[Siete, Víctor] Sempiterno


—Para siempre y por siempre —susurró Víctor mientras acercaba su rostro a uno de los pijamas que guardaba de su amor perdido—. Te amo, Zvezda.

Las lágrimas corrieron nuevamente por el rostro surcado por el paso del tiempo. El tiempo que marcaba su piel, pero que en esos momentos parecía detenerse para él. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: