HAMBRE

De pronto, lo sintió. Una molesta sensación en su estómago, que se fue haciendo más insistente con las horas que pasaba allí, en medio de la oscuridad, parado.Tenía hambre. Poco o nada pudo ver al abrir sus ojos; sin embargo, una vez sus sentidos fueron despertando del letargo que el sueño producía, todo lo desagradableSigue leyendo “HAMBRE”

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora