Sueño azul

En un 24 de febrero, Yuuri, acudirás al hospital principal de tu ciudad. Tus dedos deberán empujar la puerta de la entrada justo a las 12:59:57 de la noche y tus pies deberán estar sobre el suelo de baldosa amarillenta, al otro lado de la puerta, tres segundos después. No habrá guardia, doctor o enfermeraSigue leyendo “Sueño azul”

HAMBRE

De pronto, lo sintió. Una molesta sensación en su estómago, que se fue haciendo más insistente con las horas que pasaba allí, en medio de la oscuridad, parado.Tenía hambre. Poco o nada pudo ver al abrir sus ojos; sin embargo, una vez sus sentidos fueron despertando del letargo que el sueño producía, todo lo desagradableSigue leyendo “HAMBRE”

Conteo

“Uno… dos… tres…”. Yuuri cuenta para no dejar que la oscuridad y el silencio se traguen su mente. “Cuatro… cinco… seis…”. Su cordura. “Siete… ocho… nueve…”. Sus pensamientos. “Diez… once… doce…”. Su existencia.

Augurio

A Víctor siempre le dijeron que iba a morir, que sacrificaría su alma y su carne para evitar que la maldición los matara a todos. Nunca le dijeron cuándo, nunca le dijeron cómo, siempre evitaron en todo momento darle detalles que no glorificaran su gran acto de amor y devoción hacia los demás. Con detallesSigue leyendo “Augurio”

Descomposición

(Sangre seca que ya no recorre tus venas, que se ha atorado, taponeado) Cuando Yuuri abre sus ojos, lo primero que la enfermera le anuncia, con una dulzura metódica, ensayada, es que su esposo, Víctor Nikiforov, ha muerto…  Acababa de suceder tan sólo instantes antes de que despertara. En la camilla de juntao se encuentraSigue leyendo “Descomposición”

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora