MOF – 🔥 Cap 07🔥


  Shary POV’s: Hola, si has llegado hasta aquí por medio de AO3, espero que puedas disfrutar esta bella historia.

***************
🔥Capítulo 07: Re-Encuentro  
🔥Autora: Shary
🔥Arreglos y Re-beteo: Liz y Shary
***************   

  ***************🔥Capítulo 07: Re-Encuentro  🔥Autora: Shary🔥Beteo General: Shary (Mi beta ardilla anda en calamidad)🔥Arreglos: Shary***************   

Salón de vigilancia del T.S.P.A – Tokyo/Japón 
Febrero del 2017 – 4:00 P.M

En las cámaras observaban el ingreso de los últimos convocados y el T.C Katsuki estaba al frente con los agentes especializados de las TICS, coordinando cualquier minucia. Tenía a Chulanont a su lado, limitándose a preguntar pocas cosas prácticas del momento, Giacometti estaba serio en una de las sillas; desde aquel día no le dirigía del todo la palabra y cuando se disponían a desplegar el inventario final, de la nada, se activó la alarma en rojo con esa sirena característica así como se ha de acercar a paso acartonado un Crispino muy alterado.

—¡T.C KATSUKI!… ¡SERÁ MEJOR QUE VENGA CONMIGO POR FAVOR! â€”Fue directo al grano.

—¿Qué ocurre Mikey? ¿Por qué la alarma se activó? —Habló Phitchit al ver el rostro ajeno desencajado.

Christopher tenía un indicio pero estaba negado ante aquella posibilidad y Yuuri, neutral en donde se encontraba le pidió puntualizaciones exactas. Michelle a raíz de eso, tomó posesión del escritorio de operaciones, tecleó un par de veces y enfocó una de las cámaras de última tecnología que dan al patio principal. Se pudo apreciar perfectamente la “chambranera” de los dos bandos o una audiencia dividida por la euforia alentando tal atrocidad y el estar al margen del tema…

Nekola y Leroy se batían cuerpo a cuerpo con sus brazos, la puja de ambos toros de raza era tan tremenda que algunos debían apartarse para evitar salir golpeados, Jean no esperaba que ese “gorila con cara de arlequín” tuviese tal fuerza descomunal, sí hace alguna salida en falso, le darían fuerte en su orgullo, debió hacer alarde de sus conocimientos físicos y puntos cruciales del mismo para contrarrestar lo obvio (en cierto modo era como si enfrentará a su jefe Otabek) así que agradece por mucho los tips que siempre su Subteniente ha tenido con él cuando están en practicas. A pocos metros, estaba Románova dando cátedra de como dar patadas fluidas a diestra y siniestra a un Plisetsky aturdido porque no esperó que la “chiquilla” tuviese ese nivel, ¡Joder! ¡Debía actuar rápido!

 Entre otras cosas de estar pendiente a la maldita bola de pelos que intentaba morderle. 

La chica trastabilló, Plisetsky oportuno, se fue bruces a ella y supo ajustar un par de encontronazos carentes de sofisticación en un policía del “calibre” que se supone que debe ser. Acto seguido, Makkachin trató en dar un bocado al rubio de nuevo haciéndole retroceder, Vickytoria aguantando el dolor por esa emboscada, le llamó con desespero, más no pudo evitar que Cabo le pateara con potencia. El perro de raza chilló de suplicio sobándose como pudo con sus patas peludas su pobre hocico cuando la dueña pudo aproximarse.

—¡MI VIDA! ¡¡OYE!! ¡¡MÉTETE CON UNO DE TU TAMAÑO, BRAVUCÓN!! â€”Vicky, encarnada de la ira, encaró con acciones ágiles de lucha marcial y le haría pagar con creces. Yuri bloqueó todos sus intentos, acertó un Geri rastrero haciéndola caer. Sin avisar, dio un golpe que iba directo al pecho y en hora buena Vicky, rodó sobre sí misma a un lado por inercia logrando que su adversario fallara y creara un hueco de arena, barro y zahorra en suelo. Ella se puso en pie perdiendo el liguero que sostenía su cabello mostrando el largo que este poseía, respiraba agitada, sin nada de glamour y mantuvo su guardia—. ¿Eso es todo lo que tienes, cariño?

—Eso fue calentamiento…—Agitaba su muñeca para sacarse el calambre que le generó ese golpe y de un tirón tronó todos sus dedos mientras daba sus pasos—. ¡¡AHORA SÍ EMPIEZA LO BUENO, NIÑA INSOLENTE!! —Cortó toda distancia a gran velocidad y pasó a un nuevo golpe, Vickytoria prendió motores también y esperó el momento exacto para dar un buen salto con voltereta tomando como catapulta el brazo tensionado del mismo Plisetsky, aterrizó al suelo cual liebre y reacomodó su dirección rumbo al Cabo cabreado. 

—¡PLISETSKY, A TU SOMBRA! —Vociferó Altin desde su lugar y Cialdini le aguantó por el brazo.

Cuando C.P Plisetsky quiso girar fue demasiado tarde, como tuvo su defensa baja ella logró encestar un buen puñetazo directo. Uno tan duro que se pudo escuchar claramente el “Ouchs” implícito de todos. 

—¡TE HARÉ PAGAR POR LO DE MAKKACHIN! 

Yuri Perdió algo de equilibrio y tras ello, un labio inferior partido. Azorado por tamaña hazaña y por la sangre saliendo de su herida fue por revancha. Ambos otra vez dieron marcha con una nueva oleada de golpes y las cámaras seguían captando todo en vivo y en directo, sin descuidar pisada alguna.

—Vaya que son buenos…—Fue lo que salió muy explícito de la boca del japonés cuando vio en pantalla al par de novatos en acción, mucho más en la jovencita. La sonrisa maliciosa denotó lo sorprendido que estaba.

Yuuko se quedó corta cuando le describió la proeza que Románova hizo estando en Hasetsu, el gesto en sus facciones por presenciar el mosqueo de Plisetsky, sin dudas fue impagable, ahora si que le ha acaparado toda su atención. Está interesándose más de lo debido, lo suficiente para que sus ojos tomaron un brillo que nunca se le ha visto por nadie, uno con determinación y Chris desde su posición pudo captar con profundidad esa “curiosidad repentina” de Yuuri, pero no hallaba el por qué.

—Por Buda… ¿Pero cómo fue que pasó esto? —Al moreno casi que le da algo.

Sus manos las llevó a su rostro de lado y lado como cierto personaje de JBA que suele usar en sus partidas de combate cuando tiene tiempo libre. Michelle sobrellevando sus nervios, explicó lo sucedido y Giacometti le reviró a su jefe señalándole con su dedo. 

—¡¡TÚ!!, ¡¡SABÍAS QUE ESTO PODRÍA PASAR!! ¿SABES EN EL LÍO QUE SE TE VIENE SI A ESOS NIÑOS LES PASA ALGO?

—Calma, caballeros. —Mencionó Katsuki con tranquilidad—. Eso ya lo tenía previsto, pero no esperaba ver a los perros guardianes del M.B Cialdini en una trifulca con nuestros cachorros… Es muy Interesante, ¿No lo creen? —La sonrisa dura y confiada en su jefe fue evidente y el “¡YUUUUUURI!” que gritaron Phichit y Chris exasperados por el comentario le sacó un bufido gracioso… Para rematar, tenía a un Michelle armando tragedia y azorando su vestuario, desesperado a más no poder, se le pudo escuchar con voz aguda y fantasmal un: ¡T.C HAGA ALGO POR FAVOR!” 

No le quedó de otra más que apelar a sus peticiones o las exigencias para con él, nunca acabarían.

—¡Ok! ¡Ok! Ya entendí…—Alzó sus manos en señal de paz—. Ya voy, ya voy… ¡Eso sí! No quiero quejas si tomó medidas bruscas. —Tomó su gorra de plato policial imperial acomodándosela sobre su cabeza, también su capa formal. A medida que fue avanzando agarró su revólver junto a su katana y ambas cosas las guardó en la fundas que lleva anexadas en su cinturón saliendo rápidamente al sitio indicado.

—¿Esperen? ¿Acaso él hará lo que yo creo? —Dijo Michelle.

—Te apuesto mis hamsters, ¡A que sí lo hará! —Le siguió Phitchit.

—¡Odio sus soluciones radicales! ¡¡¡A por ese japonés!!! â€”Concretó Christopher.

Los tres subordinados ni terminaron de sacar conjeturas cuando se fueron también al minuto de verle salir. Yuuri era ágil, cada zancada era apresurada. Estaba por llegar al “zona de batalla”, mientras se ubicaba él podía escuchar la intensidad del bullicio y el alboroto entre la multitud… 

Patio principal del T.S.P.A – Tokyo/Japón 
Febrero del 2017 – 4:15 P.M

Simultáneamente los chicos estaban ayudándose e intercalando ataques. Llenos de golpes y heroísmo que demostraba la gallardía de los cuatro guerreros aún intacta, En plena contienda, Emíl cae al suelo con J.J encima suyo, ambos están apretujados como boas, Vicky al ver a su compañero en problemas quiso ir pero Yuri, ¡Se hizo notar con varios Yaks y Jabs repetitivos! 

—¡Tu oponente soy yo, que no se te olvide!

—¡Eso lo tengo claro!

Lo que estuvo en juego en cada pelea estaba a punto de terminar, mientras toda la arena seguía de pie aclamando poder… Cialdini y Altin no podían hacer mucho, sus gritos e intentos para que sus colegas detuvieran está absurda francachela fueron en vano, no hacían caso. A su derecha estaban un equipo de hombres altos y fornidos que estaban integrados en su mayoría por japoneses y unos cuantos de procedencia británica, sentados sobre algunas cajas al margen de todo, hablaban “al secreteo”

—¡Dios! ¡Qué pelea!

—Yo daría 2.000 Yenes por perros de la F.S.B

—Le voy 3.000 a los Novatos ¿y usted qué opina jefe?

—¡Que se dejen de idioteces! ¡Al rato a esos los van a sancionar y lo que menos nos importa es vernos involucrados en pendejadas! ¡Recuerden el porqué estamos aquí! —Exclamó el más experimentado de todos afilando su navaja y ellos asintieron.

Los ojos de aquellos fisgones no se despegaban de Nekola, El checo logró zafarse sin problemas de Jean gracias a la mascota perruna que intentó colaborar como pudo aún con su hocico adolorido. Siguieron con más golpes a sus pechos, tórax y caras, diciéndose cosas el uno al otro como adversarios de temer.

—¡El King te dará lo que es bueno! â€”Atacó con una lluvia de Yaks muy de su estilo, su contrincante se escudaba aguardando la oportunidad y cuando vio que la intensidad mermó y que Makka lo distrajo con sus ladridos, contra-atacó.

—¡No lo creo su alteza, este caballero aún tiene con que! —El rubio castaño con agilidad se agacha y rompe a correr cargándolo sobre sí a cualquier lado dando un rugido, J.J, le decía frases como: “¡Hey bájame!”  y cosas así con caras muy exageradas…

Si volvemos con el de hebras doradas y la platinada, su round no ha acabado. Los peleadores van desfalleciendo del cansancio, más que todo Vicky quien no está acostumbrada a cosas tan extenuantes como esta. Continúa en su lucha por mantenerse en pie, no deja de lanzar ataques propios con destreza y en ofensiva a su rival. Como era de esperarse, Yuri logró atinar a la chica un par de Swings  dejándole moretones violáceos o rojizos con ese líquido rojo fluyendo de sus pómulos y brazos, claro ella no se quedó atrás. Después de esta partida de labio que ella le propinó, logró sacarle un par de rotos más en su ceja, y un ojo morado.

¿Que esperaban? ¿Qué ella fuese una linda flor de la pradera? ¡Ya vimos que nuestra “diva”, no lo es!

En un acto desesperado el ojos esmeraldas toma a la chica a mansalva, la estruja consigo, le saca de a poco el aire teniendo ventaja de su musculatura como su altura. Ella no puede moverse a sus anchas, se vé perdida, sus rostros y alientos chocaron botando el estupor cálido junto con el sudor recorre ambos cuerpos por el esfuerzo.

—¡Ríndete e implora perdón! â€”Ordenó sin aspavientos y fue triplicando la presión ejercida a medida que la elevaba del suelo sin darse cuenta.

—¡¡Ahhhg!! …¡Ja-jamás! â€”En esas, la más joven aprovecha esa situación, y da un cabezazo en la frente del rubio, lo deja aturdido, tanto que afloja su agarre. Ella cayó, recuperó su aliento tomando bocanadas de aire, el otro rabiando de dolor se tocó nuevamente su frente y cuando pensaba en maquinar otra cosa, pasó lo impensable…

El novato de la T.S.P.A como no se fijó a qué dirección iba con el gritón chaperón, terminó remolcando a Raymundo y todo el mundo (con perro incluido) irrumpiendo la armonía de otros. La estrellada fue estrepitosa. Algunos de los hombres escaparon de esa aplanadora humana, sillas rotas, carpas, y uno que otro material ubicados en medio del camino fueron arrasados. Para complicar el asunto, el resto de veteranos afectados que no estaban involucrados, se les dio por unirse al ajetreo y con muy malas caras, vaya que estaban enojados. Les rodearon alzándose como bestias apunto de matar y comer del muerto, pedían sus cabezas a medida que tomaban palos, cadenas y algunos cuchillos a la mano….

Oohhhhhh… ¿Huelen eso? ¡Huele a problemas! y ese cuarteto recién se reponen de la coalición.

—¡Auch! ¡Maldito Leroy! ¡¿Qué rayos estas haciendo en mí camino?¡

—¡Hey! ¡Yo no tengo la culpa que ese gorila hiciera eso!

—Oye ¡¿A quien le dices gorila, rey de cuarta?!, ¡Rétractate y pídele disculpas a mí compañero!

—Señores…—intentó interrumpir el checo, pero le ignoraron olímpicamente, seguían discutiendo mientras el perrito se puso a la defensiva gruñendo a los matones que les venía encima, no se percataban del peligro y sin saber qué más hacer, Nekola sacó de sus adentros una voz gutural—. ¡CARAJO, ESCÚCHENME! —Ahora todos voltearon debido al grito que pegó, él estaba de espaldas pero no hay que ser idiota para identificar que el chico se notaba tenso en esa rígida postura, giró unos milímetros su cabeza y así dirigirles la palabra—. Yo sé que están emocionados por seguir peleando pero creo que hay que dejarlo para después… Si no defendemos nuestros traseros, ellos nos van a dejar como “colador” —Sentenció.

—”Demonios”… — Pensó Altin estando aún junto a Cialdini. 

—Otabek sé lo que estás pensando, si vás con ellos no podré ayudarte. —Aunque no demostrara sus emociones abiertamente ese dejó de preocupación le carcomía su ser, debía hacer algo y pronto así implique desobedecer a su Mayor Brigadier. 

Por otra parte, la ronda fue más reducida; los cuatro chicos y el perro guardián se pegaron entre sí con sus espaldas cubriendo el posible perímetro, de no ser por Emil, quien actuó como la voz de la conciencia de Yuri, Jean y Vicky, continuarían al jaleo de palabras o insultos y por más que les incomode no podían seguir luchando del tingo al tango con ellos mismos.. Ahora deben hacer alianzas para salir bien librados de está…

—¡A JODERLOS!

En segundos, la lona ahora tomada por más personas tras una ordenanza organizada desplegaron toda la furia que traían consigo e inundaron con gritos de guerra cada una de sus pendencias. Lanzaban embestidas sobre el pequeño equipo, cuchillos viajaron de aquí a allá sobre el mantel arenoso que se fue tiñendo del rojo contenido en esos seres vivientes de carne y hueso. Con el pasar de los minutos desconocieron la reversa del motor original…y para la pinta, podemos decir que esto ya no es solamente contra ellos, ahora es el todos contra todos. Palos, piedras voladoras, puños, roces, cortadas con armas blancas de aquí a allá era lo que se evidenciaba. 

Los chicos la tenían difícil, Emil y Jean se congelaron al ver que Yuri resbaló por un mal paso y Vicky quiso ayudar, pero un sujeto estaba por darles por igual un embate con el garrote improvisado que llevaba. En ese momento, se mete el Subteniente Altin conectando con solidez un hit usando sus manoplas, ha lastimado al Terrible rufián… Jean y Emil se les unieron y de paso se resguardaron un poco de la matanza de tras de un tumulto de arena más no por mucho tiempo. 

—Yuri. —Mencionó Jean—. ¿Te encuentras bien, gatito?

Vicky no pudo reprimir la risa y decirle al rubio solo para molestarlo un: Â¿Gatito? ¿En serio?… Aww~ que lindo… aunque le dolieran los pómulos debido a puñera recibida, el ruso sonrojado y enojado le reviró al canadiense. 

—¡YO NO PEDÍ AYUDA DE NADIE! 

—¡CIERREN LA BOCA LOS DOS!— Habló un Altin ofuscado su rostro refleja aquel sentimiento—. Debemos buscar la forma de salir vivos de aquí, y cuando esto acabe tendremos una seria conversación sobre lo sucedido. Sobre todo tú, Plisetsky. —Fue severo…Yuri y J.J sabiendo como se pone Otabek cuando está en modo “Jefe” optan por seguir sus órdenes a regañadientes y luego sus ojos se posaron en el par de novatos.

—¡Hey, ustedes y… el perro! —Los chiquillos dan un ¡¿Ahh?! involuntario y nervioso entre ellos, Makkachin del miedo agacho su cabeza cubriéndose con sus patas delanteras y metió su rabo entre las patas (valga la redundancia) traseras, el kazajo continuó—. Sus apellidos y sus rangos.

—Vickytoria Romanova y Emil Nekola señor. —Habló el checo.

—Somos Cadetes ordinarios en formación de la T.S.P.A. —Completó rusa.

—Cabo Primero Plisetsky, Cabo Segundo Leroy , yo soy el Subteniente Altin de la FBS. —Mencionó el de sus colegas apuntandoles con su dedo—. Ahora que se acabaron las presentaciones, escúchenme bien los cuatro. — El Superior dio indicaciones tomando el mando “temporal” por el bienestar de ellos mismos, Romanova y Plisetsky al ser los más rápidos irían en punta y le enfatizó al rubio en no armar otra discusión con la chica. Leroy y Nekola estarán como apoyo incluyendo él (y si es necesario, Makkachin también) con el fin de no desperdiciar fuerzas y cooperar mutuamente. 

—¿Estamos claros en eso o no?

—¡Si señor! — tres de los cuatro subordinados afirmaron y un “¡Woof!” sonoro salió de la boca de Makka apoyando la noción sentado en el suelo bastante erguido. De Yuri, solo se escuchó un chasquido de su lengua, Otabek como le conoce con dos de sus dígitos adquirieron la forma de una “V”, señaló a sus ojos y luego a los suyos, dándole a entender que lo está vigilando. Este gruñó en respuesta.

—Bien, Hagámoslo.

El despliegue del grupo (ahora de cinco) como tal, ¡Empezó!: Los peleadores comandados abrían paso en el intercambio de golpes los cuales no pueden ser cuantificados. seguidamente, Katsuki se les quedó mirando por un buen rato en lo que iba aproximándose como sombra, al fin había arribado y tomó nota de cada uno de los comportamientos previstos hasta ahora, así como fue descartando algunos implicados. Con una calma imperturbable, en su intercomunicador daba la orden de que los francotiradores se fueran ubicando en puntos estratégicos con sus fusiles Barrett M82, los cuales se distinguen por su elevado nivel de precisión como mecanismo y pleno conocimiento de lo que estaba sucediendo en esta situación y en tiempo real, él lo usaría como última medida en caso de que su plan original pudiese fallar.

Phichit, Crispino y Giacometti dan su carrera maratónica, logran ver al T.C en el lugar, palidecieron por el escenario que ese japonés ha creado. La luz reflejada en sus lentes no permitía ver con claridad el fuego y la seriedad de sus irises, sus labios formaron una tenue sonrisa. Una que daba la antesala por lo que está apunto de cometer. El cuerpo policial que se mataba a golpes o palos, seguían en lo suyo, cuando creyeron que nadie o nada podía detener aquello, el T.C desenfundó su arma semiautomática, un revólver S&W 500 marca Magnum modificada a sus preferencias. Cedió un par de pasos, se detuvo apuntando de lado con su brazo totalmente extendido al cielo y …

Sfx: Bang!!!

Dio un tiro al aire (de esos corta luces y fugaces, si me preguntan) la gente que tapaba parte de su campo de visión se asustó abriendo el sendero a seguir e hizo un segundo tiro de ese proyectil al mismo rumbo. Con este, logró aminorar parte de la pelea haciendo voltear a todos a su dirección, Vicky confusa también giró su cabeza, pero no previó que uno de los energúmenos atacará suciamente y con madera en mano listo para golpearla.

—¡VICKY CUIDADO! â€”Su compañero avisó tarde, el subteniente estaba tenso por estar muy alejado y ella de la impresión solo pudo cerrar los ojos esperando el sonido de esa pieza en su piel… Más todo lo que se escuchó fue un último disparo y el olor a pólvora.

El Teniente Coronel haciendo alarde de sus habilidades como tirador, descargó con frialdad esa bala al instante qué tipo bajaba la madera con fuerza, la munición atravesó el objeto contundente con precipitación, al punto de destrozarlo por completo. El sujeto quedó en shock, y dejó caer al suelo el sobrante empuñado asi como todo su ser. Por todo lo demás hubo un gran…

《Silencio》

La ausencia total del sonido fue abismal, ese estado insonoro que se perpetuaba en todo el lugar les dejó helados, ahora solo preguntan una cosa: ¿Quién había cometido tal ocurrencia?… Emil fue por Vicky y más atrás se les unieron los tres superiores. Estaban igual o peor de intrigados. Entonces, a lo lejos se escuchó una voz en la dirección donde se propinaron los balazos de hace unos momentos. 

—Ahora que tengo su atención Caballeros, espero poder charlar amenamente con ustedes. 

El hombre de vestuario policial imperial negro aún blandía su revólver a medio lado apuntando hacia ellos, hizo un movimiento sutil, lo giró sobre sus dedos hasta acercar la punta metálica a la comisura de sus labios y sopló el resto de humo que expelía con cara de pocos amigos.

—Esa… Esa voz… Se me hace conocida. —Acotó Vicky con el corazón acelerado no solo por lo que pasó, sino porque en realidad algo en su interior se removió al escuchar a ese señor. 

—¿Estás segura? —
Preguntó por lo bajo Emil, el Subteniente y los dos Cabos estaban alertas ante cualquier cambio. 

—¡Puedes apostarlo!, sí tan solo pudiera verlo.

Mostrándose digno y templario, caminó a paso lento guardando su arma de forma espectacular. La gente o más bien la jauría de perros, en su mayoría murmuraban aterrados por ver de quién se trataba, se alejaban por inercia dando vía libre a su andar.

—Les abren las puertas de “mí” academia, se les trata con decencia ¿y así es como se comportan? ¡Que patéticos!  Â¿Con qué derecho vienen a interrumpir la tranquilidad de “mi” recinto y destrozar lo que no les pertenece? —Marcó neutral sin perder de vista al grupo de responsables y ese silencio del cual se mencionó minutos atrás se mantuvo como recuerdo latente de no poder refutar nada—. ¡NO HARÉ DISTINCIONES!— Manifestó con carácter—. El trato será igual para todos, en vez de mandarme a hombres de guerra dispuestos a luchar por sus naciones, tengo a cambio uno ridículos carentes de criterio que llenan de vergüenza el uniforme que portan.

Algunos en la muchedumbre se molestaron y bramaron en su contra e incluso amagaron con golpearle pero Katsuki es precavido.

—Yo que ustedes no haría alguna estupidez, a menos que quieran un tiro en los sesos. —
Seguía su marcha y con los dedos de sus manos simuló una pistola llevándola a su sien, esa fue la señal a todos los francotiradores, los mejores de cada brigada a su mando e hicieron presencia mostrando encarecidamente sus armas letales. El destello delgado y traslúcido infrarrojo no mentía, estaban a su merced.

—¡¿Y QUIÉN DIABLOS ERES?! â€”Arrojó Plisetsky de mala leche al tipo desconocido.

Altin y Leroy le dieron un apretón por sus antebrazos en señal que calmara sus arranques y el japonés soltó una seca y corta risa cínica ante ese comentario.

—¿Qué quién soy? —Cuando se acercó lo suficiente al sitio del desastre, habló dejando asombrados a todos, en especial a una plateada la cual abrió por mucho sus ojos azules al reconocer la “figura” delante de ella y él también… La reconoció—. Permítanme presentarme caballeros y claro… A usted también, señorita. —Todos sus fraseos iban dedicados a esa flor delicada y salvaje hallada entre tanta maleza dando su mejor toque personal, tomó por la punta de sus dedos el gorro que portaba e hizo un pequeño ademán a su pecho como saludo. 

 —Soy Katsuki Yuuri
By Sharayanime

 —Soy Katsuki Yuuri… Teniente Coronel de la FPJ, y Comandante de línea de la Fuerzas Especiales de la Guardia Imperial. Es un gusto conocerlos…—Y eso, literal…¡La Mató!   

—¡¡Ah, Sakra!!…Aunque es pequeño, el T.C da mucho miedo ¿No te parece Vicky ¿Eh? ¿Vicky? ¿Holaaa? ¡¡La tierra llamando a Vicky!!

Parece que Vicky e.x.e dejó de funcionar… 

Llevó sus pequeñas manos tapando parte de su rostro atribulado y totalmente sonrosado por ese “re-encuentro”, y el destino ahora mismo para ella, era una perra bandida que le gusta jugar con sus desmanes… Aunque Makkachin si se veía contento de ver al adulto humano, aullaba feliz y meneaba su colita. De apoco, el sistema operativo de Vicky entraba en funcionamiento al oír los ladridos de su mascota. Esto debía ser una broma, una muy mala por cierto…

—¡¡NO …PUE-DE… SER!! ¡¡EL TENIENTE CORONEL ES EL TÍO DE YUUKI!! —Comentó en un chillido ahogado, Makka se puso a su lado—. YUUKO LO SABÍA Y NO ME DIJO NADA!!! ¡¡AHHHH~~ ME MUERO!!

—¿Yuuko?, ¿Yuuki?, ¿Yukina?, ¿Yukatas?, yo tambien le juego a la letra “Y”, pero… ¿Quiénes son? Wait!!?, Â¡Â¿Dijiste T.C?! Â¡Â¿Acaso ya conocías al famoso T.C en persona y ni lo sabías?! â€”Le susurró el checo igual de asombrado.

—¡Si!… es decir, Â¡No! ¡¡Bueno ya ni sé!! Solo te diré que fue un gusto haberte conocido y si es que vivo, te explicaré… —Pensó la pobre mientras se echaba al suelo fuera de sí de forma dramática mientras que Emil la agitaba por detrás de sus hombros muy preocupado gritando su nombre y la hizo entrar en razón. De todas las personas que esperaba, jamás se imaginó en volver a ver a ese “bonito pero antipático japonés” y menos, que él, ese tío de su pequeño principito fuese nada más y nada menos que “Su futuro jefe”

Vio al mismísimo demonio con cara de ángel… 

Yuuri debajo de esa fachada sería quería reír por las reacciones de aquella jovencita rusa, es humano después de todo. Con sus ojos cafés detalló su rostro femenino y juvenil, estaba algo maltratado por los golpes que recibió, aun con estos, su belleza bohemia no perdía finura. Ella también le sostuvo la mirada pero no por mucho, la pena le ganó desvió su carita en un gesto bastante tierno y enrojeció hasta la punta de sus orejas, el muy maldito se lo estaba gozando épicamente en primera fila. ¡Le encantó!

Del lado de Vickytoria rogaba que la tierra se la tragase entera y no la dejara salir nunca por los siglos de los siglos, ahora todo tuvo sentido en su mente, pudo atar los cabos faltantes sobre esa “inusual conversación” en Hasetsu y su actitud para con ella… Fue una prueba. Una maldita prueba de mal gusto con la cual ahora siente un baldado de agua a cántaros sobre su cabeza.

¿Cómo coños iba imaginar que estaba hablando con uno de los superiores más reconocidos por no decir el mejor del país? Â¡Pobre niña! ¡Recen por su alma!

Entre otras cosas… No lo querrá admitir, pero si de civil el tipo era “enigmático” y “atrayente” el empoderamiento de Policía Imperial lo hacía ver jodidamente galán ¿Y por qué, no? ¡Bastante sexy! (y conste que jamás había tenido tantas emociones encontradas al ver a la misma persona dos veces.) Se sacudió como pudo esos pensamientos “raros” de su interior y se centró en lo suyo.

—Sobra decirles que en ausencia del General, Yo soy la cabeza al mando de la T.S.P.A, ¿Algo más que aclarar? —Muchos negaron… ¿Obvio no?, claro que van a negar teniendo todas las miras lasers en sus cabezas. Katsuki alzó su mano dando señal a sus francotiradores de bajar la guardia, y luego prosiguió—. Bien, debido a que el escenario quedó en condiciones no aptas, deberé aplazar todo para mañana y eso es un problema. —Caminó aun lado con sus brazos cruzados por su espalda luego se detuvo haciendo una pose pensativa y seria para tomar su decisión—. Cada uno de los implicados tendrá una anotación en sus hojas de vida por tal desfachatez y es irrefutable.

—¡¿QUÉ MIERDA?!  —Sentenció Plisetsky, claro los demás despotricaban por lo bajo mas no tenían el perrenque necesario para exteriorizarlo como el ruso—. ¡DEBERÍAS JODER A TUS NOVATOS Y MÁS, A ESA MOCOSA QUE INICIÓ TODO! ¡SOY TODA UNA EMINENCIA PARA QUE ME VENGAS A RESTREGAR AQUELLO EN MÍ CARA, CERDO! —Vicky y Emil se sorprendieron por el trato impersonal que lanzó el Cabo al que era su superior, Pero ellos desconocen que ese par ya se ha tratado antes. 

Giacometti y Chulanont sacaron sus pistolas y Crispino desenvainó su espada ropera llegando con Yuuri, se prepararon caso de que alguien realizara “algo anómalo”, más dio un indicativo sus hombres de confianza de no atacar y le respondió al perro de la FBS.

—Vaya, vaya, vaya. No te hagas de rogar, Plisetsky. —Le observó con un aura neutral mientras daba un par de palmadas. â€”Te conozco muy bien, tan bien que puedo jurar que tú fuiste el que inició todo y terminaste involucrando a tu equipo. ¿Cierto? —Altin no podía hacer nada, solo le quedaba aceptar los hechos al igual que Jean. â€”En cuanto a mis cachorros, ellos tendrán una pequeña sanción, son niños después de todo. 

—Ese antipático… ¡Ya verá!

—¡Alto ahí Vicky!, ¡Basta de peleas ya salimos una, no más por hoy!

—¡Suéltame Emil, déjame ir a golpear a ese cari-bonito japonés! 

Románova infló sus mofletes en disgusto pataleando como pudiese y Nekola la rodeó por la cintura teniéndola “quieta en primera” para evitar que hiciera otra cosa, hasta Makkachin ayudó a apaciguar a su dueña y al tiempo que eso pasaba, el jefe continuaba su discurso.

—Pero lo tuyo es más grave… Perder la compostura por una minucia que se pudo solucionar, eso le deja muy mal parado en su rango y da mucho que desear sobre usted, Cabo. —Yuuri sabía por dónde cogerle a su homónimo y eso, lo enervó.

Se sintió humillado con sus palabras (aunque fueran ciertas), se sintió humillado por el menosprecio a su persona, menoscabando sus logros, eso le pudo con todo su raciocinio omitiendo toda comprensa, es más que si le describieron punto por punto cada acotamiento.

—Eres un …— Yuri no terminó de decir algo más cuando dio marcha hacia él T.C…

—¡¡¡¡YURI!!!!

Otabek y Jean no pudieron detenerlo, Vicky y Emil, mas el resto se quedaron pasmados por el atrevimiento que haría el rubio, Yuuri no se movió y avisó por el comunicador a sus división de que no dispararan. Esperó a que se acercara quitándose la gorra y capa para dejarlas por ahí en algún lado y cuando ya se lo vio encima con el puño directo a su cara, Yuri cometió un error fatal. Su defensa estaba totalmente desprotegida. A raíz de eso, el T.C tomó todo su favor. 

—¡¡QUÉ DEMO..!!

En un parpadeo la acción que hizo fue veloz, el Cabo Plisesky no ambicionó esa jugada, Yuuri esquivó su golpe agachándose etéreamente y realizó técnicas bastante complicadas que dejaron a su oponente en blanco. No dio respiro, tampoco tregua alguna y a la vista de muchos su secuencia de golpes era emocionantemente perturbadora. En últimas, dar el toque final con entereza de un impacto de rodilla, seguido de un combo y finalizar con una Patada de lado reventándole toda la cara apalastrada del rubio, simplemente fue mortal… Fue con tal descargue que lo mandó a volar a un lado de la lona rompiendo las mesas en su aterrizaje tortuoso.

"Es
By Sharayanime

—“Es…es increíble“…— se guardaron eso Vicky y Emil para ellos mismos en donde se encontraban, y eso que esto no es ni la cuarta parte de lo que ese Japonés podía demostrar (fue tan solo un abrebocas) ¿Cómo será verle en acción cuando se le requiera en las misiones? …Ambos tragaron saliva muy hondo pensando seriamente que no debieron inscribirse para la convocatoria del F.E.G.I.

Yuuri después de esa pequeña “exhibición”, recorre lo faltante hasta llegar a un Yuri desorientado, rabiando del sufrimiento y escupía sangre por el daño causado. Trató de reponerse pero le fue imposible, Katsuki le puso un pie en todo su pecho sacándole un gemido de dolor, este desenfundó su revólver en dirección total al espacio que hay entre sus cejas y frente. Yuri impotente apretaba sus dientes oponiendo resistencia ante la circunspección que halló en las facciones de ese Japonés de cabellos negros.  Por su puesto, la diferencia de entre sus habilidades era tan enorme que hirió su orgullo. Más el ganador no comió de aquello y declaró algunas cosas al muchacho delante de toda la audiencia.

—Creer el mundo debe girar entorno a tu persona solo porque se te dé la puta y reverenda gana no es “motivo” suficiente para tomar el señalamiento o énfasis de una acción u otra. Eso me demuestra que aún no has madurado y hasta que no lo interiorices, no importa lo que hagas, seguirás siendo un “lindo gatito arisco” con aires de superioridad. Ya te lo dije antes cuando estábamos en Almaty, ¿no?

Yuri apartó de un manotazo el revólver llenándose de coraje ante ese hombre; por más que se negara, todas y cada una de sus frases le atravesaban con fuerza denotando el desnivel en que se encontraba… 

—Ahora… las puertas están abiertas en caso de quererte ir… Pero eso demuestra que tengo toda la razón y quiere decir que desperdicié mi tiempo contigo. —Como adulto y jefe (provisional) es su labor sacarle del “error”, de allí a sus duras palabras, también lo hizo para “invitarle” a ser mejor en todos los sentidos, el ruso es un genio en potencia que puede dar más y lo sabe, solo debe jugar las cartas correctas para explotar al 100% sus destrezas y que estas no sean opacadas por su agresividad… Katsuki retiró su calzado para voltear a otro lado pero Plisetsky le detuvo por la manga de su brazo. Algo que odiaba era perder y más que perder. Odiaba hacerlo sin mostrar todas sus capacidades y si ese tipo cree que él se va a rendir así tan fácil, no se lo va a permitir. Así le toque quedarse en su estúpida academia y realizar sus tontas pruebas para tener otra oportunidad de pelear y enfrentarse…¡Lo hará!. Total,no podía irse. Tenía una misión con sus colegas que cumplir.

—¡ESO NI DE COÑA!… ¡AQUÍ NO HAY ESPACIO PARA DOS YURIS!— le respondió. â€”Te haré morder el polvo, no por nada me dicen el Tigre de Rusia y no me iré si eso es lo que piensas.

—Entonces demuéstralo, Tigre“. . .—sentenció. â€”Demuéstrame que eres capaz de joderme y con gusto te daré la revancha. — y ahora sí se alejó parándose en medio de todos.

—En cuanto al resto, les recuerdo que están en mí territorio… Si van a quedarse aquí deberán respetar no solo eso, sino también mís reglas, la disciplina y el trato a sus superiores es primordial… Suelo ser paciente, pero mí paciencia tiene su límite y obviamente dependiendo de su trato, así mismo les trataré…Si me putean, les putearé, si intentan pasarse, responderé igual… Â¡Esto no es un maldito jardín de niños!, cada quien independientemente de que sean hombres o mujeres son responsables de sus actos y saben a lo que van, ¿Entendido? â€”Un “¡sí señor!” resonó por todo el lugar quedando satisfecho con ello y así de espaldas, le habló al Cabo herido que estaba siendo auxiliado por sus colegas en un perfecto ruso…

—Это с тобой также, Юрочка… ¿Ok?

— Grrrr….Да, …”Сэр”… —Quiso vomitar de saber que le tocaba ser “formal” con ese enano, pero que le llamara por su diminutivo… fue de lo peor…

Para variar el asunto, Vickytoria no sólo pudo  escuchar sino comprender el idioma con el que el T.C le habló a su Subordinado, disfrutó con gusto el regaño, se lo merece. Eso sí, le pareció que la voz empleada por su jefe con ese acento fuerte hablando en su lengua rusa era tan adictiva que bien podría recibir órdenes así todo el día… La chica al ver que su imaginación voló demasiado, movió su cabeza de lado y lado negando rotundamente todo… ¡Es su némesis declarado y como tal debe mostrarse fuerte ante él! 

¡Y NO!, No es como si el amargado le agradara. No es posible. Definitivamente no, en lo absoluto.

Aprovechando la tranquilidad del momento Chris, Michelle y Phichit arribaron con su jefe y hablaron un par de cosas, más que todo, sobre las múltiples amonestaciones las cuales no serían bien vistas en los reportes de los invitados a sus distintas delegaciones y el cómo se las ingeniarían para dejar esto tal y como Feltsman se los dio días antes de su partida. Según Yuuri, lo de hoy fue un “ligero gaje” de oficio, sus compañeros no congeniaban armando querellas…y pues…

A sabiendas de que el T.C es alguien de “armas tomar”, también es un “viejo zorro” a la hora de sacar provecho a la situación.  Así que mató a dos pájaros de un solo tiro con el siguiente “plan”, dejando a sus subordinados con las bocas abiertas.

—Por cierto, ya que son buenos para destruir cosas, asumo que son igual de eficientes para reparar todo y para que vean que soy “benevolente” haré de cuenta que este impase de hoy, nunca pasó… —Los hombres (incluyendo a la dama) se aliviaron ya que no tendrían un manchón en su currículum o eso imaginaban—. A cambio, necesito este lugar limpio a las 1.800 horas, eso en hora militar serían las 6:00 de la tarde… No más tarde, no después, lo quiero en punto. Sí llego a ver una partícula fuera de su lugar… ¡Usaré sus traseros de escoba y los haré barrer hasta que les sangren las manos!

 â€”¡¡¿EHHHH?!!

—¡Oh!, se me olvidaba. Para evitar otro tipo de complot entre ustedes, mís francotiradores tienen la orden de tirar a mansalva a cualquier alborotador…

— Â¡Â¡Â¿AHHHHHHHHHHHH?!!

—¿Qué esperan Caballeros? ¡¡¡No tengo todo el día…!!! ¡¡A TRABAJAR!!

—¡¡WAAAAAAHHHHHHHHHHHH!! â€”Chillaron todos en coro por lo alto y el “¡¡SEÑOR, SI SEÑOR!!”  fue escuchado. Señores, Jóvenes y damisela, por supuesto corrían como locos recogiendo cualquier sucio, trozo roto y escombros regados en ese Henekel “municipal”, el T.C regresó con sus aliados quienes le veían incrédulos por lo que acaba de ocurrir tomando del suelo su gorro y su capa Imperial.

—Ok… Un problema menos… ¿Contentos?, en serio necesito irme. —Soltó de lo más casual.

 Phichit no pudo y sacó a relucir su risa, Michelle tuvo un miedo horrible y Chris en medio de su encrucijada de “golpear a su jefe” o “reírse” y dejarle pasar esas salidas simplemente le comentó un—: Yuuri querido, insisto ¿Nadie te dijo que eres un hijo de puta cuando te lo propones? —Mencionándolo  con todo el descaro del mundo arqueando su ceja.

—Yo diría “práctico”… Eso es todo… Vayámonos de aquí.

Y así lo que aparentemente se prestó para un grave acontecimiento se arregló de la manera más irónica e irreverente… Sin embargo, Katsuki ya tenía argumentos de peso para de concluir ciertos huecos en su esquema, más tarde se los hará saber a sus compañeros. Michelle se les adelantó y mientras que Mayor y Capitán caminaban a la salida “traficando chismes, digo…datos de suma importancia” El japonés giro por curiosidad para observar por última vez a ese pelotón trabajando como hormigas locas y verificar que su labor fuera optima, Suizo y Tailandés también voltearon para llamarle pero callaron cuando prestaron con mucha atención a una “particularidad” no propia de su amigo y jefe…

Se encontraba sereno y… ¿Sonriente de la nada?

¡Oh por los patines de Odín!, En serio, créanme cuando les digo que Katsuki Yuuri, estaba de lo más Sonriente por primera vez en muchos años. Ese tipo de gestos solo los deja escapar con su pequeño sobrino… La pregunta es: Â¿A quién se debe tal pleitesía amable de sus labios?

Pues bien, además de verse ido de su entorno, sus ojos parecen estar fijos deleitándose en una sola persona, en aquella jovencita intrépida de cabellera platinada quien tomaba con propia delicadeza de una princesa lo regado en el suelo. En su carita coloreada de un suave carmesí se le veía un ceño fruncido muy dulce con ademán ingenuo gracias a ese castigo injusto de ese señor cuadriculado (según ella), de allí a que nuestro T.C se le saliera esa risilla alegre del alma, una sosegada que solo “el Yuuri tímido y amable” detrás de ese escudo vehemente y duro como ente de la ley, puede hacer.

Chris y Phitchit pestañearon abrumados por tal descubrimiento e inclusive, rectificaron su “stalkeo invasivo mariposón” posando su vista primero en Yuuri, luego en Vicky y finalmente entre ellos mismos con caras de idiotas y llenos de purpurina rosada a su alrededor conspirando en sus cochinas y creativas mentes sobre “algo” que todavía no se ha dado… ¿O quién sabe?

Enfermería de la T.S.P.A – Tokyo/Japón 
Febrero del 2017 – 6:15 P.M

La sala cubierta de blanco inmaculado ahora ocupada no solo por enfermos o heridos de una que otra misión, también estaba llena de los “peleoneros” que casi acaban con uno de los escenarios de la institución y que de hecho estamos por presenciar algo de eso a continuación.

Isabella Yang (Médico jefe de traslado desde hace un año al T.S.P.A y en unos de los hospitales más reconocidos de Shibuya) regañaba a la pareja explosiva ruso-canadiense por sus tonterías cometidas en el dia de hoy, sobre todo por meterse con un par de novatos o provocarle infartos a su superior Kazajo. Jean se quería morir porque su prometida (la cual le lleva a él dos años de ventaja) no le “pechichaba” como de costumbre, y a cambio, lo castigó por una semana sin besos por su mal comportamiento, Yuri tenía un pésimo dolor de cabeza, el que deba aguantar el llanto desalojado del “Rey abatido a falta de su reina” era demasiado para su cuerpo, sin mencionar que Otabek aplicaba la ley de hielo con él, no le dirigía palabra alguna a menos que fuese necesario… Solo hace eso cuando está realmente cabreado y lo está por el espectáculo que dio.

—“Vaya día de perros”… â€”Infirió el ruso poniendo sus ojos en blanco quejándose por los raspones y más por esa patada que le mandó el “cerdo” a uno de los pómulos de su cara, eso era otra cosa que le mantenía en vela, entre ceja y ceja… Aún no olvida sus palabras, y precisamente esas palabras las tomará como un motor o impulso a mejorar y demostrar de qué está hecho… El grupo de la F.B.S seguía absortos en asuntos hasta que en esas, aparece Vicky con su mascota.

Si preguntan por Emil, diremos que no estaba con ella debido a que el mayor de los Crispino se lo llevó a rastras por la oreja como niño chiquito a la sala de juntas. Aparte de ser seguido por una italiana en contra de lo que pensaba hacer. El sermón de Mickey… fue aterrador. Volviendo con la rusa, ella tenía una fórmula recetada y necesitaban la firma de aquella Médico jefe, claro, los moretones en su cuerpo, rotos en su rostro y parte de sus brazos también fueron tratados previamente con otras enfermeras, al acercarse a la mujer; azul, verde y grisáceo, chocaron. . . Lo demás se dio natural.

—¡¡¡TÚ!!! —Gritaron Jean y Yuri, seguido de una sarta de veneno y culpándola hasta del mal que vá a morir, el primero por hacer peligrar su relación con su “Queen” y el segundo por haberle cabreado más de lo que estaba, Otabek agarró a ambos hombres por los cuellos de su ropa evitando así una nueva matanza y la cadete lo único que hizo fue ponerse detrás de aquella divina mujer sacando su lengua y haciéndoles mofas aniñadas. Isabela ríe por lo bajo al preguntarse la siguiente duda existencial: ¿Cómo fue que Leroy y Plisetsky siendo adultos pierdan los estribos con esa criaturita hermosa del señor?

Si tan solo supiera que es de las peligrosas…

Luego de aquello, Otabek decidó llevarse a Jean consigo para buscar las fórmulas médicas ordenadas (y de paso evitarle problemas a la dama con ese novio que tiene) él da una señal de advertencia a Yuri antes de cerrar la puerta y el muchacho resopla con amargura. Isabella por el contrario, evalúa por enésima vez el físico de Vicky, (está maravillada por ver a alguien tan pequeña en un lugar como este) le firma su solicitud y le recuerda que no debe forzar su mano derecha, necesita reposo por la hinchazón y le especificó más cosas… El rubio escucha los detalles finales sentado de mala gana (piernas totalmente abiertas y cruzado de brazos) como el malcriado que era en ese gran sillón, la corre del lugar no sin antes recordarle que mañana, se las pagará todas incluyendo a su estúpido perro…

Algo en ella hizo “click”… rememoró el instante en que ese energúmeno lastimó con alevosía y ventaja a su bonito caniche, ella se iría, pero no sin antes darle otro merecido a ese “canalla”, llegó a ponerse frente a él cautelosa. Inocente, toda una florecita. Yuri reparaba sus movimientos, algo no le huele bien.

—Mademoiselle Yang. —En francés y con tono muy adorable la médico responde con un “Oui?”, y sigue su idea—. En caso de forzar mi muñeca, no lo sé, tal vez por un mal golpe y se mantuviera hinchada… ¿Cuantos días usted me dijo que demorará en sanar?

—Mmm…una semana, Cadete ¿Por qué la pregunta?

—¡Ah!, Por esto…

Sxf: CRACK!!!

Románova le reventó la nariz al ruso rubio de un zarpazo, la médico se impactó de ver tal cosa. Fue con Yuri para colaborarle y revisar que su tabique no pase a mayores complicaciones mientras que niña agitaba su muñeca (aunque por dentro gritara del dolor como penitente), dio media vuelta, tomó el papel firmado al tiempo que iba caminando contoneando sus caderas muy elegante y sofisticada a la salida seguida por el pilluelo caniche. cuando la abrió la puerta se despidió de la dama con saludo militar y a Plisetsky solo le salió con un par de palabras.

—Jamás vuelvas a tocarle un pelo a mi precioso Makkachin o te las veras conmigo, rubia barata.—Hizo una pausa para ver su rostro rojo con ganas de asesinar a quien sea y Vicky con su boquita de corazón termina con un—: до свидания, “милый котенок”

—¡TE VOY A MATAR FRENTONA DE….! —y lo demás no se pudo escuchar porque Cerró la puerta de tirón y se fue corriendo, ¡Si!. el día fue pesado pero valió la pena satisfacer dicha necesidad… 

Continuó huyendo feliz como conejo escurridizo y hablando de larín-larán con su bola peluda café de su hazaña, al otro lado del pasillo despejado (dividió por la esquina) avanzaba un hombre muy concentrado acomodándose sus espejuelos mientras miraba la hora en reloj, ya para estos momentos sus alborotadores debieron reparar lo que “ordenó/obligó/manipuló” a su conveniencia. 

Ya se imaginan lo que pasó… ¿Alguien podría buscar un para-choques a la rusa por favor?

En efecto, la niña colisionó directo al suelo sentada, el caballero se mantuvo firme como roble, Makkachin movía su colita, dio vueltas a su alrededor por ver a ese humano adulto (le gustan los mimos que le dio en Hasetsu) y cuando él observó de quienes se trataban sus ojos tomaron otra vez ese “brillo” de interés. Se arrodillo hacia a la joven quien cerró su mirar azul arrugando su cara y reprimió un sollozo muy quedito. Él se quitó su guante derecho y con esa mano libre de toda cuerina, le retiró con suavidad el mechón de su cabello color plata escondiéndolo detrás de su oreja, allí mismo posó esa palma en su mejilla maltratada, el tacto fue tan dócil que sintió cosquilleos en su piel, terminó por alzar el perfil juvenil e hizo que le mirara diciéndole siguiente con un tono de voz algo profunda y formal.

—Le encanta meterse en problemas, ¿Cierto?

—Yuu…Yuuri…

Un “Yuuri” involuntario salió de los labios pequeños y rosados de Vicky que a oídos del japonés seguía escuchándose “interesante” y ni hablemos de su rostro… La conejita estaba hecha un bermellón. 

—Y veo que aún recuerda mí nombre a la perfección, no esperaba verle en Tokyo tan pronto, Cadete Románova. 

Yuuri, evidenciaba la picardía adquirida desde sus años de experiencia debajo de ese ser ” reservado”…Pero no de esas descaradas, más bien una con tintes traviesos (quizás inocente) y no es que hiciere la broma irónica con un despropósito negativo. El impulso necesario de poner las cosas en orden y hacerse notar al dar su lugar lo llevaba a eso. era algo que tenía en mente desde aquella conversación en el Ice castle.

Él no se equivocó al inferir que Vickytoria pese de ser joven, demostraba madera innata, y lo que vio hoy en sus instalaciones fue la máxima comprobación de los hechos, valentía e ímpetu en una sola persona…Pero, ella debía aprender muchas cosas no solo a nivel de su carrera, sino también de la misma vida, entre esas: “moderar sus impulsos y confiar en la guía de sus mayores”, es algo con lo que dista mucho en su encuentro con Plisetsky.

—¿Por qué? —Preguntó con fina voz intentando de no oírse temblorosa—. ¿Por qué sí usted siendo quien es, y sabiendo a lo que vendría, no me dijo nada desde un principio en Hasetsu? —Comentó sobrecogida cuando Makkachin se encompinchó acurrucándose a un lado del humano Japonés.

—Una de las primeras leyes de batalla es: Que el superior al mando siempre debe manejar observación y prudencia.

—¿Eh? —Le miró con ojitos curiosos llenos de confusión, ladeando su cabeza al parpadear y con boca de corazón… Las facetas de esa chica se le hacían cada vez más interesantes como chistosas al T.C, sin embargo, prefiere aguantarse la risa y dar respuesta a ello marcando seguridad. 

—Cuando una persona como yo le delegan este tipo de cargos y ve alguien de la nada vociferando cosas que son de mí entera competencia, es mejor dejarle hablar y ponerlo a prueba… Por eso la mención de la prudencia y la observación. Por ahora, has pasado algunos filtros, pero eso no te garantiza nada, aún le falta un largo camino por recorrer antes de que le dé mi veredicto final, pequeña cadete. —Concluyó sin titubeos y con expresión sobria como rasgo a resaltar, además de tocar con la punta de su dedo derecho la nariz ajena.

Con ese gesto se permitió ser un poco informal solo por cortesía, ya que no había nadie alrededor y Vicky hizo un bonito puchero además de sonrojarse sin darse cuenta. Eso a Katsuki le recordó en cierto modo a su sobrino cuando se enoja o de pensar en lo adorable que se ve.  y aunque la chica no sea Yuuki, dicho efecto le pareció igual o incluso más tierno. El antebrazo derecho de Yuuri pasó a apoyarse en su rodilla y Vicky aún sentada en el suelo siguió atenta a todas sus palabras sin bajar la guardia o cabreo.

—Bien, ahora que ya sabes quién soy, qué hago aquí y mIs reglas… ¿Seguirás con la misma actitud confianzuda para lograr tu cometido? —Puntualizó acercando su rostro y no negará que tuvo una sensación difícil de explicar en su interior. —Porque soy extremadamente estricto… Que seas mujer no es garantía de que yo sea blando contigo, así que prepárate.

—¡N-no le tengo miedo! —Encaró con férrea decisión—. Cumplí mí promesa de estar aquí y sigo firme en demostrarle todo lo que tengo para dar y con acciones.

—¿Segura?

—¡Puede apostarlo!

—”Perfecto”…— mentalizo Yuuri para sí mismo. Le gustó ver que la chica no haya cambiado sus bríos para nada dóciles, los necesitará para lo que requiere.

Aunque todavía desconoce esa sensación de donde pudo haberle visto antes, ya tendrá tiempo de averiguarlo. El pasillo seguía solo con la luz del ocaso que se iba filtrando por las ventanas y adornan de apoco el lugar. Hombre y mujer seguían allí ensimismados entre ese juego de miradas furtivas. El mayor se mantuvo serio, con la vista puesta en ella, pero la menor no pudo aguantar tanta presión y sus facciones pasaron de rojo volcán a humo carbón. 

Pobre, aún le costaba asimilar del todo que el tío “bonito” de Yuuki… fuese el temido Teniente Coronel. Katsuki optó por dar fin a la conversación, de continuar así, la pequeña se chamuscará.

—¿Le ayudó a ponerse en pie? —Brindó su mano en apoyo. 

—¡Pu…puedo s-sola! gracias… Sr. K-Katsuki.

El T.C soltó un “Ok” en respuesta debido al rechazo atropellado, (además le dolió el honorífico) pero pensándolo bien, es mejor guardar distancias y era una regla que no piensa romper en su propio recinto. Vicky moría de los nervios por tenerle tan cerca y se levantó de un brinco. Él hizo lo mismo de un modo más calmado quedando de brazos cruzados esperando a que la joven organizará sus ideas y claro, como lo supuso, ella habló.

—P-puede tener la plena seguridad que daré la talla en sus pruebas señor. Katsuki…Ahmm… Yo…m-me r-retiro. —Tras lo ultimo, el hombre agarra su muñeca, nuevamente el tacto les da a ambos un corrientazo cálido, ella giró expectante y al hacerlo,

—Espero verlo. —El T.C ladeando su sonrisa ha exteriorizado su sentir. 

Ahhh~~ esos dejavús…en fin, la Cadete no dice nada, le suelta en automático dando media vuelta para salir huyendo de allí y que el mayor no le vea el poema que es ahora mismo su cara… Ella en medio de su escape (con Makkachin a su paso) se atrevió a gritarle un“¡LO VERÁ, SR. KATSUKI!” , Yuuri alcanza a visualizar que sus orejas están rojas a más no poder. La pequeña figura se fue perdiendo del pasillo hasta solo dar con una pelusa plateada al final y luego, la nada.

Este se queda un rato reflexionando en lo que hizo hace unos momentos, buscando una respuesta del por qué actuó o se predispuso a ser así con ella. Es decir, por alguna extraña razón no podía evitarlo…Quizás el hecho de que la señorita sea alguien diferente, que se muestre franca ante su vestigio como autoridad o que no le tema accediendo a sus condiciones hace que su llamarada resurja de la forma menos adecuada, el tiempo dirá el rumbo de esa muchacha y si tiene madera para lo que él está apostando.

Mientras su mano acicalaba su negra cabellera, para peinar unos cuantos hilos rebeldes que desajustaron su estilo serio y cuidado, sus labios no abandonaron del todo esa línea franca y cómplice por lo que vivió…Hasta que su buen humor desapareció al darse cuenta que no estaba solo.

Escuchó unas vocecillas familiares detrás de un gran macetero y fue en su dirección.

—¿Dime que pudiste grabarlo?

—Noooo, no pudeee. ¡Se me descargo mí celular!.

—¡Maldición! de todas las veces que necesitamos tu cochino aparato, ¿Hoy tenía que descargarse, Phitchit?

—Hey, ¡No trates asi a mi bebé!, Chris.

—¿Puedo ayudarles en algo?

—¡No gracias señor, ha sido muy amable! —Respondieron al unísono por inercia con sus caras bien puestas, y cuando se percataron de quién fue esa voz, casi les da el colapso… 

—Hola jefecito…—Habló el tailandés de lo más relajado.

 —¿Cómo le ha ido en la tarde de hoy querido T.C? —Le siguió un suizo descarado. Los hombres mayores que el japonés mostraban una risueña sonrisa Colgate con buena disimulación nivel ¡9.000!

—Yo aquí casual, viéndolos a ustedes allí perdiendo el tiempo buscando chismes, en vez de terminar los informes de hoy.

—Óigame, usted no estaba propiamente trabajando. —Salió Chulanont de un salto a abrazar a su amigo con cara de malicioso.

—¡Yuuri Katsuki¡, ¿Nos puedes decir de dónde conoces a esa preciosura angelical e “ilegal” de ojos azules?—Terminó Giacometti de tirar la bomba también rodeándolo con sus brazos. Phichit le continuó con un—: ¡Y las necesitamos ahora!…¡No hay excusas! 

—¡¿Q-q-q-qué?!— El de cabello azabache no espero ese aspaviento y se descolocó con un suave carmín… esos sonrojos según los dos paparazis, le delataban de aquí, a la luna y el mayor de los tres retomó el “interrogatorio”

—Hace años que no te veíamos coquetear con ese toque de “Eros”…y lo mejor, ¡EN PLENA CONCIENCIA!  Â¿De tantas chicas que hay por allí, le vas a caer precisamente a ella?, Mis respetos amigo mío, ¡Te veo bien!

—¡STOOOOOP! —Sí Vickytoria se quemó en su presencia, la vida le cobró factura y terminó como farol rojo echando señales de humo… Phichit y Chris atónitos ante esa reacción en cadena se carcajearon de lo lindo, pues hace años que a Yuuri no le pasan esas cosas…

En realidad Katsuki se coloreó más de la cuenta por la absurda idea de esos canallas, (él simplemente estaba poniendo en claro las normas a Románova) Aunque también aceptó con vergüenza que fue poco ortodoxa la manera en que lo hizo, pero ese no es el dilema. Es increíble que el par de hombres que tiene como amigos aun tengan esas “mañas” de espiar lo que hace sin su consentimiento y como ya sabía para donde apuntaban, aclaró “a medias” ciertas cosas con algo de fastidio antes de que empezaran con sus conspiraciones.

—¿U-ustedes cuando dejaran de hacer eso?

—Ya deberías saberlo.

—¡Y no nos cambies el tema!, ¿De donde conoces a la niña, Yuuri?

—Eso no les interesa a ninguno de los dos. —Mencionó templado en su posición a sus captores sacudiendo sus brazos para separarse de un sopetón, avanzó un par de pasos y desde ese punto dio media vuelta quedando frente con frente—. Y sobre lo de hace un momento, simplemente le aclaraba a la Cadete las reglas puesto que fue una de las personas que participó en ese desmán.

Mintió, aunque en si, le recalcó lo de las reglas ¿no?, Giacometti y Chulanont no le creen del todo achicando sus ojos con cara de gatos y él prosiguió. 

—¡Listo!, fin del tema. Ya que andan preguntones será mejor que me entreguen todo el archivero que me deben de hace dos días más los informes y los quiero hoy. —Cuando dio esa orden, este giro pasando ambas manos a su espalda y se fue dejándolos solos en el pasillo.

—¡¡¡EHHHH!!! ¡¡ESO NO ES JUSTO YUUUURI!!!…¡Queremos el chisme completo!, Â¡A ese cuento le falta un pedazo!

—Además lo que pides es demasiado papeleo para nuestras pobres almas, llegaríamos tarde a casa, ten piedad… ¿Yuuri, por qué eres así?


—¿Quien les manda a creerse “Austin power o los Ángeles de Charlie” en plena jornada laboral? Tómenlo como una sanción suave de mi parte y caminen caballeros. Esos documentos no se llenan solos. 

—¡¡YUUUUUURIIIIIIIIIIIIIII, ERES CRUEL!!—Phitchit abucheo cual niño llorón por el trabajo excesivo, incluso mientras corría para alcanzarlo le gritó y Christopher le rezongó al otro.

—¡¿JA?! ¡¿Cruel dices?! ¡¡ES UN HIJO DE PUTA!!

—No… no lo soy, “soy práctico”—
Dijo en broma al girar su cabeza a ellos mientras caminaba, la línea cándida en la comisura de sus labios evidenciaba que se las estaba cobrando con ganas pero su aura se veía amable, y no “cerrada”… Una amabilidad nostálgica muy familiar del “tímido Yuuri” la cual pensaron no verla de nuevo después del triste acontecimiento de su hermano y su maestro, Phitchit y Chris definitivamente les agradó esa actitud en su jefe… Así fuese momentánea y todo gracias a esa jovencita.

Mañana empezarán las pruebas del F.E.G.I oficialmente, a los chicos les esperan muchas cosas por afrontar y descubrir, solo esperemos que el resultado… Sea el esperado.  

📷📷📷📷
Continuará…
📷📷📷📷

************Vocabulario Cultural o Idiomatico (y Laaaargooo):************

************
Vocabulario Cultural o Idiomático (y Laaaargooo):
************

* Chambranera =El Término en sí, viene de la palabra “chambrana , (La cual es muy coloquial de Venezuela y mi país Colombia) , indica una  Situación en la que predomina Â«el bullicio y el desorden» …si tal cual como la pelea de esos manes, bueno…así ! xDDDDDDDDD

*Francachela =  Término muy coloquial colombiano que se presta para dos definiciones, el primero puede ser una Reunión de varias personas para comer, beber y divertirse desordenadamente. y el segundo como se daran cuenta es la misma pero todo lo contrario (Reunion de personas donde hay PELEA A MANO ARMADA O LIMPIA) …obviamente, vimos este concepto en la segunda definición xD

*蹴り /「Keri」Del Japonés Significa «Patada» mmm al romanizarse los de habla inglesa cambiaron la K por G  quedando escrituralmente para nosotros como occidentales como ã€Œ“Geri”」 En artes marciales se usa mucho esa expresión. hay varios estilos de Geris se gun la flexibilidad con la que se use la pierna.

* Yak/ 「jæk」y Jab /「ʤæb」Del Inglés ambas Significan «Golpes» en términos de boxeo,  KickBoxing o inclusos artes mixtas como el Sambo (la cual usa Yurio).  El Jab es el golpe base, se utiliza para: mantener la distancia o para iniciar una combinación, y el Yak: es un golpe de engaño para otra acción posterior, “preocupar” al rival o darlo Directo (como lo hizo vicky)… ambos suelen ser de las categorías de golpes rectos.

* Swing /「swɪŋ  ã€Del Inglés, puede siginificar «movimiento» pero si vamos a  términos de boxeo, KickBoxing o inclusos artes mixtas,  es un tipo de golpe que se caracteriza por “los movimientos fluidos laterales” en español se les denomina Mixtos, se gira los puños para impactar con la zona de los nudillos.

* Death growl /「 dɛθ graʊl   ã€Del Inglés, «Gutural»  La voz gutural, también se le llama (voz gruñido) porque los sonidos graves similares a los de un gruñido o rugido. ( a emil no le paraban bolas wee ) xD…oh y en términos musicales, este tipo de voz lo usan mucho los cantantes de Heavy metal o Death metal y rara vez en otros géneros.

*Это с тобой также, Юрочка… ¿Ok? = Del del Ruso , literal la frase significa Â«Eso tambien es contigo, Yurockha. ¿Ok?» xDD Ste Yuuri !!!!

*Grrrr….Да…”Сэр”… = Del del Ruso , literal la frase significa Â«Grrr…Sí,…”Señor”» 

*Henekel = En algunas ciudades de la costa de mi pais asi se les llama al lugar donde abunda la basura en masa,  muchos de los recolectores de basura (que son drogadictos) o “brujos” viven allí. O__O

*
 Mademoiselle /「 mædəməˈzɛl ã€= Del francés, Significa «Señorita.»

*Oui!/「 uˈwi」= Del francés, Significa «Si!»  

*
до свидания, “милый ÐºÐ¾Ñ‚енок=  Del del Ruso , literal la frase significa Â«Hasta Luego, Lindo Gatito» xDD Vicky cavaste tu tumba!!!!

Preguntas referentes a algún tecnicismo en el fic (porque ya empecé hacer lo propio) 
ir al Vocabulario del Fic

🔥N/De Shary: HOLA AL PUEBLO… ¡¿Cómo están? ! yo aspiro a que bien !! 7to capítulo y contando!!, no mamen esta vaina  …Salió larga 10.200 palabras :3 (con la nota del final + vocabulario, me quedó en 10.800) x__________x   

PDT: este capítulo fue recientemente Corregido y Re-beteado para mayor comodidad.

Bueno, voy con lo propio: Ya salió Yuuri en modo TENIENTE CORONEL ❤  se prendió todo !!!!!!

¿Les gustaron los dibujitos pal cap 7? no se hagan…todas quieren ser Vitya feme por ese T.C carajo xD (hasta yooooo quiero) q__q … ¿Por qué mi lapicero óptico no es mágico?!!! También amé dibujar la patada… (se la merecía por patear a Makkachin TOT), si en la serie original Yura patea a Yuuri…pos en esta, es “AL REVÉS” y de hecho amaré dibujar escenas de asi xD. por ahí hice una que otra referencia xD

OH ~~Vimos que Vitya y Emil para ser novatos no lo hacen nada mal!! Yura es alguién de muy pésimo carácter y parece que Yuuri y él “se conocen xD” OMG!!!!  ¿cómo creen que se conocieron? Â¿será que Yura y Yuuri se la llevarán mejor?  

¿Yura y Vitya se darán más puñetazos?  XD ¿Yuuri exigirá al máximo a Vitya hasta las ultimas consecuencias?

Cabe aclarar que el Yuuri  T.C de este fic. (es algo maduro en personalidad) por las vivencias de su pasado y por su profesión, pero en si…. la esencia de Yuuri sigue allí xD se vió casi al final con el encare de esa dupla peligrosa entre Chris y phitchit, y lo que vimos en el capi 7  con la escenita del sobri!!!  Él aún no siente nada en concreto por Vitya (es demasiado pronto)… Solo se le hace una muchacha “muy particular” por la forma “intrépida” que ella tiene para “encararlo”… y como Yuuri no es perita en dulce y tiene muy poco tacto,“la marea xD” de allí a que Vitya le trate de antipático o amargado!!! xDDD  

Ah eso si, él vergajo japonés no niega que físicamente,”le atrae.” y que es bonita…pero hasta allí… AÚN NO HAY NADA DE NADA XDDD y lo mismo vá por parte de vitya, XD (espíritu de Onodera sal de este fic) Me agradan las cosas lentas D: y no a la carrera gashkdhahk ya veremos como Vicky  y Yuuri pasan de tirarse vainas, a ser amigos y después algo más…. ❤ y le dedico el capi a mi @asteryfiore porque me la montó full xD  con las escenas de pelea.

Si ven detallitos en la redacción o dedazos, haganmelo SABER T__T mi beta ARDI anda moridaaa !!!! y me toca ser mi propia beta xD!!!

PARA FINALIZAR

Podrán saber de adelantos y cosas sobre mís fanarts en mí fanpage de facebook ” Stars dub’s…” y también los invito a leer otros fics que llevo por allí en AO3, Inkspired o Wattpad. quiero darle las gracias por el apoyo a este fic !!! ;__; gracias, gracias, gracias!!

¡NOS VEMOS en el que sigue!  â€¦Â¡Â¡Â¡Â¡Cambio y fuera !!!! ¡¡Muchos saluditos a todos!!

Publicado por sharayanime

Profesora de Día, Artista, Fanficker y Fanduber de noche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: