Even in Death – Capítulo II


Desde el primer instante en que te vi, supe que hace tiempo te conocí. Sin embargo, el destino es cruel, pues de alguna u otra forma me ha indicado que lo nuestro no debe ser.

Yuuri Katsuki recuerda lo nervioso que siempre solía ponerse el primer que asistía a una nueva escuela. Debido al trabajo de su padre, el ahora joven profesor, experimentó a lo largo de su vida el sentimiento de ansiedad mezclado con una pizca de emoción que se puede experimentar al ingresar a un nuevo colegio. Yuuri tiene un dejavu al respecto, al poner un pie en la imponente universidad en la que, a partir de hoy, daría clases a jóvenes talentos. Aunque emocionado, pues ejercer la carrera que amas es de las mejores cosas que puede pasarte en la vida, Yuuri no puede ignorar el dejo de nerviosismo que provoca el cosquilleo en sus dedos y la sensación de vacío que tiene ahora en su estómago.

No obstante, al saber controlar ahora estas emociones, Yuuri suspira levemente para calmarse y, decidido, da un paso hacia adelante para comenzar esta nueva etapa de su vida.

El destino, ese cruel destino que durante mucho tiempo se encargó de proporcionarle felicidad y desdicha en proporciones similares, ahora le ofrecía otra jugarreta. La más cruel, en opinión del profesor.

Una rara sensación se instala en su pecho, cuando al ser presentado ante el equipo de profesores, siente un par de maravillosos ojos azules que lo han estado observando atentamente. No era incómodo, por el contrario, ayuda a Yuuri a bajar ese ínfimo grado de nerviosismo que ya quedaba en él. Yuuri sonríe y con gran alegría, descubre cómo esa sonrisa es correspondida por el apuesto profesor que, aún con ropa casual, porta las prendas elegantemente.

Al presentarse de forma individual, mientras toma aire para comenzar a hablar, Yuuri realiza un gesto muy característico de él. Acomoda inútilmente sus lentes con su mano izquierda. Un hilo rojo, tan rojo como la sangre que alberga el corazón, se encuentra ahora visible, brillante. Se encuentra atado en un curioso moño en el dedo meñique de la mano izquierda de Yuuri, quien sorprendido, sigue la trayectoria de la aparición, la cual lentamente se va uniendo hacia uno de los presentes. 

Sorpresa y felicidad, fueron dos sensaciones que están cruzando por el corazón de Yuuri en ese momento, pues el hilo carmesí de su destino lo está uniendo hacia el apuesto profesor de cabellera plateada que aplaude alegremente en la sala.

Víctor Nikiforov es su alma gemela y Yuuri no puede estar más que feliz por este hecho.

Es por eso que el corazón de Yuuri se quiebra un poco al negar aquellas flores que Víctor pretende regalarle con todo el amor y la emoción de su ser.

«¿Cómo amar a alguien a quien no le puedes dedicar el 100% de tu corazón?». Piensa Yuuri, contemplando las nubes que, ignorantes a su sufrimiento surcan el cielo sin prisas. El hilo, que lo conecta a su querido Víctor, cuelga juguetón de su dedo meñique.

¡Gracias por leer!

Publicado por salemayuzawa

Me gusta leer, escribir, ver películas, anime y platicar con mis amigas. ¡Adoro imaginar historias!

2 comentarios sobre “Even in Death – Capítulo II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: