9. Sé tu secreto – Al final del Verano

Despertar al día siguiente junto a Yuri no tuvo nada de romántico. No es romántico que un chico esté completamente estirado, con la cara en la almohada, la boca abierta y haciendo ruidos extraños. Me pareció ver su lado más infantil y despreocupado.

7. Déjame entrar en tu corazón – Al final del verano

Desperté con el ruido que hicieron Emile y Guang Hong cuando llegaron a casa y durante media hora no pude conciliar el sueño. Es tan incómodo dormir en un lugar que no sea tu propia cama y sobre tu propia almohada, pero mi motivo justificaba cualquier molestia.

3. Fiesta al borde de la piscina – Al final del Verano

Punta Galera es una de esas zonas exclusivas de Ibiza y ese era nuestro destino la siguiente mañana. Una gran fiesta dentro de una de sus lujosas residencias era el evento del día y yo fui contratado para trabajar durante la mañana y la tarde.

2. El chico de la habitación seiscientos tres – Al final de verano

Abrí los ojos esa mañana con gran pesadez. Fueron sido largas y agotadoras horas de trabajo en la discoteca, la que abandoné cerca de las tres de la madrugada. Esa mañana solo quería envolverme entre mis sábanas y dormir hasta medio día. Cuando volví a abrir los ojos, el reloj digital en la mesa deSigue leyendo «2. El chico de la habitación seiscientos tres – Al final de verano»

1 Señales – Al final del verano

Lo conocí con brisa tibia y espuma de mar al final del verano. Como cada mañana empecé mi rutina con estiramientos musculares para luego correr por la playa. Ese día en particular no quise escuchar mi música favorita, así que dejé el reproductor en casa y decidí disfrutar el sonido del mar.

Al final del verano- Marymarce Galindo

Ibiza se convierte en el perfecto escenario para que un nuevo amor de verano surja entre sus cálidos días de playa y alocadas noches de discoteca. Otabek Altin un joven disc jockey de la movida electrónica de la isla, lo sabe a la perfección. Lo que no sabe es que este verano el amor entraráSigue leyendo «Al final del verano- Marymarce Galindo»

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar