Será


Este es un pequeño drabble hecho con motivo de la #SemanaMusical organizada por Nana Shirohana en el increible grupo de YoI!!! ➸Fanfics ♡

De antemano muchas gracias por incluirme en tan hermosa dinámica. ¡Me divertí mucho! Espero sea de su agrado este pequeño aporte. La canción asignada para el reto fue Será del grupo Las Pelotas. Admito que no conocía para nada la canción, ni al grupo, aún así fue refrescante escuchar música nueva.

SERÁ

¿Será que es posible explicar el amor?

Víctor se ha tomado un tiempo para descansar. Dichoso, alza la mirada hacia el cielo, en cuyo vasto e infinito azul bailan nubes esponjosas que conforman figuras que al ruso le gusta imaginar.

Una tortuga, un pato, un ramo de flores… una vida entera al lado de su querido Yuuri.

Y sí, Víctor Nikiforov es un enamorado idealista capaz de ver una vida entera en ese montón de agua condensada que en algún lugar lejano descargará su contenido para nutrir el suelo y sembrar vida en él, en forma de plantas y en forma de césped.

Césped en el que ahora Víctor descansa cómodamente, sin importarle nada más que las sensaciones que la propia naturaleza le hacen sentir.

El calor que el Sol irradia a distancia alegra la blanca piel de joven, en contraste del fresco aire que sopla levemente sobre la fresca colima en la que se encuentra recostado. Víctor alza su mano derecha de forma perezosa, en espera de crear un poco de sombra ahora que los minutos han pasado y la acogedora sombra del árbol que anteriormente lo protegía, para este tiempo se encuentra dirigida hacia otra dirección. Aún con esta ligera molestia, el ambiente del lugar es reconfortante y cómodo.

Al alzar la mano, Víctor observa el anillo de oro que ha reposado en su mano desde hace dos años, como un símbolo del matrimonio que lo une a su amado Yuuri. Sonriendo, dichoso acerca el anillo a su boca y lo besa con devoción. Pensar que ha pasado tiempo y, aún así, los sentimientos por Yuuri siguen siendo tan difíciles de definir.

¿Será suficiente solo clasificarlo como amor?

Y es que, en la mente de Víctor podía sonar insuficiente, si tan solo pensar en su esposo le producía un cúmulo de diversas emociones, cada una igual de compleja, intensa e importante. La alegría de ser la primer persona a la que saluda al iniciar el día. La emoción de estar a su lado en todos los acontecimientos importantes. La satisfacción de ser la persona más importante en su vida. 

¿Será correcto decir que todas son amor?

Víctor recuerda cómo su vida ha cambiado desde el día en que conoció a Yuuri. Fue en la preparatoria, cuando ambos chocaron cual película romántica cliché por estar distraídos en sus asuntos. Víctor sonríe, pues ve con claridad el montón de libros que, en ese entonces, voló por los cielos y fueron víctimas del húmedo castigo en forma de globos con agua que Víctor, infantil como sólo él solía serlo en ese entonces, había soltado de las manos al sentir que su caída inminente producto de la colisión con esa pequeña montaña de libros andante. 

Mojado y golpeado, el joven, en ese entonces con el cabello en tono platinado largo y sujeto en una coleta, intentó buscar el origen de su accidente. Al descubrirlo, Víctor quedó sin habla: frente al él, se encontraba un tímido, lindo y mojado chico de lentes, quien también trataba de averiguar qué demonios había sucedido.

Víctor suspira y vuelve al presente, suprime una risa ante el recuerdo del primer encuentro con su Yuuri. Recuerda él cómo intentó acercarse al al muchacho tímido y lindo con el que, ese día comenzó una amistad. Recuerda también Víctor cómo ese sentimiento cálido que sintió dentro de su pecho al verlo por primera vez, creció de forma inconmensurada a lo largo del primer año de conocerse. Víctor sabía que sus sentimientos habían cambiado, y sin embargo, no se atrevía a confesarlos, observaba a Yuuri cada día, pensando en aquel secreto que decidió, en ese momento, guardar para sí.

Pero, cuando los sentimientos son así de intensos, ¿cuánto tiempo puedes guardar un secreto?

El muchacho quiere descansar otro rato, por lo tanto cierra los ojos, aún cuando la fuerte luz del sol le impiden volver a dormirse. Víctor descansa un poco la vista alargando lo más que puede su merecido pausa autoimpuesta. El pequeño y sencillo picnic preparado por sus propias manos está dispuesto y solo espera por un acompañante más para llevar a cabo su comienzo.

El perfecto detalle romántico para la celebración de un aniversario.

Así, con los ojos cerrados, Víctor recuerda el momento en que el propio Yuuri confesó sus sentimientos. Puede ver con claridad las lágrimas que derraman esos expresivos y hermosos ojos castaños debido a la ansiedad y siente a su propio cuerpo temblar con la intensidad que en ese momento lo hizo sentir, pues él mismo percibió el vértigo y la emoción de lanzarse al vacío por la persona a quien más había aprendido a valorar.

¿Será que podrían estar juntos?

¿Será que el futuro los unía a ambos a través del destino?

Víctor admiraba la valentía de Yuuri, él ansiaba protegerlo, cuidarlo, ayudarlo a ser mejor persona y así mismo, él mejorar. Después de terminar sus carreras, decidido, el joven Víctor se propuso y emocionado, observó cómo su, ahora prometido, se lanzaba a sus brazos para aceptar unirse en matrimonio.

El joven siente un toque delicado sobre el hombro y escucha a la voz más bonita del mundo pronunciar su nombre. Abre los ojos poco a poco, la sonrisa radiante de Yuuri Katsuki lo recibe en el presente, siente el toque de su suave mano sobre su mejilla y le habla con dulzura. Víctor sonríe una vez más, y es que aún había un largo camino por recorrer.

Juntos, amándose y conquistándose cada día con pequeños detalles. Juntos, enfrentando a un mundo que ahora yace tranquilo bajo esa alta colina. Víctor y Yuuri ríen y platican amenamente, disfrutando el momento. 

Tomados de la mano, al finalizar el día, observando el atardecer, solo resta esperar paciente por el qué será…

¡Hola!

Y bien, este fue el drabble… en principio la canción me parece muy linda, con un ritmo pegajoso y refrescante, me produjo la sensación de estar disfrutando de un día de descanso debajo de un árbol mientras me relajo. La letra es corta, pero profunda. Espero haberle dado la importancia necesaria.

Respecto al final, creo que la propia música y la letra dan a entender que aún queda mucho por vivir, que esto es el comienzo de algo, así que me pareció adecuado dejar de esa forma la conclusión del escrito.

Dejo aquí el link del video para su referencia: https://youtu.be/vX51L1uOz5c

Será – Las Pelotas

¡Muchas gracias por leer!

Publicado por salemayuzawa

Me gusta leer, escribir, ver películas, anime y platicar con mis amigas. ¡Adoro imaginar historias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: