Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

16. Quiero contemplar la noche – Al final del verano

Al inicio de la semana llamé a Franco di Valdi para decirle que no había podido contactarme directamente con Darko Dee, imaginé que no cualquiera puede comunicarse con él. A grandes rasgos le conté mi situación.

15. Aquí y ahora – Al final del verano

Recuerdo que era jueves. A través de la ventana vi que las nubes se extendían de canto a canto por el lago, como pocas veces pensé en dios y decidí orar, fue una escueta oración aprendida de mi madre que repetí con rapidez con la única intención de extraer un milagro a ese cielo queSigue leyendo «15. Aquí y ahora – Al final del verano»

Anuncio publicitario

14. Estar allí para él – Al final del verano

─Mamá antes que me convierta en un zombie quiero visitar a mis maestros y compañeros del conservatorio, por favor no pasará nada solo será una hora. ─Usando solo las palabras, Yuri no era un buen negociador y si no lograba hacer que Ivana aceptara algo con sus argumentos o con un simple puchero, lo hacíaSigue leyendo «14. Estar allí para él – Al final del verano»

13. Moscú – Al final del verano

El amanecer nos recibía en Moscú con pálidas luces y algo de neblina, nos dirigimos en un auto de lujo al Este de la ciudad. Una de las zonas más exclusivas de mansiones cercadas, calles solitarias y alamedas perfectas donde se ubicaba la residencia de los Plisetsky.

12. Te extraño – Al final del verano

Había enviado mi material a Darko Dee tal como acordamos y recibí una llamada de su representante indicándome que llegaría a Ibiza en cinco semanas para firmar el contrato. Me dijo también que pronto estarían escuchando mis primeras producciones dentro de un álbum que sería trabajado en colaboración con otros artistas y disc jockeys. UnoSigue leyendo «12. Te extraño – Al final del verano»

11. Cuenta con nosotros – Al final del verano

Eran las nueve de la mañana, el día lucía radiante, invitaba a correr por la playa y zambullirse en el mar una y otra vez. La voz en la radio animaba a todos a despertarse y unirse a la algarabía isleña que ese día gozaría de un concierto al aire libre.

10. Te veré en invierno – Al final del verano

Dormir junto a Yuri era un verdadero reto, ese pillo se adueñaba de toda la cama y aquel día no fue la excepción. Le contemplé por unos minutos y con mucho cuidado aparté los cabellos que cubrían parte de su rostro. Mostraba un gesto apacible mientras soñaba junto a mí. Acaricié sus labios con muchoSigue leyendo «10. Te veré en invierno – Al final del verano»

9. Sé tu secreto – Al final del Verano

Despertar al día siguiente junto a Yuri no tuvo nada de romántico. No es romántico que un chico esté completamente estirado, con la cara en la almohada, la boca abierta y haciendo ruidos extraños. Me pareció ver su lado más infantil y despreocupado.

7. Déjame entrar en tu corazón – Al final del verano

Desperté con el ruido que hicieron Emile y Guang Hong cuando llegaron a casa y durante media hora no pude conciliar el sueño. Es tan incómodo dormir en un lugar que no sea tu propia cama y sobre tu propia almohada, pero mi motivo justificaba cualquier molestia.