[Cap 1] Obscuro y con aroma a lavanda


1. Es amor

Al despertar, su mirada celeste encuentra a Yuuri, quien cambia las flores a su lado. Aún somnoliento, el joven de cabello entrecano observa la sonrisa afable del asiático. De pronto, la vida se ha vuelto color de rosa. El azabache de rostro apacible se acerca y le habla con voz risueña:

—Hola, Victor, te ves alegre hoy. ¿Tuviste un buen sueño?

—Yuuri, ¿cómo podría no estarlo con esta vista? Cualquier dulce sueño se desluce ante tu sonrisa.

Victor lleva la adoración marcada en el rostro, todo es amor y felicidad para él, quien permanece recostado, sonriente y expectante. Yuuri, luciendo ahora un bonito y sutil sonrojo, se sienta a su lado en una silla y se acomoda los anteojos. Sonetos del amor oscuro y Federico García Lorca aparecen escritos en la portada del libro abierto en sus manos. Victor se siente intrigado por el título, Yuuri comienza a leer en voz alta:

Soneto gongorino.

—¿Qué me leerás esta vez, Yuuri? —interrumpe curioso desde la cama.

—Algo… digno de Eros —suelta con voz algo tímida, sin perder la solemnidad en su postura. La mirada del otro se ilumina mientras Yuuri oculta la suya tras el libro, por lo que Victor se inclina para no perderla y, con atención, escucha embelesado.

«Este pichón del Turia que te mando, 
de dulces ojos y de blanca pluma, 
sobre laurel de Grecia vierte y suma 
llama lenta de amor do estoy parando.

Su cándida virtud, su cuello blando, 
en limo doble de caliente espuma, 
con un temblor de escarcha, perla y bruma
la ausencia de tu boca está marcando.

Pasa la mano sobre su blancura 
y verás qué nevada melodía 
esparce en copos sobre tu hermosura.

Así mi corazón de noche y día, 
preso en la cárcel del amor oscura, 
llora sin verte su melancolía».

Al concluir el poema, ambos suspiran de manera sincronizada y Victor interrumpe el silencio que se produce.

—Es bello… y triste.

—Lo es —responde bajando el libro hasta sus piernas.

—Y también muy eros.

—¿Verdad? —Yuuri le sonríe, provocándole un cosquilleo agradable.

—Léeme más.

Con notoria satisfacción, Yuuri lee a Victor más de esos poemas de amor prohibido. Aunque los poemas sean tristes, a Victor le parece que este momento juntos es perfecto. Sintiéndose pleno de amor y feliz, escuchando la voz cariñosa y suave, quedóse atrapado en un sueño hermoso y vívido, donde dos amantes se encuentran bajo la luz de luna. De un momento a otro, la actitud de Yuuri cambia provocando que aún en sueños pueda escuchar el Soneto de la dulce queja. Usa un tono diferente, más lastimero, haciendo que Victor preste más atención a esas palabras que, aun sin saber por qué, le duelen.

«Tengo miedo a perder la maravilla
de tus ojos de estatua y el acento 
que me pone de noche en la mejilla 
la solitaria rosa de tu aliento.

Tengo pena de ser en esta orilla 
tronco sin ramas, y lo que más siento 
es no tener la flor, pulpa o arcilla, 
para el gusano de mi sufrimiento.

Si tú eres el tesoro oculto mío,
si eres mi cruz y mi dolor mojado, 
si soy el perro de tu señorío.

No me dejes perder lo que he ganado
y decora las aguas de tu río
con hojas de mi Otoño enajenado».

Al terminar la lectura, el joven azabache limpia una lágrima rebelde, acaricia el cabello de Victor y sale del cuarto. Victor en sueños le busca para consolarlo.

Publicado por Ceres Dupel

Soy un ser mutable, dual y no pertenezco a este mundo; siempre sueño con otros. He vivido de todo; he vivido demasiado. Creo que ello me ha vuelto un ser comprensivo y tolerante, mas no crédulo. Odio las mentiras tanto como los spoilers. Me gusta cantar, crear historias, estudiar de todo y hacer cosplay. Apoyo a la comunidad LGBTQ+ y me encantan los chinos ancestrales. Para mí todo es arte.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: