Capítulo 11: Nudos rotos

Cuando Víctor abre los ojos, sabe que ha cometido un terrible error. No solo por el dolor de cabeza que lo invade de inmediato o por esa sangre algo pegajosa que logra sentir pegada a su cabello… Es por el escenario desconcertante que se abre ante su vista, por sentirse tan fuera de lugar, tanSigue leyendo «Capítulo 11: Nudos rotos»

Capítulo 15: Penúltima noche

Yuuri quería convencerse de que estaba haciendo lo correcto. Miraba a Phichit tan feliz y en tan calma como hacía muchos meses no lo estaba, que se sentía mal por la clase de arrepentimientos que de vez en cuando se presentaban en su cabeza. Sí, trataba de convencerse que todo estaba bien, a pesar deSigue leyendo «Capítulo 15: Penúltima noche»

Capítulo 14: Órdenes

Phichit estaba bastante temeroso con la respuesta que Yuuri podría darle a Leroy, por eso había deseado ir con ellos pese a todos los pronósticos, creyendo que tal vez podría salvarlos a ambos si es que Yuuri pensaba hacer alguna locura. A este no le hirió la desconfianza, al contrario, la entendió por completo, puesSigue leyendo «Capítulo 14: Órdenes»

Capítulo 13: ¿Seguro?

Ninguno de los dos entendía muy bien por qué, después del beso, después de que Víctor terminara sobre el sofá completamente desarmado y sin saber qué responder, las siguientes palabras de Yuuri fueron «Tengamos una cita». Ambos se miraron incrédulos durante unos segundos, por completo desorientados, antes de que Yuuri, con un poco menos deSigue leyendo «Capítulo 13: ¿Seguro?»

Capítulo 12: Golpes

El estudio de Baran Nikiforov era tal y como Víctor lo recordaba desde la última vez que había puesto un pie dentro, siete años atrás. Su padre era un viejo hombre de costumbres, por lo que no le extrañaba que, aún tras tanto tiempo, las cosas se mantuvieran exactamente igual: los mismos adornos y figurasSigue leyendo «Capítulo 12: Golpes»

Capítulo 11: Puntos de quiebre

Víctor fue el último hijo de Olenka y Baran Nikiforov, uno que ninguno de los dos esperaba ni deseaba. Sin embargo, Olenka pronto se percató de que tenía en él la última oportunidad para ser realmente una madre, puesto que su esposo le había impedido compartir más de lo necesario con sus dos hijos mayores:Sigue leyendo «Capítulo 11: Puntos de quiebre»

Capítulo 10: Señales

Debí haberlo imaginado. Que nuestros planes de un par de semanas se arruinaran y Víctor no pudiera acompañarme a Múnich fue la primera señal. La segunda: mi equipaje, junto al del resto de la filarmónica, incluidos algunos instrumentos pequeños que viajaban con nosotros como violines y clarinetes, terminaron en otro sitio…  Según nos dijeron, enSigue leyendo «Capítulo 10: Señales»

Capítulo 9: Distancia

Un teléfono celular vibra sobre la palma de Víctor y le anuncia una llamada entrante. Mira la pantalla, como la luz de notificación baila a la melodía de un tono abstracto que emula un soneto de Chopin. El número que se muestra no lo reconoce, aunque se esfuerza en hacer memoria, pues tiene la sensaciónSigue leyendo «Capítulo 9: Distancia»

Capítulo 8: Catarsis

Toda mi existencia se había concentrado en ese momento: en mí hincado ante Yuuri, extendiendo enfrente suyo un anillo que significaba la unión eterna de nuestras vidas. Estaba seguro que él aceptaría la propuesta, pero eso no significaba que no me sintiera nervioso ante una inesperada negativa. Ni siquiera cuando participé en mi primera competenciaSigue leyendo «Capítulo 8: Catarsis»

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar