental y físicamente para el futuro embrollo que promete ser demoledor para él y ese crío que tiene por pareja.

—Seung… —Phichit-riel con algo de nervios o un ligero temblor, caminó en su dirección llevando la palma de sus manos a la mejilla fina y blanca que reposa en dicho qué le encara mientras exponía su franca opinión. No… estoy seguro en muchas cosas o como comportarme en algo en lo que debería ser “normal” para mi y en lo que obviamente me llevas una gran ventaja.— Se abochornó con causa al recordar ese desliz que vivió por los besos, caricias y deseos exorbitantes por aquel ser de ojos negros.

Seung se puso algo ladino, se acostumbraría muy bien a la presencia del alado y sus tiernos aspavientos, Phichit respiró hondo recobrando su fuerza voluntad para continuar.

—Lo único que diré es, quizás nuestro enlace se deba a la buena, extraña y noble conciencia que aún poses. —Quiso apelar ciegamente por el lado bondadoso que encontró en el caído. Eso es…bueno, ¿No?

—”O será porque no soy del todo demoníaco como los demás alados que si se les halló un pecado capital”…—Pensó aquello como otra posibilidad, ¿Quién sabe? ya se romperá la cabeza otro día.

—Nada pasa por pasar, ¿sabes?, creo que era necesario para que supiera cosas de mi mismo que ni enterado estaba o que vos tengáis oportunidad de probar tu verdad ante las leyes ancestrales que te expulsaron sin consentimiento alguno, y podría apostar de que Dios se habría equivocado contigo por esa gente que manipuló todo a su favor.

—¿Eres un ángel inocente como terco, eh? — agarró la mano que Phichit-riel mantenía en su rostro, la llevó esta a sus labios dándole un casto beso en sus nudillos y eso causa que Phichit,  siga sin asimilar esos gestos cuidados en el Ex-Serafín. —Lo mio no tiene arreglo, y tengo mis reservas…No te metas en más problemas.

—Buscáis la verdad que ella os hará libre. —Sabiamente respondió. ¡Venga! ¡Que tengo la corazonada de que si se podrá!

Sabe que es inútil o tal vez es alguien demasiado realista, pero de demostrarse su injusticia lo podrían exonerar y así estaría sin problemas con ese niño a su lado y si es que Dios, rectifica su enunciado y si es realmente tan bueno como Phichit-riel le afirma en su ser. Podrá creerle y guardarle ese respeto que siempre le tuvo. Hasta entonces, ha de seguir incrédulo ante ese gran todopoderoso, al que hace miles y miles de siglos le sirvió para que luego le abandonase en las llamaradas del Hades o lograra decepcionarle.

Él solo ruega por un milagro y que Phichit-riel no pierda su chispa. Se ha de sacar la bruma enmascarándola con esa actitud bien habida en él rodeando con sus brazos la cintura del joven a su cuidado.

 —La hallaremos juntos, si es lo que deseáis. Ahora descansad todo lo que podaís, novato. En la noche buscaremos a tus humanos, ¿No?

¡SOIS EL MEJOR! ¡GRACIAS!— Phichit-riel no se contiene, él lo arropa cálida y estrepitosamente diciéndole “sí” a todo. 

No más debe controlar su mal genio y vocabulario de verdulero, cada que ese chico lo tumbe feliz al suelo.

📷📷📷📷📷
Continuará
📷📷📷📷📷

🔥N/DE LA SHARYHOLA OTRA VEZ AL PUEBLO ¿¡Cómo están!? xD y el dramamón…¡¡Continua!! jajaja Porque hoy es el dia de PAGUE 1 X 2 Este fue el Cap 11 de su Telebovela Colombo-Española-Mexicana.

Les dije que ese demonio y angelito tendrían su bonita conversa y ahora si prendan las chelas xD porque en el otro capi xD Víctor José y Yuuri Maria se vienen con toda. ah el dibujito fue hecho desde mi celular xDDD me quedó algo acartonado (no es fácil hacer algo con los dedos) mañana no creo publicar capítulo… =( estaré donde mi tía así que por eso lo subí hoy xD. Y me quedó larguito

y eso me lleva a las siguientes preguntas. Chan chan chan:
-¿les gustó el dibujin?
-¿Qué cosas creen que pasarán en el cap 11? o__o (¡Porque ahora si nos preparamos para la Recta final) despidanse del fic Q__Q Todo eso y mucho más, solo aquí por su canal favorito (?)

PARA FINALIZAR:

1) Si tienen alguna pregunta Idiomática, cultural o algo referente al fic, haganmela saber aquí en este apartado.

2)Podrán saber de adelantos y cosas sobre mis fanarts en mi fanpage de facebook “StarsDub’s” y también los invito a leer otros fics o/y Artbooks que llevo por aquí, Alianza YOI, tambien en Wattpad o En AO3, e Inkspided

3) Si tengo dedazos de redacción, o alguna corrección que hacer, ¡Díganme! la idea es mejorar q_q y que estos capítulos para ustedes queden bonitos, gracias ❤

4) ¡Nos vemos en el que sigue! ¡¡¡Cambio y fuera!!! ¡¡Muchos Saluditos a todos!!
Atte: su servilleta, la Shary 😀

Publicado por sharayanime

Profesora de Día, Artista, Fanficker y Fanduber de noche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: