Extra 3: El lugar al que hemos llegado (Esposo de placer)

Yuuri se miraba al espejo mientras terminaba de ajustar su traje, sonreía satisfecho con su elección de salir del tradicional azul para arriesgarse con un ajustado pantalón rojo vino, una camisa de una oscura tonalidad gris y una chaqueta negra que resaltaba su figura, haciéndolo lucir una sensualidad que los años habían logrado a acentuar. 

Extra 2: Tres en Barcelona (Esposo de placer)

Yuuri estaba empezando a sentirse acalorado en medio del ambiente húmedo y oscuro de ese antro de mala muerte al que Chris los había arrastrado. Siendo sincero, al japonés le seguía pareciendo que el cuadro que formaban, junto al ruso de hebras platinadas, era irrisorio, y hasta cierto punto inconcebible, después de todo, hubo unSigue leyendo «Extra 2: Tres en Barcelona (Esposo de placer)»

Extra 1: Tú perfume en mi piel (Esposo de placer)

El tiempo pasa deprisa cuando se es feliz y se hace aquello que te apasiona. Yuuri podía dar fe de ello.  Yuuri había cambiado mucho en los últimos cuatro años, o tal vez lo correcto sería decir que se había transformado en una persona segura de sí misma; consciente de sus cualidades y capacidades. YuuriSigue leyendo «Extra 1: Tú perfume en mi piel (Esposo de placer)»

Un adiós y un nuevo comienzo (Esposo de placer)

El aeropuerto de Narita era un lugar muy grande y concurrido. Chris había llegado con varias horas de antelación y ya había entregado su equipaje. Estaba a pocos minutos de ingresar a policía internacional para que autorizaran su salida del país asiático, pero antes de hacerlo abrazó con fuerza a Víctor. 

Poner en palabras (Esposo de placer)

Yuuri y Phichit se encontraban tomando un descanso. Afortunadamente sus horas libres solían coincidir y aprovechaban la belleza de los jardines para disfrutar del aire libre mientras conversaban animadamente o disfrutaban de sus refrescos entretanto esperaban que el tiempo transcurriera antes de ir a sus próximas clases. Ambos habían entrado a la universidad en elSigue leyendo «Poner en palabras (Esposo de placer)»

Amar con los ojos abiertos (Esposo de placer)

Yuuri estaba nervioso, faltaban quince minutos para las diez de la mañana, hora en la que Víctor había quedado de pasar a buscarlo, y aún no estaba seguro de que atuendo llevar puesto. Se miraba al espejo sin saber si estaba vestido adecuadamente: no tenía idea de dónde pretendía llevarlo el ruso, aunque la nocheSigue leyendo «Amar con los ojos abiertos (Esposo de placer)»

El primer paso (Esposo de placer)

Isabella Yang era una mujer atractiva y bastante joven. Su consulta era un lugar no demasiado grande y acogedor. Tenía una repisa llena de libros, un diván y dos sillas enfrentadas sin nada en medio de ellas. A un costado un pequeño escritorio con lápices y cuadernos. Se sentaron en las sillas y luego deSigue leyendo «El primer paso (Esposo de placer)»

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos