Inexistente. 11


El verdadero Viktor

 Unos pasos veloces se dirigían por los árboles hasta una casa poco cuidada en el medio del bosque.

   En cuanto tuvo en frente las tambaleantes escaleras (solo unidas por trozos de madera y una cuerda) subió apresuradamente.

   La pequeña puerta se abrió y la mirada azulada del peliplata en el interior se iluminó.

   —¡Copito!~—exclamó y corrió a abrazar a su novio en cuento éste se encontró totalmente dentro de la casa.

   Viktor dio pequeños besos en esas sonrojadas y regordetas mejillas y se aferró a un cálido y avergonzado Yuuri.

   —V-Viktor …tengo muchas cosas que contarte… ¡Mi primer día de clases fue fantástico!—el nombrado se separó e hizo un puchero, con ambos brazos alrededor del cuello de Yuuri.

   —No escucharé hasta que me des un beso.

   El azabache intentó que el calor en sus mejillas descendiera, pero no tuvo éxito. A sabiendas de que su novio no se daría por vencido, se acercó lentamente y con la mirada apartada, dio un ligero beso en los fríos labios de Viktor.

   —¡Amazing!—exclamó el feliz ruso—. Ahora si, cuentame todo.

   Yuuri sonrió enormemente y comenzó a relatar todo lo que aconteció en el día.

   Los ojos azules habían perdido su brillo de alegría y ahora solo miraban inexpresivos a Yuuri, quien hablaba maravillas sobre sus nuevos compañeros de clase

   Los ojos azules habían perdido su brillo de alegría y ahora solo miraban inexpresivos a Yuuri, quien hablaba maravillas sobre sus nuevos compañeros de clase.

   Tres horas en las que el azabache no paró, le contó a Viktor hasta el más insignificante detalle sobre esos dos chicos que ahora parecían ser la luz de Yuuri.

   —Copito…

   —…Y después dijo que no, porque él tenía a su novia, pero no recuerdo como se llamaba.

   —Copito…

   —…Ese tipo es extraño, pero tiene unos ojos muy lindos y un corte que se ve poco por aquí.

   —Copito…

   —¡Creo que el nombre de su novia también es extranjero! Me pregunto si su novia será igual de atractiva que él…

   —¡YUURI!—gritó Viktor, interrumpiendo de esta manera al emocionado nombrado.

   El azabache bajó la mirada, avergonzado por haber hecho a su novio llegar al extremo de gritarle.

   El peliplata normalizó su tono, también avergonzado, e intentó excusarse.

   —Copito, tu día ha sido realmente increíble, pero, la tarde se nos agota y hay cosas de las que quería hablar contigo.

   Los ojos de Yuuri se tornaron curiosos.

   —¿De qué cosas?—preguntó con una ligera sonrisa.

    El rostro de Viktor se endureció, lo cual indicaba que no diría algo muy feliz.

   —De tu anterior colegio—. La sonrisa de Yuuri se apagó rápidamente—. Aquella cuestión, la verdad es que… no fue un accidente.

   ¿De qué hablaba? El azabache estaba más que confundido. Si bien las circunstancias del incendio habían sido extrañas, nunca se planteó la idea de que hubiera sido provocado por alguien.

   De pronto, como si todo se hubiera rebobinado en su mente, recordó una escena previa al incidente.

Quiero conocer al verdadero Viktor”

   Aquella vez donde Viktor le confesó su secreto, su más grande secreto según sus palabras. Un secreto que involucra una personalidad falsa y una personalidad oculta. Aquel donde, presa de la soledad, decidió cambiar por completo quien era para finalmente acercarse a los demás, ocultando fríamente, su verdadero yo.

   Yuuri le había pedido que le mostrase al verdadero Viktor, horas después sus colegio arde en llamas, y ahora viene él a decirle que eso no fue un accidente.

   Se había olvidado por completo de aquel secreto que Viktor le reveló. Estaba tan sumido en sus propias penas que no se detuvo a comprender un solo segundo a aquel a quien se atrevía a llamar “novio”.

   Un sentimiento de culpa le inundó, no solo por haber ignorado por completo una revelación que salió del corazón de su amado, sino también porque en todo ese tiempo que llevaban de pareja, jamás se detuvo a preguntar más sobre él, a saber el porqué de aquella decisión tan drástica que el peliplata tomó en su momento, ni como se sentía al respecto.

   Entonces otro sentimiento llegó a atormentarle: el miedo. Aquí es donde cae en cuenta de la verdadera situación. Si Viktor provocó el incendio, había terminado con la vida de muchas personas, buenas o malas, eso ya no importaba, su novio era un asesino.

   —Yuuri …—la voz del dueño de sus pensamientos lo saco de ellos.

   El azabache salió de aquel pequeño trance que mantenía su mente ocupada y se atrevió, con miedo, a hablar.

   —Si no fue un accidente… ¿Entonces qué fue?

   La reacción de Viktor le haría helar la sangre. El peliplata solo sonrió como respuesta, una sonrisa relajada y hasta cierto punto, calida. Sus ojos mostraban inexpresividad, como si ahora fuera él quien estuviese en transe.

   —Yuuri …¿aún quieres ver mi verdadero yo?—preguntó más con un tono retórico.

   El nombrado se hacía la misma pregunta a sí mismo. ¿De verdad quería saberlo? Una parte de sí le gritaba “sal de ahí, esto no será nada bueno” pero otra parte le decía “quedate y averigualo“.

   Decidiendo hacerle caso a su último pensamiento, asintió lentamente.

   La macabra sonrisa de Viktor se agrandó y éste se dirigió rápidamente hasta el piso. Quitó una pequeña tabla, revelando un pequeño escondite de donde saco un gran sobre color negro sellado con hilo rojo por fuera.

   El peliplata regresó al lado de Yuuri, sentándose en la banca y comenzando a desatar el sobre. Una vez abierto, sacó del interior varias hojas y colocó una sobre la banca de madera, justo en la pequeña separación que había entre ambos.

   Los ojos del azabache comenzaron a leer el contenido de la hoja, la cual tenía una cálida cuestionable.

«Nevada Tan

El homicidio tuvo lugar en una escuela primaria de Sasebo. La garganta y los brazos de la víctima habían sido rajados con un cúter. Desde entonces se ha convertido en un fenómeno de internet.»

   Seguido de esto, Viktor, con su sonrisa intacta, pasó la segunda hoja, parecía tener la misma procedencia que la primera.

«Jordan Brown

El Caso de Jordan Brown fue un suceso que involucró a un joven de mismo nombre que en aquel entonces tenía 11 años y que fue juzgado como un adulto tras haber sido acusado del asesinato de la novia (prometida) de su padre».

   Antes de que pudiera decir o preguntar algo, el peliplata continúo, posando sobre las anteriores hojas, una nueva.

«Jesse Pomeroy

Jesse HardingPomeroy fue la persona más joven condenada por delito de asesinato en primer grado en la historia de Commonwealth de Massachusetts.

En 1871 y 1872, hubo informes que varios jóvenes eran atraídos a zonas remotas y atacados por un muchacho mayor.

El 18 de marzo de 1874 llegó la niña Katie Curran, de 10 años. Fue sometida velozmente por Pomeroy quien con su navaja de bolsillo la degolló brutalmente. Después de asesinar a la pequeña KatiePomeroy se lavó la sangre y regresó al puesto a seguir trabajando como si nada hubiera ocurrido.

HoraceMillen, quien tenía cuatro años. Pomeroy atacó al niño con su cuchillo de bolsillo. De acuerdo al reporte del forense, había numerosas heridas, de las llamadas defensivas, en brazos y manos. Se contaron hasta dieciocho heridas en el tórax y un ojo apuñalado.

De inmediato, las sospechas recayeron sobre Pomeroy. Lo buscaron en su casa, y a pesar de las airadas protestas de su madre, el chico fue arrestado.

   Un temeroso Yuuri apartó la mirada de las hojas, no dispuesto a ver más.

   —N-no quiero ver m…

   —Yuuri… —pero el llamado de Viktor, frío y sombrío, le dejó en claro que el peliplata no pensaba detenerse.

   Con un una mirada temerosa vio la siguiente hoja que Viktor depositaba.

RobertThompson y JonVeneables

El 24 de noviembre de 1993, Thompson y Venables fueron declarados culpables de la muerte de Bulger, convirtiéndose en los asesinos convictos más jóvenes en la historia moderna de Inglaterra.

Durante el juicio se estableció que en ese lugar uno de los chicos lanzó pintura azul para maquetas, que habían robado previamente, en el ojo izquierdo de Bulger. Le dieron patadas, lo golpearon y le tiraron ladrillos y piedras. Le introdujeron pilas en la boca y la policía sospechó que también en el recto, aunque no fue encontrada ninguna en esa cavidad. Finalmente le arrojaron una barra metálica de diez kilogramos, identificada en el juicio como una eclisa, que le provocó diez fracturas craneales.

Antes de marcharse del lugar del crimen, los chicos dejaron a Bulger acostado en el riel y taparon su cabeza con escombros con la esperanza de que un tren lo golpeara e hiciera que su muerte pareciera un accidente. Una vez que los muchachos se fueron del lugar, el cuerpo fue seccionado en dos por un tren.

“Eric Smith

Fue encarcelado por el asesinato del infante de cuatro años de edad, DerrickRobie.”

“Daniel Petry

El 23 Julio del 2007 Daniel Petry, de 16 años, asesinó, violó y mutiló a su amigo Gabriel Kuhn, de 12 años, por una pelea en un videojuego de rol. Este crimen tan horrible y con tanta saña ha sentado un precedente en la historia criminal de Brasil.”

MarceloPasseghini

Marcelo le habría disparado a cada miembro de su familia en la cabeza.

Después de eso, el niño fue al colegio y asistió a clases, y lo hizo conduciendo el auto de la familia hasta su escuela.

   Finalmente las hojas terminaron.

   Por los ojos de un sensible Yuuri ya comenzaban a caer lágrimas, la imaginación no le había jugado una buena jugada al leer semejantes sucesos.

   —¿P-por qué me muestras a todos esos chicos asesinos?—preguntó entre lágrimas y con la mirada baja. Decir chicos era irse muy lejos, prácticamente eran niños.

   —Porque lo qud acabas de leer, mi Yuuri, es el destino que quiero tomar. Este, es mi verdadero yo. 

¡Hola a todos! ❤️ Ha pasado mucho desde que actualice esta historia y supongo que algunos se fueron, pero para los que aún permanecen leyendo les quiero dar mis más sinceros agradecimientos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: