Brujo


Espero puedan disfrutar la lectura con la siguiente melodía

Yuuri miro fijamente al chico llamado Phichit, de piel morena, cabellos y ojos oscuros, tenía una amplia sonrisa adornando su rostro y un enorme poder inmerso en su alma, noto como las intenciones de este no eran malas, ni existían intenciones ocultas en su aura, con ello libero su agarre en Seung y bajo la guardia, el brujo al notar ello amplio su sonrisa.

– Phichit ¿no es así? –este asintió-. ¿Cómo sabías que estaríamos aquí?

– Porque yo fui quien te mando a llamar, yo fui el que te advirtió sobre lo que podría pasarle a este niño-comento señalando a Seung Gil, es ahí que Yuuri relaciona las voces, y ciertamente son idénticas, pero antes de comentar algo más, Phichit se le adelante-. Sé que quieres preguntar muchas cosas, pero no es el momento para ello, el pequeño está cansado y podría decir lo mismo de ti, mi casa está muy cerca de aquí, los invito a descansar allá.

El joven dios tiene muchas dudas, al mirarlo a los ojos lo noto que ambos se evaluaban con detenimiento, pero Yuuri no logro sacar nada de él, además, era el primer ser humano del que no podía sentir ningún tipo de emoción que pudiera desestabilizar sus poderes; estaba algo impresionado.

-No tienes que temer de mí-expreso notando la desconfianza del dios-, como he dicho antes, no les hare ningún daño a ti o a ese pequeño.

Este asintió, intentando confiar en él, de igual modo, no puede negarle la situación al joven frente así, tanto Seung como él están agotados física y emocionalmente, necesitaban un descanso. Cargo al pequeño en su espalda y aceptando su oferta, emprendieron su camino siguiendo al brujo. Poco a poco se iban alejando más y más del pueblo; entrando por un camino escabroso que no era fácil de ver, la vegetación cambiaba y se volvía más austera, pinos y más pinos se cernían sobre el lugar dejando notar pocos animales que aparecían en su paso, el sonido del entorno era tenue y con el crepúsculo avanzado en el cielo, el frio comenzaba calar. Incluso a Yuuri ese pasaje le recordaba los cuentos que su madre le contaba de niño, esos donde hablaba de bosques encantados que eran tan grandes que parecían laberintos sin salida, algo tan parecido a ese bosque que se extendía kilómetros a la distancia.

Siguieron caminando durante un par de minutos hasta encontrar una pequeña casita de madera en el medio del paraje boscoso, cuando llegaron a la puerta, Phichit se volteó a verlos.

– ¡Bienvenidos a mi humilde morada! No es mucho, pero espero que puedan estar cómodos-comento mientras abría la puerta.

-Disculpe la intromisión-dijo el dios mientras ingresaba a la residencia.

La casa era rustica, de un solo piso. Desde el primer momento que ingresabas sentías la fuerte energía de su dueño, pero no era asfixiante, era más bien protectora y bastante acogedora, de colores suaves y con una gran infinidad de bibliotecas, tenía un pequeño comedor y varios muebles alrededor de una chimenea, tenía una pequeña cocina y tres habitaciones con sus respectivas camas.

Yuuri no paso desapercibido el hecho de que en la mesa del comedor estaban servidos tres platos de comida justo para tres personas y que en los muebles cercanos estaban colocados estratégicamente dos mudas de ropa que seguramente eran para ellos, hizo ademan de querer preguntar, pero el joven brujo se detuvo en el medio de la sala.

– Deben estar exhaustos de todo lo que han pasado-comenzó a decir-, les he preparado el baño para que puedan asearse, los esperare para comer para que luego puedan ir a descansar.  

-Muchas gracias-agradeció, sin embargo, más y más dudas se iban creando en su cabeza- pero ¿Cómo es que usted sabía todo esto? ¿Cómo anticipo lo que ocurriría?

– Antes de responder todas tus preguntas, es mejor que estés completamente descansado y aseado-alego mientras se quitaba la túnica y la tendía en el ropero-, Creo que si haces eso podrás procesar mejor la información.  

Asimilándolo un poco, Yuuri acepto la oferta y guío a Seung Gil hasta el baño, ambos se asearon cuidadosamente y luego lo ayudo a vestirse con las ropas nuevas que el dueño de la casa había dispuesto para ellos. Al estar vestidos disfrutaron de la comida en silencio, era un pequeño estofado de verduras con un postre de frutas, el joven dios observaba de reojo al brujo, pero no hubo avance alguno durante la hora de la cena. Cuando terminaron de comer, Phichit se dirigió a la sala para leer un libro frente a la chimenea. Ya había anochecido por completo y Seung estaba cada vez más somnoliento hasta el punto de casi quedarse dormido mientras cenaba. Yuuri con una sonrisa enternecida, lo tomo en brazos con cuidado y lo llevo hasta la habitación que le fue provista, dejándolo sobre la cama. Lo cubrió con las mantas y lo observo por un breve momento. Por fin parecía un niño.

-Ha pasado por tantas cosas que ya no actuaba como el pequeño niño de 8 años que es -menciono una voz desde el marco de la puerta, el joven dios se volteó y lo observo.

-Si… -Yuuri siguió al joven brujo hasta la sala donde esta volvió a sentarse en el sillón, este hizo lo mismo, pero en el mueble justo frente a él.

-Debes estar preguntándote muchas cosas en este momento-dijo viéndolo con una sonrisa comprensiva-. Mi relación con este pequeño, como pude saber lo que ocurría y como pude llamarte hasta acá.

Yuuri asintió en silencio, prestando atención a lo que vendría.

-Aunque es natural tener todo eso mente-comenzó-, lo lógico es que no debería saber nada de ustedes, pero henos aquí en esta circunstancia, es por ello que no me extraña tu desconfianza, dios del hielo, Yuuri.

– ¿C-cómo sabe eso? -pregunto levantándose de golpe del asiento.

–  Incluso si no lo sabía, ya me has dado la respuesta con esa pregunta-menciono con gesto divertido, y Yuuri se sentó nuevamente en su asiento con gran vergüenza por verse atrapado por sus mismas acciones-. No tienes que preocuparte, la ingenuidad no es algo malo, al contrario, y al pasar por esta experiencia sabrás como actuar en el futuro si alguien pregunta algo parecido, aunque debo admitir que sin que me lo hayas dicho yo ya lo sabía, el hecho que no eres humano.

Un breve periodo de silencio, Yuuri contuvo el aire antes de soltarlo fuertemente.

– ¿Quién es usted en realidad? –pregunto, estaba consciente del poder que ese chico tenia, pero lo que decía lo sorprendía en demasía, era la primera vez que se sentía tan expuesto ante un ser humano, como si esa persona pudiera ver a través de si y leer de ese modo todos sus secretos.

-Aunque el nombre con el que nací es Phichit, a lo largo del tiempo me han llamado de diferentes formas, el nombre actual al que se dirigen a mi es como el brujo del bosque.

– Hace algunos días, Seung Gil me comento sobre usted, él dijo que usted era como yo, que tenía también poderes ¿Es gracias a esos poderes que supo que vendríamos nosotros? –Phichit asintió.

En silencio se levantó del asiento y camino alrededor de la sala, de repente todas las luces de la habitación se apagaron y ambos eran recubiertos por un manto estrellados dentro de la habitación, Yuuri veía con la boca abierta como todo lo material desaparecía lentamente, quedando suspendidos ambos dentro de ese mar de estrellas, nuevamente la túnica de plata estaba sobre los hombros del brujo, que abriendo sus manos dejo a la vista un punto concreto de las constelaciones, la constelación de Sippar, referente a los sueños.  

-Nací con un gran poder que me permitía ver el futuro a través de los sueños-expreso mientras la constelación serpenteaba y brillaba con mayor intensidad al toque del brujo-, es un horripilante poder que te muestra cosas del futuro aun sin tu desearlo, pero luego de tantos años he aprendido a dominarlo, es de este modo que he podido saber lo que estaba ocurriendo y lo que está por ocurrir.

– Entonces es solo un humano-comento el dios.

Phichit lo miro con sorpresa rompiendo el entorno donde estaban y retornando el estado normal de la casa, Yuuri agarraba con fuerza

– Te ves un poco decepcionado por lo que puedo hacer-comento el joven de piel morena, Yuuri por su lado desvió el rostro avergonzado.

– No, es solo que… yo creí que usted…

-No puedo controlar seres ni elementos naturales, tampoco puedo volar o sentir las emociones tal y como tú puedes hacerlo-indico-, lo único que tengo es una gran longevidad y el poder de crear lazos con las personas, pero más allá de eso, soy un humano como cualquier otro ¿Esperabas que fuera un dios tal como tú lo eres?

El omega no pudo evitar denotar una mirada nostálgica hacia el joven, verdaderamente espero que este resultara ser un dios como él, atrapado en el mundo humano para evitar crear daño a otros seres, pero la verdad, estaba muy equivocado.

– Yo estoy emprendiendo un largo viaje en busca de controlar este inmenso poder que tengo, solo de este modo podré regresar a mi mundo junto a mi familia-lo miro-. Creí que si usted también tenía poderes semejantes a los míos podría ayudarme a controlarlos, pero parece ser que me equivoque.

-Disculpa que no pueda serte de mayor utilidad-respondió Phichit.

-No se preocupe-dijo.

– Pero ahora que tienes estas dudas disueltas, hay otra más que ronda en tu cabeza ¿no es así? -Yuuri asintió en silencio.

– Note como no tienes intenciones ocultas, y como un gran poder protege está casa, alejando el mal por casi 300 metros a la redonda-empezó a decir-. Viendo esto tengo un favor que pedirle.

– ¿Cuál es? –pregunto.

– Seung Gil es solo un niño y no tiene padres, aún es muy joven para mantenerse por sí solo. Ambos se conocen, y puedo confiar que usted podrá cuidar de él en cuanto retome mi viaje, sé que es egoísta de mi parte decidirlo arbitrariamente, pero le pido que lo considere.

– ¿Aunque Seung Gil pueda reñirte por ello? –cuestiono, Yuuri solo pudo apretar sus manos contra sus ropas mientras veía el suelo.

– Estoy preparado para ser odiado por él gracias a mis acciones, sin embargo, estoy dispuesto a correr ese riesgo siempre y cuando éste seguro que él estará bien, solo de ese modo podré seguir mi viaje sin remordimientos.

– ¿Por qué te tomas tantas molestias por un niño humano? –cuestiono-, tú eres un ser celestial, nada te ata a este mundo.

¿Por qué? Yuuri se lo preguntó por un breve segundo dentro de su cabeza. Eso era algo muy sencillo de responder.

– Nos conocemos por un breve periodo de tiempo, pero he llegado a considerarlo alguien muy importante para mí-respondió sonriendo-. En este pequeño periodo de tiempo lo he llegado a querer como a un hermano, y es por eso que quiero que este sano y salvo, solo con usted estará a salvo, así que por favor….

-Entiendo, yo cuidare de él de ahora en adelante-acepto.

Yuuri le mostro una sonrisa sincera de gran agradecimiento, pero antes de pronunciarlo su cuerpo tambaleo mareado cayendo rendido sobre los brazos de Phichit, este sonrió fraternalmente acariciando sus cabellos mientras sostenía del azabache.

-El no sería capaz de odiarte nunca, príncipe Yuuri, no después de todo lo que has hecho por él ¿no es así Seung?

Parado desde el marco de la puerta se encontraba el pequeño cuerpo de Seung, asintiendo con efusión mientras lloraba incontrolablemente, y entre sus pequeños hipidos no podía dejar de agradecer todo lo que Yuuri había hecho y estaba haciendo por él. Le estaba eternamente agradecido.

Publicado por ellexlight

¡Hola! Mi nombre es Génesis, pero por esta zona me conocerán como Elle. Soy licenciada es Gestión Ambiental y vivo en Caracas, Venezuela. Me gusta la lectura, la música (especialmente la instrumental y japonesa), y sobre todo escribir. Tengo escribiendo desde el 2009 y he estado en varios fandoms, tales como SCC, TRC, PPG, inazuma eleven y muy gran parte en Death note, a quien amo con locura. Tengo casi tres años escribiendo para YOI, que se ha vuelto un amor extremo para mi y recientemente he comenzado a escribir para el fandom de BNHA. En cuanto a géneros me gusta el drama, lo erótico, lo fantástico, detectivesco y mpreg/omegaverse. Multishipper a morir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: