La intensidad de un sentimiento


One shot escrito para la yuyu week del grupo yuuyu ❤ [yuri on ice].

Día 1 / Tema: Confesión / Momento

Y te has quedado en una pieza en el momento justo en que se han pronunciado las palabras. El pirozhky que sostienes en la mano y que habías estado degustando momentos atrás, ha perdido su sabor y ahora solo se tambalea al ritmo de tu mano que tiembla ante la incredulidad.

Es imposible, dice una voz en tu cabeza. Tu corazón se niega a creerlo. Niegas a levantar tu mirada, pues hay una pizca de inseguridad en tu ser. Temes que esto sea un sueño y, lo que habías estado esperando por años, con paciencia mal disimulada, solo sea producto de tu vívida y alocada imaginación.

Sigues observando el delicioso bocadillo entre tus manos y suspiras. Recuerdas la reciente felicidad que sentiste cuando, terminando la práctica, lo viste sacar una pequeña bolsa y se acercó a ti. Tu corazón vuelve a saltar, gustoso de tu pecho, al rememorar su dulce mirada y el leve titubeo en su voz al mencionar tu nombre e invitarte a dar una vuelta al parque cercano, después de la práctica.

No es como si nunca lo hubieran hecho antes. Ese paseo semanal era una costumbre de ustedes últimamente. Cada viernes, al terminar las prácticas, ambos se acostumbran encaminarse al parque y charlar animadamente. Bromean, juegan, incluso se han sentado en los columpios a platicar por largas horas acerca de cosas sin sentido. 

Sin embargo, hoy fue diferente. Debiste haberlo sabido. Debiste haberte dado cuenta de ello desde la mañana, cuando entraste a los vestidores y, en lugar de su acostumbrado y alegre saludo, rehuyó de tu vista e intentó evitarte todo el día. Debiste saberlo cuando sentiste su mirada durante toda la práctica, pero en cuanto lo volteabas a ver, él aparentaba estar atento en cualquier otra cosa que no fueras tú.

Debiste haber visto las señales, no obstante, en tu defensa, últimamente estabas concentrado en otros asuntos. Y es que cada día te era más difícil dismularlo: estabas perdidamente enamorado de Yuuri Katsuki.

Sientes un ligero toque en tu hombro derecho y, al fin, quitas la mirada de tu temblorosa mano. La mirada preocupada y nerviosa de Yuuri Katsuki es visible detrás de sus gruesos lentes. Gesticula algo con su boca, pero no alcanzas a entender qué es. Parpadeas un par de veces, pues tu mirada se hace borrosa. Con furia, tallas tus ojos porque esas gruesas lágrimas no te dejan ver, y tú quieres ver, quieres admirar con claridad el rostro de la persona que tanto has amado en estos últimos años.

Intentas hablar, pero todas las palabras se atoran en tu garganta. Se apretujan en un nudo de emociones y sentimientos. Tratas de gritar, tratas de contestar a la sencilla confesión que tu compañero de pista te ha dedicado. ¡Quieres hacerlo, demonios, mueres por hacerlo! Cada parte de tu cuerpo grita, clama por hacerle saber a Yuuri Katsuki que también lo amas y deseas pasar tu vida entera al lado de él.

¿Por qué es tan difícil hacerlo?

Y entonces, recuerdas las palabras que tu abuelo Nikolai alguna vez te dedicó: una simple acción puede resumir la intensidad de un sentimiento.

Cierras los ojos, sueltas el pirozhky a medio morder y decidido, te lanzas a los brazos de tu querido Yuuri. Aprietas el agarre con tus brazos y tomas consciencia de lo mucho que has crecido hasta ahora pues tienes que agacharte para abrazar a quien años atrás fuera más alto que tú. Sientes sus brazos rodear tu espalda y junto a tu pecho, detectas el latido desbocado de su corazón. Te quedas así, disfrutas el momento, acaricias su cabello negro y te deleitas de su aroma.

Después de un rato, te separas un poco. Acunas su rostro entre tus manos y juntas su frente con la tuya. Quieres acercarte a esa boca que desde hace tiempo es tu tentación más grande, pero antes de perderte en ella, una pregunta inquieta le gana a tu deseo:

—¿Por qué demonios tardaste tanto?

Notas cómo se quiebra tu voz y no te importa. Tus sentidos sólo están atentos a tu compañero y su reacción.

Los expresivos ojos de tonalidad chocolate de Yuuri se abren con sorpresa, sin embargo, en el siguiente segundo sientes en tus manos cómo comienza a reprimir una sonrisa. Con todo el amor de su ser, sientes su cálida mano acariciar tu mejilla, con calma, con paciencia. Con toda la amabilidad que estás acostumbrado a recibir de él.

—Quería besar a mi novio sin tener que ir a la cárcel.

Ambos ríen por el desatinado comentario y, pasadas las risas, se dedican a admirarse una vez más. Rozas sus labios y disfrutas del toque cálido de ellos. Sin embargo, vuelves a hablar:

—Dilo otra vez, por favor —susurras cerca de su boca, pues necesitas confirmar lo que momentos atrás escuchaste.

—Yuri Plisetsky: te amo.

Sin esperar más fundes tu boca con la de Yuuri y te regocijas de compartir ese cálido beso en donde impregnas cada sentimiento de tu enamorado y feliz corazón. El beso es dulce y tierno, igual que la persona que se ha ganado con esfuerzo tu amor. Porque tu abuelo tuvo todo el tiempo la razón: una simple acción puede resumir la intensidad de un sentimiento.

FIN.

Hola!

Este es mi primer aporte para la yuyu week organizado en FB por el grupo yuuyu. ¡Espero poder terminar todos los promts aunque sea con algo cortito como esto, pero hecho con mucho amor!

Me gusta la idea de Yuuri confesándose primero, obviamente con lo íntegro de su ser, nuestro querido chanchito se esperaría a que nuestro amado tigre cumpliera la mayoría de edad. Tengo el headcanon de que los sentimientos de Yura suelen ser muy intensos, por lo tanto, fue todo un deleite describir un poco desde su perspectiva.

Espero les haya gustado mucho. Decidí agregar este OS a los que ya he hecho antes de la misma pareja ❤

¡Muchas gracias por leer!

xoxo

Publicado por salemayuzawa

Me gusta leer, escribir, ver películas, anime y platicar con mis amigas. ¡Adoro imaginar historias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: