MOF – 🔥 Cap 06🔥


Shary POV’s: Hola, si has llegado hasta aquí por medio de AO3, espero que puedas disfrutar esta bella historia. Adicional a ello, cuando veamos los recuerdos a modo de sueño o un relato muy antiguo del pasado de los personajes, el formato de párrafos como diálogos estarán escritos totalmente en Cursiva y llevaran el indicativo “pass“.

Esto dista mucho del flashback (que si bien es pasado, se diferencia en mi fic por ser un relato más reciente y por consiguiente, su narración o formato se mantiene) creo que eso es todo, ah si, dedicado a mi hijo Alex que le gusta el bardo xD ahora si los dejo con el Capi Dramamón xD.

***************
🔥Capítulo 06 : Fight
🔥Autora: Shary
🔥Arreglos y Re- beteos: Shary
*************** 

°°°《 Pass 01》°°°

💎

—¡No vayas, escúchame por favor, Kouji-san!

—Será mejor que se comporte y mida su trato a mí persona, Subteniente. Sabes mejor que nadie lo que implica nuestra labor, y no te hablo como familiar, te hablo como tu Sargento Mayor.

—¡KOUJI-SAN

《Aquel muchacho en su desespero guarda cierto malestar, uno que burbujea en su interior desde hace rato… indicando la antesala que el telón daría fin a la función de esa noche y a su vez inicio de una pesadilla infernal que se repetiría en su presente actual. 》

—¡No puedo permitir que vayas así nada más!, ¿Y sí todo esto es una trampa? ¡Tú sabes lo que ocurrió con…Andrei!…Lo sabes de sobra.  Ahora mismo respiras por la herida y no estás en tus cabales.

—Entonces si ya lo sabes..¡LÁRGATE DE MÍ CAMINO! â€”Escupió su orden con rabia—. ¡NECESITO BUSCAR A ESOS MALNACIDOS Y AL HIJO DE PERRA QUE LOS DIRIGE!

—¡NO LO HARÉ! ¡NO LO PIENSO HACER ASÍ TE CANSES DE MÍ!

《Las luces e intentos se vieron ahogados y con ello el hundimiento de apelar a cualquier conciliación lógica. Ahora, un retrato cercano se ha de reflejar en medio de este asunto doloroso. De los últimos días, aquellos del pasado donde la tribulación y delirio eran pan de cada día Japón, tiempos donde mutilar personas, matarse unos a otros sin contemplación alguna, conspirar con los justos que reclaman justicia por unos cuantos yenes o dólares al mejor postor y aún más si era de mayor rango, provocaba terror en sus habitantes; y obviamente en ese muchacho…También. Le siguió el paso al hombre con quien hablaba y en medio de estos dejó aflorar toda frustración… ã€‹

—Ese estúpido ruso de mierda… Él sabía todo, descubrió todas y cada una de las artimañas que estaban por interno, incluyendo los diálogos bajo cuerda de los diligentes con esas pirañas, y no fue capaz de buscarme, debí suponer que ese desgraciado me ocultaba sus problemas para no preocuparme… Yo… —Se detuvo un momento empuñando su mano en medio de su ira y duelo interno—. Yo le hubiese apoyado… Â¡Maldición!

—Y yo igual… —Optó por acercarse con timidez a su espalda, rodeándolo con sus brazos en un sentido apoyó, ambos estaban claramente afectados por lo acontecido. Se les fue uno grande y no cualquiera… Toda una leyenda policial—. Yo me siento igual que tú con todo esto, él fue mí maestro y le debo mucho… Pero no es la forma… Él no lo querría así… No ahora Kouji-san.

—Ahora es el momento indicado. —Rompió el manto fraternal que le abrazaba—. ¿Ahora que tengo todo en bandeja de plata pretendes que los deje ir?! ¡¿Eso quieres?! —Soltó una risa cínica y continuó con su rechinar—. ¡No! ¡No señor! Â¡ESTO SE ACABA HOY Y FIN DE LA DISCUSIÓN!

《Temía por la vida de su superior, de su familia, de él mismo, y de todo por inmiscuirse en aguas profundas que hasta el sol de hoy, el mismo tiempo se ha encargado de borrar lentamente su existencia…》

—No te pido que no lo hagas, yo igual sé lo harás, y yo también quiero hacerlo… Pero no de esta forma, por favor reacciona, piensa en tu esposa Lucy y en… —Cuando estaba por completar el otro nombre de su boca, uno que adora con locura desde el momento en que nació, le tomó por su brazo con fuerza para ver si su superior recapacitaba, pero con la misma brusquedad que le sujetó, esté lo empujó de sí.

—¡APÁRTATE DE MÍ O NO RESPONDO, MALDITA SEA!

《Los carteles dirigidos por los narcos más la guerra interna por los clanes del país siendo los Yakuzas, quienes manda la parada dan pie a otra punzada de desasosiego…¿Hasta dónde el maldito gobierno es capaz de tapiñar lo risible a sabiendas que sus hombres mueren por esa persecución?, ¿Hasta qué punto es lícito o viable desvivirse por tu nación? corrección, intento de “nación” representada por un grupo de aves carroñeras que interpreta magistralmente el cómo dar la espalda. ¡Sí!… Esa interpretación en la medida en que es certera, implica resaltar la humanidad de esos seres que son monstruosos en grandes cantidades…》

—¡PIENSA EN TU FAMILIA!

—¡POR ELLOS ES QUE LO HAGO!, ¡TENGO QUE HACERLO! —Despotricó a los cuatro vientos al subalterno quien tuvo un respingo a ese acto repentino, el sargento se contuvo como pudo mientras caminaba de un lado pasándose su mano por el rostro hasta desplazarla a sus mechones indicando frustración e impotencia—. Esos malditos no pueden ir por ahí haciendo de las suyas destruyendo hogares…infundado miedo, y dejando a niños… Sin padres. —Recordó con pesar al retoño de casi diez años que dejó su mejor amigo y colega ruso. Ya la “conejita” perdió la fortuna de conocer a su mamá cuando vino al mundo y ahora la muerte, le deja sin figura paterna… No es justo. Andrei y su hija no merecían eso y el resto de familias tampoco. Por esa circunstancia, es que él piensa en la suya.

—Así yo peligre… Prefiero esto mil veces antes que no hacer nada al respecto.

—¡KOUJI! ¡ESPERA!

《Otra vez cambiamos de panorama. Ahora hay caos en las calles, mostrando lo humano y frágil en esa anticipada decadencia de la sociedad. Las balas perforan mejillas y cabezas antes destruir vértebras. Las hojas al blandir las espadas en aquella emboscada logran alojarse los hombros de cada contendor, las cortadas son crudas, y la adrenalina no da espacio para el dolor al desmembrar las entrañas. Los delincuentes, asesinos fríos de poca monta juegan sucio al usar granadas consigo, con tal de defender sus intereses y las de su líder. Las llamas siguen, la muchedumbre acecha y la policía hace lo posible para evitar algo peor pero le es imposible. Sangre y más litros de sangre inocente están pagando por gente vil que atestiguan todos y cada uno de los pecados y la maldad que reina en sus corazones, y entonces》

—Kou…ji…san…


《Le llamaba en medio de la nada hallándose en el suelo, con heridas graves en su cuerpo…》

—Kou…ji…


《Le llamaba arrastrándose como pudiese, sabiendo que el hombre a quien corresponde ese nombre se encontraba casi en las últimas agarrado por el cuello y con un pie más allá que de acá porque acababa ver presenciar en vivo como la vida de su esposa le fue arrebatada…》

—¿Algo qué decir antes de morir? —El canalla le observó lleno de codicia y lujuria al rostro ajeno.


《Y este, a pesar que tenía la batalla perdida, su humor negro y orgullo no fue quebrantado…》

—¡Púdrete en el infierno! Â¡MALDITO INFELIZ!

—Kou…Ji…

《Habló el muchacho con lágrimas a cantaros en su cara e impactado por lo visto, porque el desasosiego no fue sutil. No pudo hacer nada para evitar que le atravesaran el filo de esa arma blanca al cuerpo de su Sargento y que fuese cercenado vilmente como a un pedazo de carne…》


—L-lo siento…Yuuri.

*
*
*

💠

—¡¡NII-SAAAN!!

Con su mano totalmente extendida hacia la nada, Katsuki despierto de lo que sería uno de sus tantos vagos recuerdos… Su rostro refleja el estrago que hizo e inhala y exhala con fuerza las bocanadas de aire complementado con el sudor que recorre su piel nívea, es frio… tan frio como el témpano de hielo.

Hizo presión en sus dedos y su mano ahora adoptó la forma de un puño resentido el cual lleva a su pecho para calmarse un poco. Revivir esa experiencia no es grata y seguido de ello, estiró el mismo brazo buscando el reloj en medio de la poca luz que hay en su cuarto.

—Ahhhg… Son las 2:30 de la mañana… Aún es temprano.

Trató de levantarse en medio de la oscuridad mientras siguió internándose en ese terreno peligroso de sus pensamientos. Sentado en su cama, se encontró mirando la mesa de noche que tiene a su lado y que llevaba puesto esa foto familiar… Foto donde él comparte lugar con sus padres Hiroko y Toshiya, su hermana Mary, con ese hombre que nombró con anhelo, con su cuñada y un lindo bebito de cara redonda y cachetes sonrojados no menos de un año… El fruto de amor de esa pareja que lamentablemente ya no yacen en este mundo. Ahora ese pequeñín (Yuuki) es el motor de su vida, tiene cinco añitos y está lleno de mucho amor como salud. Sus dedos tocan con gracia el vidrio que la protege, no puede evitar añorar a su hermano mayor o cuñada con nostalgia.

—Nii-san… fuiste terco, ¿eh? —Aun ha de sentirse con el peso de no perdonarse por aquello—. Yo debí detenerte o al menos ser… Más fuerte y haberte ayudado.

Se quebró casi a lo ultimo…

Se permitió despojarse de esa coraza dura y pasó a una blanda por la familiaridad que le embargaba.

Se permitió ser el mismo jovencito tímido de hace muchos años atrás, Yuuri dejó escapar pocas gotas cristalinas y aligerar su alma. Sonrió como pudo y aún con sus sentimientos algo decaídos seguía expulsando aquello que le quemaba.

—Extraño tus consejos, también los de mí cuñada y sus rabietas, ¿sabes? Tú y ella deberían estar con Yuuki, verle crecer, ¿no lo sé?, tal vez teniendo esas discusiones divertidas con Lucy sobre la ropa…—Soltó una risa boba al memorar su pésimo gusto a la hora de escoger las corbatas, era algo que su cuñada no toleraba y por regla, al par de hermanos Katsuki. los regañaba.

—Yo… debería simplemente ser el tío consentidor y no su padre…—y en cierto modo tenía razón, el destino no debió negarle a su sobrino el estar con sus papás—. Lamento no haber sido de mucho apoyo ese día para ti… Para ambos… Aún así…Aquí estoy cumpliendo tu promesa y de paso la mía… Te prometí cuidar a Yuuki, eso haré y seguiré haciéndolo por el resto de mí vida, pero también espero encontrar al desgraciado que propició todo esto… ¡Lo juro!

Y por supuesto eso último es algo con lo cual simpatiza, pero lo hace de manera aberrante e incluye la identificación de toda su rabia y sentir, porque en el momento en que sucede el relato; está alejado del nuestro alcance no podemos dimensionar la experiencia que cuenta….

Su amarga experiencia…

Le pertenece solo a Yuuri y a nadie más que Yuuri (a excepción de unos cuantos conocidos) y los demonios internos que lleva están encerrados a modo temporal. Aguardan por ser liberados y solo podrá hacerlo hasta acabar con “aquel” que inició todo.

Ya son las 2:35 de la madrugada… Yuuri aún no logra conciliar el sueño, la fotografía volvió a su lugar de origen y con un movimiento simple retiró el agua salina que le recorrió parte de su rostro por ese desliz emocional, lucía muy cansado por las arduas jornadas laborales sumándole el episodio de este “recuerdo”.

Hemos de suponer que la noche respalde el dormir de algunos…

o bueno, no del todo.

—¿T-tio Yuu?

Al parecer, el Teniente Coronel no era el único con mal sueño en esa pesada madrugada. Vio llegar a su cuarto a un Yuuki muy dubitativo cual ternerito de mirada llorosa, traía puesto su mameluco con caritas estampadas de perritos y su fiel cerdidto peluchito de felpa (Kobuta-chan) en mano. Asomó la coronilla de su cabecita por el dintel o marco de la puerta y Yuuri estando más relajado, apoyó su mentón sobre uno de sus puños sostenidos por su codo para ver que pasa.

—Hola pequeño. —Esbozó una cálida sonrisa.

—¿P-puedo quedarme a dormir c-contigo? —Dijo el niño que se muestra totalmente ante su tío algo asustado e hipeando muy quedito—. No puedo… D-dormir.

Yuuri se hizo una idea de lo que le pudo haber pasado, así que se levantó de un salto y el resto, lo acortó con tres pasos hasta llegar con él y le tomaba entre sus cálidos brazos.

—Hey tranquilo
By Sharayanime

—Hey tranquilo. —Besó su ojitos almendrados y su carita aniñada—. Ya pasó, estás conmigo. —Lo meció y lo arrulló con dulzura porque sabe que su nene tuvo una posible pesadilla. Yuuki, a la voz de ello, le ha de apretar su franela blanca, no quiere separarse y entierra su carita en el pecho ajeno.

El japonés trae consigo al pequeño hasta el borde de su cama y espera paciente a que el niño hable. Yuuki se encuentra más cómodo a pesar de que aun tenga su naricita roja y húmeda por tanto llorar  y ahora se sentó en el regazo del mayor, le comentaba que tuvo un sueño feo, monstruos obscuros haciendo de las suyas.

—Ya veo… eso te pasa por ver películas de terror antes de dormir sin mí permiso, te dije que mañana. —Le picó sus cachetes de forma insistente y juguetona haciendo que el pequeño le haga un mohín.

—Pero yo quería ver el final y como atrapaban al monstruo titan. —Se quejó inflando sus mofletes, su expresión enfurruñada le causó mucha gracia al japonés.

—Y por andar de “curioso” o hacerte el “valiente” en la noche aprovechando que dormía. Saliste llorando, pequeño Katsudon. —y ahora le tocaba su nariz y parte de su boca.

Un “¡Ñam!” sonoro se escucha después de que el niño intentara morder el dedo a su tío, a Yuuri le encanta molestarlo y verle enojado con sus pucheros… Necesitaba esto… Todo lo que necesitaba para apaciguar sus miedos era tener cerca a su amado sobrino… Sobrino que como había mencionado al desahogarse en ese momento de “fragilidad”, era su hijo.

—¿Piensas dejarme sin dedo?

—¡Siii! —Le refutó entre feliz y enojado intentando agarrar la mano del adulto pero no se dejó, seguía jugando con él. A los pocos minutos Yuuki estaba agotado, su tío era demasiado rápido… algún día le ganará.

—No se vale, eres demasiado grande y te mueves mucho, si no te movieras podría ganarte.

—¿Hmm? ¿De manera que yo tengo que dejarme morder mí dedo solo porque el jovencito lo dice?

—¡¡¡SIII!!!… Â¡Â¡Â¡LOS NIÑOS TENEMOS RAZÓN!!!

—Ya quisieras, Mini-Katsudon. —Ahora si dejo salir una sincera risa por toda su habitación cuando le revolvía la cabellera negra a su sobrino—. Solo… no veas esas cosas de noche. ¿Si?

—¡Está bien, tío Yuuri!

—Así me gusta. —Satisfecho con su labor, le ha dado un beso en su frente, de esos bonitos que expresan cuanto le ama. 

El reloj siguió su marcha, y quince minutos después de ese episodio, Yuuri se la pasó mimando al pequeñin, Yuuki trató mantenerse despierto preguntando cualquier cosa con el pretexto que sí lo hacía, la pesadilla no volverá. Pero más que preguntar, dejaba balbuceos en medio de su sestear, sus irises comienzan a cerrarse y Yuuri lo sabe porque siempre ha hecho la misma dinámica con Yuuki desde que lo tiene a su lado cuando ocurren estos impases nocturnos.

—Tio Yuu. . .—Susurró con voz fina y algo ronquita.

—¿Dime?

—¿Tú tampoco puedes dormir?

—Intenté, pero también tuve un mal sueño…Hoy no ha sido nuestra noche con esas pesadillas…

—¿Los adultos también tienen pesadillas? —Dijo con una pizca de interés a Yuuri bajo los efectos del sueño, él solo dice un simple: “así parece”… y Yuuki con ese “Ohhh” casi inaudible de sus labios, le da a entender al mayor que el niño está sorprendido y muerto por el sueño frotándose los párpados de sus ojitos.

—Anda, ven aquí. —Este lo cargó nuevamente y lo acomodó entre las abullonadas sábanas de su cama, el niño estira sus piernas y brazos teniendo al Sr. Kobuta-chan como compañero y más atrás Yuuri le acompaña a acostarse—. Solo por hoy dormirás en mí cama, porque ya eres un niño grande.

—”Ño es shiierto, shoy un bebito pequeñio” —Respondió más aniñado de lo habitual y algo enredado por inercia, hecho una bolita oculta debajo de esas telas a su diestra y bostezando a más no poder, Yuuri solo se reía ante sus ocurrencias.

—Un bebé travieso cuando te conviene. —Habló finalmente. 

Tío y sobrino quedaron acurrucados el uno al otro con sus corazones llenos, en especial Yuuri… Pocas veces se daba esos lujos de compartir o pasar tiempo de calidad. De estar en familia y de sentirse como un ser humano como cualquier otro…de sentirse él mismo.

—En unas horas tú debes ir a tus clases de música y yo a trabajar, así que descansa. Buenas noches. —Le rozó con el pulgar derecho su mejilla realizaba movimientos sutiles y circulares que ayudan de a poco a Yuuki a entrar al paraíso de los durmientes como el cuento de morfeo.

—Buenas noches tío Yuu…Te quiero mucho.

Se apegaba a su cuerpo con un abrazo bastante calentito y amoroso, cayó rendido. Ante ese afecto, el japonés se sonrojó hasta las orejas, más no de vergüenza, solo le cuesta asimilar el sentimiento noble y poderoso tras esas tres palabras. Palabras que guarda con adoración. Le acunó con un brazo y con el otro acariciaba teniendo aún sus párpados cerrados y también corresponde con una sincera frase:

—Yo… también te quiero Yuuki. Más de lo que puedes imaginar.

T.S.P.A – Tokyo/Japón 
Febrero del 2017 – 8:00 A.M (muchos días después del examen)

—¡COMPAÑÍA! ¡A DISCRECIÓN! ¡ATENCIÓN…FIR!—El Subintendente bigotón con “aires de Richelieu” y a su vez maestro que dirigía la clase, alzaba su voz a todo el pelotón dando instrucciones básicas de formación sin romper su esquema.—¡A LA IZ…QUIER! ¡DESCANSEN!…¡AR! 

Cadetes y Alféreces, hombres que ahora portan el uniforme básico de entrenamiento acatan la orden, todos y cada uno de ellos hacen barrido limpio en cuanto a las filas, tal como lo estipulan los estatutos de la institución… Aunque… No todos son hombres….

La pequeña dama dentro de ese grupo, también lo ha hecho bien.

Ya se imaginaran de quién hablamos, Vickytoria ahora se encuentra aquí. De las mil personas que hicieron la dichosa prueba, solo ella junto con Emil fueron dos de los cien elegidos que aprobaron el examen escrito con el mayor puntaje. Siendo precisamente Vicky, el puesto número uno con un total de noventa y ocho puntos seguido de Emil, con noventa puntos. Parece que los pocos que siguieron su “machete con el papelito” no les sirvió.

—¡Presten atención novatos! ¡A partir de hoy se acaban los juegos!, ¡serán juiciosos!, ¡serán honrados y van a aprender a ser hombres de verdad! —Dos carraspeos (el primero bastante refinado, el segundo algo más grueso) se escucharon en medio de las filas y el maestro miró a la pequeña platinada apoyada del joven rubio barbudo en medio del tumulto de hombres mayores. â€”¡Ah si, y mujeres también!—Dijo sin mayor importancia con un ademán.

Vicky hizo un puchero en su rostro y resopló los pocos mechones que caían libremente, a Emil no le agradó la forma en cómo soltó las cosas y achicó sus ojos mirándolo acusadoramente. De los pensamientos del subintendente se le escapó lo siguiente—“Mujeres… ¿Qué sigue?, ¿Combates con tazas de té?, ¡esto es el acabose!” â€”y continuó con su discurso.

—Eso significa que deberán estar prestos a todo, porque los estamos formando para proteger vidas. —Concluyó finalmente. 

Él maestro en medio de sus palabras explicaba lo que se les vendría este año, Emil y Vicky compartían fila horizontal y se miraron en complicidad, olvidando la incomodidad momentánea con una sonrisa boba y propia de un par de jóvenes que estaban por iniciar una aventura, más aún en Vickytoria, porque al fin podría rendir honor a dicha profesión por la cual su padre se esmeró de enseñarle lo mejor y admirar con respeto desde muy pequeña.

Oh, pero su ingreso no fue fácil. Los Superintendentes supremos pegaron el grito en el cielo por dicho caso “particular y sin precedentes”; muchos maestros en su mayoría estaban en contra de que la chica ingresara, según ellos, no es bueno que una mujer se vea envuelta en este tipo de categoría tan brusca y áspera. ¡Pero hey!, ustedes dirán: Â¡En la T.S.P.A hay mujeres!

Si diéramos una respuesta en concreto… sería un Â¡sí!, pero no todo es como parece.

Las mujeres que ejercen misiones a nivel oficial directivo en el FPJ, es debido al convenio que tienen con la D.E.A o los servicios secretos de otros países y al ser de distinta jurisdicción policial o ser extranjeras, les da igual… El meollo del asunto radica en que una “estudiante” siendo mujer y que se rigiera directamente por los principios de las academias en Japón e incluso de la FPJ (como lo hace Vicky), fuese ahondar o ir más allá con la normativa, peor aún… Que no siguiera el formato Ejecutivo como es costumbre y se mande al nivel Directivo. En sí, fue shockeante encontrarse con tal bestialidad.

Todavía era algo inadmisible dentro de sus anticuadas mentes por la misma cultura militar de antaño y por su misma sociedad (aunque Japón estaba presto al cambio, iba a paso tortuga) y tampoco es que se acepte algo así de la noche a la mañana… ¿Complicado, no…?

No obstante, los de la cúpula tenían las manos atadas. En primera, porque no hay ley que diga exactamente que una mujer sea extranjera o no, deba o no ir a la rama Ejecutiva porque sí, cuando las crearon nunca procuraron especificarlas y ese “bache” fue de mucha ayuda para el ingreso de la rusa, además, se le estarían vulnerando sus derechos dentro de la constitución impuesta en el país oriental y en segunda instancia, cuando se le comunicó parte de la situación a nada más y nada menos que al Feltsman, uno de los representantes oficiales y director absoluto de dicha academia, él no permitiría que hagan con sus reglas lo que se les venga en gana. Su título prestigioso como General en dicha prefectura en Shibuya hizo peso de modo rotundo. Adicional a eso, el tener como su voz de la conciencia a cierto T.C de apellido “Katsuki”, quienes los Super-Intendentes Supremos ya han tenido roces con él por choque de ideas… No les ayudó en lo absoluto.

Traducción según la jerga de Leo de la Iglesia:《¡Ya valieron madre!》

Y el General por supuesto, le tiene toda su confianza, aunque Feltsman todavía no conoce a la damita platinada… Ehhmm… le dará algo cuando vea de quién se trata, ¡He dicho!

Los octogenarios no tendrían la más mínima oportunidad de objetar, esto sin duda fue la comidilla del resto de academias en todo el país. Eso sí, aceptaron a regañadientes bajo la condición que la chica “sea quien fuera” (refiriéndose a Vicky) debería pasar la prueba física para ver si estaba apta. Si no lo estaba automáticamente la mandan al ejecutivo… Eso lo hicieron como última medida y esperaban que la chica no soportará algo tan exigente, Sin embargo y para males de los vejetes, les salió el tiro por la culata.

Ser hija/discípula de Andrei Nikiforov, y heredar sus cualidades tiene sus ventajas …

En fin, el punto aquí es que la niña pasó todas y cada una de las cosas que le pidieron y por default, su ingreso fue definitivo;  ya tiene quince días de haber iniciado sus clases como Cadete ordinario junto con Emil. Sobra decir está feliz por ello, aunque casi la totalidad de sus compañeros no compartan lo mismo. Por ser parte de la academia, esta debe responder por su estadía y su visa permanente (lo cual es de ley en caso de ser extranjero) no podía ser deportada y al estar en el campus del sector directivo tuvieron que improvisar con eso de los camarotes (por ser mujer no podía dormir en algo compartido como el resto de chicos)

A ella le daba igual, no veía nada de malo el convivir con alguien en el mismo cuarto y si era con su compañero Emil, ¡Mejor!, eso pensó ella en su inocente cabecita y con boquita de corazón… Pero los adultos japoneses son demasiado meticulosos y respetuosos por ese lado, querían evitar algún problema a futuro… Planteemos la situación: ¿Muchos hombres encima de una adolescente y para variar, bonita? Bueno… ¿Si entienden, verdad? 

Como dicen por ahí:《Más vale prevenir que lamentar.》

El maestro estaba por terminar su discurso y en esas Emil ya algo aburrido por todo, en voz baja (muy graciosa) llamó a Vicky con un—“Psssss, Románova”— y ella disimuladamente trata de hablar con él.

—¿Qué pasa Nekola?

—¿Supiste lo de la convocatoria?

—¿Convocatoria?

—En la T.S.P.A hacen unas convocatorias especiales, eso me dijo uno de los capitanes de este lugar. Es mí mejor amigo, se llama Michelle pero se enoja sí le digo “Mikey”, por él estoy aquí. ¡Hey! ¿Te conté que él es genial con la espada y eso de la esgrima?

—What?! Really??!!!

—¡Si!… Él ahora está en una misión con el Escuadrón Élite que le corresponde y bajo el mando del mismo T.C que tanto hablan.

Par de jóvenes empezaron a maquinar sus teorías “locas” sobre el famoso superior del que tanto le temían los oficiales o estudiantes del T.S.P.A y que dentro de otras cosas, estaban por conocerlo mucho antes de lo que esperaban.

—En fin, ya te presentaré a mí amigo cuando regrese de su misión para que nos diga cosas de ese T.C. —Habló con mucha emoción del cascarrabias italiano y eso a Vickytoria, ¡le interesó! pero debieron suspender por un momento ya que algunos de sus compañeros los mandaron a callar. Nuevamente retomaron su amena charla.

—Volviendo al tema, Mikey me había dicho que esas convocatorias son para entrar a la Guardia Imperial de Élite.

—¿¡Espera!? ¿¡Guardia Imperial en pleno siglo XXI??!!

—Asi es, jajaja ¿Genial, verdad? Esta es de las pocas academias capacitadas para formar a los Guardias Imperiales, a diferencia de la Policía ordinaria, les asignan misiones de mayor complejidad, son pocos lo que logran someterse a ello por lo extremas que son…y lo extremo me gusta, esa es otra de las razones por la que estoy aquí. —Eso, y que él no se veía detrás de un escritorio trabajando a futuro como abogado en la empresa familiar del señor Nekola. Por eso, buscó como sea entrar a una cúpula policial de su país y de allí le hicieron traslado gracias a las influencias de los hermanos Crispino, los gemelos italianos aceptaron eso, con tal de que el muchacho no hiciera cualquier otra locura y le diera un infarto a sus padres.

—¡Y tú, definitivamente debes entrar conmigo! ¡Diste mucho de qué hablar en la prueba física!

—Yo solo hice lo necesario. —Se aminoró con ese halago.

—¿Bromeas? ¡Te fue Re-bien! El subintendente echaba chispas de solo saber que pasaste. —Mencionó a modo de halago como colega mientras daba puños al aire simulando los ataques de su compañera.

—Si tú lo dices…—Habló ella apenada rascándose su cabeza—. Me tienes que decir como hago para entrar a esa convocatoria. ¡Sí tú vas, yo también quiero!

—¡¡Claro que sí!!! —Se acercó a ella con cara de ilusión, pegando un lado su cara barbuda contra la de ella, le abrazó cual exponente soñador  y el brazo sobrante, lo supo estirar al horizonte visualizando algo con una tonta y gran sonrisa—. Solo imagínate la escena: “Oficiales Élite Nekola y Románova de la Guardia Imperial Policial de Japón”… ¡Ohhh, ya me veo con ese uniforme y destrozando todo en las misiones!

—AMAZING!!!, ¡¡¡Hay que hacerlo!!! —Dijo Vicky con gran chillido, y su compañero también respondió con un “¡Siiiiiii!”, fanboyleando de la misma manera con muchos brillos a su alrededor pero…

—¡¡HEY, USTEDES DOS !!!

—¡¡¡GYAHHH…!!! ¡SEÑOR, SÍ SEÑOR!.. â€”Ambos dieron un salto quedando como estatuas.

—¡¡ESTO NO ES UNA CAFETERÍA!! ¡Si van a Chismear como comadronas háganlo en descanso! —Las risas mudas del resto de cadetes explotaron en bajo como respuesta, Vicky y Emil no les quedó de otra que calarse el regaño—. Los voy a tener vigilados, apenas tienen pocos días aquí ya empezaron con indisciplinas…

—¡No volverá a pasar, Señor! —Dijeron al unísono, el viejo se acercó a ellos, miró primero a Emil por encima de su hombro rastrillando su delgado y estrambólico bigote, luego posó su vista en Vicky y siguió de largo con mala cara, todavía recuerda aquella humillación que pasó frente al Suizo Mayor…estaba esperando el momento oportuno para cobrárselas.

—Bien, eso es todo… Â¡ROMPAN FILAS!

El pelotón se relajó un poco a la espera de nuevas instrucciones, Nekola y Romanova se sentaron en el borde de las escaleras para seguir conversando de esas convocatorias, Emil de lo poco que le entendió al Capitán Crispino, le decía a Vicky que la T.S.P.A además de preparar a la Policía Ordinaria, está en conjunto de otras nueves prestigiosas academias, eran las únicas aptas para formar las Fuerzas Élite de Guardia Imperial (F.E.G.I) los cuales son Oficiales de policía con categoría especial Imperial debido a las ramas jerárquicas japonesas desde el Shogunato Tokugawa (Era Edo), distan mucho de su entrenamiento y del tipo de operaciones a realizar. Por lo cual varios países no dudan en enviar a sus mejores hombres para aprender las técnicas, estrategias y tener buenos convenios.

Eso terminó de prender la llama de la curiosidad en Vicky, y con ese nuevo detalle era algo que si o si… ¡Hará!, Emil, quien era otro de los emocionados también pretende hacerlo. De nada llega uno de los Dragoneantes del lugar con un par de plantillas a pegar en el muro informativo, muchos de los nuevos llegaron a ver y en efecto, ya dieron vía libre para las inscripciones al F.E.G.I (aunque era raro para Emil porque Mikey, le aseguró que no habría convocatoria) Para su confort, en esta ocasión todos pueden participar puesto que ya no se median por exámenes escritos, se miden por duras pruebas físicas que sacan a relucir sus mayores cualidades y fortaleza como guerreros. Los murmullos eran latentes en todo el espacio. Lo común en estas citaciones era ver a gente ya especializada, sean de Japón o del extranjero… Los estudiantes de la T.S.P.A novatos no solían ingresar, y los oficiales que ya trabajaban en el FPJ pero que continuaban sus estudios para ascender, hacían alarde de ello cuando ya se preparaban para recibir su insignia de Oficial Cabo tercero, en adelante.

—Vicky… —Le nombró llamando su atención mirando la hoja de inscripción—. ¿Y entonces? ¿Qué me dices? ¿Participamos?

—No se pierde nada con intentar, ¿verdad?

—¡Yeah! ¡Esa es la actitud!

Ambos en plena confianza, empuñan sus manos y las chocan con camaradería… Se encaminaron al mesa de inscripciones y los dragoneantes les miraron estupefactos pensando un: “Esos están locos”… Total, no salen de un lío cuando ya se meten en otro…

Sala de juntas del T.S.P.A – Tokyo/Japón 
Febrero del 2017 – 10:00 A.M (A dos días del evento)

—¡¡¿PERO QUE COÑOS LE PASA A ESE CHECO IDIOTA?!!—Entró con furia desmedida cierto italiano a la sala de juntas, abriendo de un patadón la entrada.

En ella estaban el Mayor Giacometti junto con el Capitán Chulanont, hablando sobre el reporte que le darían al T.C de posibles nuevas rutas que los pequeños grupos de narcos que distribuían su mercancía en Shibuya. Su equipo, los cuales eran conformados por Babichieva, Popovich y Crispino (siendo esta última, hermana directa del iracundo moreno) participan en ello. El sonido rugiente en la puerta les asustó a todos, se miraron con cara de confusión y parpadeaban repetidamente algo encrispados. Sala, quien ya veía venir la tormenta, le habló con cariño.

—¡Mikey, ya regresaste! ¿Cómo te fue en la misión?

—¡Tú no digas nada! —Le apuntó con su dedo rabiando—. ¡Te pedí que lo vigilaras y que no se metiera en ningún problema!

—¿Hablas de tu pequeño cachorro? —Dijo a aquello refiriéndose a Emil—. ¿Pero sí eso hice?, ¿Por qué me preguntas eso?

—¡Grrrrr….No te hagas la inocente! —Crujió entre dientes.

—Hasta ahora tu bonito subordinado, se ha portado muy bien.

—¡Sala Crispino, no te hagas! ¡¿Tú sabías que ese idiota se vá a presentar en la F.E.G.I?!

— ¿Eh? ¡¿Se va a presentar?!, aunque es raro que habiliten esa opción a los “primerizos”… pero bueno, no importa. Confía en él, ¿Qué tiene eso de malo? 

—¡¿QUÉ TIENE?! ¡¡PIENSAAA!!!, ¡¡ESE CABEZA HUECA ES UN NOVATO Y LO PUEDEN JODER!! ¡¿QUIERES QUÉ SUS PADRES ME MATEN?! â€”Sala le calmaba como podía y Mikey seguía con sus desahogos—. Bastante hice con traerlo y aceptarlo acá en contra de mí voluntad como para cargar con un muerto en mi conciencia, estoy muy viejo para esto.

Para nadie es un secreto que el hermano de Sala es alguien malhumorado por naturaleza pero que en el fondo aprecia a los suyos a su manera. Sobre todo Chris, a ambos gemelos los conoce desde antes de formar parte del F.E.G.I y del E.E.I respectivamente… En esas, el rubio de ojos verdes encandilados se levanta risueño y malicioso.

—Hey Crispino, ¡Deja de fregar y lárgate de aquí! â€”Sorteó eso riendo y para echarle leña al fuego, salió con más cosas—. Estoy en una junta y no estamos para escuchar tus querellas de celos en contra de los tipos que se acercan por el trasero de tú hermana. —Phichit y Mila, se agarraban sus estómagos de la risa, Georgi se frotaba el rostro con frustración, siempre era lo mismo cuando preparaban los informes a entregar para grupo Élite del T.C… Todos los chicos se conocen entre sí y por ende, les era familiar codearse de esa manera. 

—Y de tu pequeño cachorro… ¿Por cierto? ¿El chico es legal, no? Porque si es así, no me importaría tenerlo en mi pelotón y… ¡WHOA! 

Sxf:  Â¡Swosh!

Una daga salió volando justo a su cabeza pero quedó clavada en el tablero de acrílico, si no fuese por sus reflejos Giacometti estaría “muerto”

—Fallaste otra vez…

—¡No te metas Suizo Cabaretero! ¡Esto es serio! —Algo en los ladridos del italiano hicieron “click” en el Mayor y eso no le gustó—. Esto no es para nada bueno, ¿Cuándo carajos una convocatoria la sacan así de repelón? ¡¿Eh. . .?! ¡¿¿EHH. . .??! ¡¿No les suena. . .?! ¡Aahhhh!, pero como yo soy el paranoico… A ese idiota no le bastó con desobedecerme y entrar a esa cosa, cuando claramente le dije que lo haga en un par de años… Junto con él, arrastró a una Niña… ¡¡UNA NIÑA QUE APURADO NO PASA DE LOS DIECISIETE !!

—En el prontuario dice “diecisiete”—Aclaró Sala.

—¡LO QUE SEA, MALEDIZIONE!

—¿Espera? ¿Una niña, dices? —y ahora si Christopher, se preocupó y las risas callaron, Phitchit y el grupo notaron el cambio de su semblante, fue serio. Incluso la voz y el trato empleado fueron neutrales—. Crispino, ¿me puede dar detalles exactos del por qué su preocupación?, la T.S.P.A siempre hace ese tipo de reclutamientos.

—¿Hmm? —A Michelle se le hizo raro esa actitud tan marcada en el Suizo así que se limitó a explicar. â€”Normalmente este tipo de eventos se hace de modo metódico y organizado, suelen seleccionar a los países y les dan acceso a ello asegurando un mejor filtro, todo bien hasta allí, pero no es común que lo hagan a la carrera y de manera abierta… Hace tres días el Teniente Coronel con el General nos comentaron algo al respecto, pero no con muchos detalles… No los suficientes para decir del “por qué” lo están haciendo de esa manera. Eso no me dio buena espina.

—“Tiene lógica” … —Pensó Chris. Phichit, Sala Mila y Georgi, estaban atentos; el italiano continuo.

—Por andar de boca floja en los días que trasladaron a Emil, le comenté un poco sobre las convocatorias que hacen en el F.E.G.I pero le había asegurado que este año no habría y le prohibí participar, por lo menos hasta que ganara experiencia, pero ese… ¡Ahhhggrr! No esperé que el T.C Katsuki saliera con una Convocatoria EXPRESS en condiciones “anómalas”, que ese descerebrado de Nekola tuviese la locura de enlistarse en ello, que resultará siendo amiguito de la “chica maravilla” que tiene desde hace muchos días con revuelo a esta institución por su ingreso y que le siguiera las aguas.

—¿Un momento? ¿Hay una mujer en el rango directivo y nadie me lo dijo? —Mencionó Georgi indignado con su equipo… Milla y Sala suspiraron negando con su cabeza.

—Mayor. —Entonces, Phichit interrumpió â€”¿Acaso Mikey no estará hablando de la jovencita que presentaba el exámen de admisión ese día?

—¡Afirmativo!, ¡sin duda alguna esa chica debe ser Románova y por lo visto, aprobó! ¡Tenía razón cuando leí su currículum, mi sexto sentido nunca se equivoca! —Como ha estado ocupado en sus labores gracias al castigo que le dio Yuuri en su regreso, no había podido averiguar sobre lo otro y con las querellas del italiano lo confirmó, lo que si le perturba en gran manera es lo planteado por el Capitán de Élite en cuanto a las conjeturas que sacaban entre todos sobre la “convocatoria Express”

No daban algo alentador.

—Ustedes saben que cuando el T.C hace jugadas así de “reservadas”, significa peligro. Algo turbio está ocurriendo aquí y por eso estoy irritado con lo que pueda pasarle al cabeza de chícharo de Emil incluyendo a la víctima… —Dedujeron todos, al oír a Crispino hablando de Vicky sin conocerla. â€”Que metió en desgracia. —Y allí terminó su refreno el Capitán…

Christopher necesitaba verse con Katsuki, que le dijera qué diantres pasaba y de paso avisar que el par de novatos están por entrar en acción en terreno desconocido, por lo que no dudo en dejar las siguientes órdenes.

—Crispino, ¿El T.C se encuentra aquí?

—¡Afirmativo, Mayor!

—Perfecto, acompáñame a su oficina… Chulanont, el resto queda a tu cargo. Más tarde les diré cómo nos fue. —Y sin más abandonaron la sala de juntas para ir con el T.C… Les debía muchas explicaciones.

Oficina del TC Katsuki – Tokyo/Japón 
Febrero del 2017 – 8:15 A.M

En medio de una llamada importante se encontraba el japonés, coordinando todo lo necesario para el evento de pasado mañana, debía ser perfecto ante la vista de los demás. Cuando colgó, su puerta fue abierta abruptamente por Giacometti, Crispino y una de las secretarías del lugar.

—Señor yo de verdad intenté detenerlos pero…

—No se preocupe, Señorita. Puede retirarse.

Katsuki sentado frente a su escritorio, apoyó su mentón, casual, por encima de sus manos entrelazadas. Alzó una de sus cejas al par de subordinados bajo su mando y finalmente habló con serenidad y a su vez aplicó seriedad.

—Tienen exactamente un minuto para darme una buena escusa del bendito alboroto que han montado en mí oficina.

Y claro, Giacometti empezó litigando el por qué no ha sido claro sobre lo que está sucediendo con esa “convocatoria poco usual” y más, porque en ella estaban participando inexpertos, el italiano que estaba igual de inconforme le apoyó. El hecho que tal situación se presentase de esa forma generaba incertidumbre.

—Lo que haga o deje de hacer no es de su incumbencia caballeros, eso va para ambos… Tengo mís razones.

—Yuuri… —El suizo al ser cercano, le importó poco el trato. Se fue sin rodeos.

—T.C para usted, Mayor, no olvide sus conductos.

—De acuerdo, Yuuri… ¿Oh cómo era? ¡Ah sí!.. Discúlpeme, su excelentísimo “Teniente Coronel Katsuki”, máxima eminencia del F.P.J y del F.E.G.I”… —Anotó con sarcasmo Christopher haciendo un ademán con venia… Algo fuera de casillas, más era entendible la razón de sus actos. Katsuki como ya le conocía sus berrinches, mantenía su postura seca. El subordinado continuo—. ¿Eres consciente de lo que haces?, esta vez se dejó abierto para toda clase de individuos… Incluso Novatos… Â¡NOVATOS!

—¿Y?…¿Cuál es el problema?… Siempre ha estado disponible esa opción.

—Con todo respeto T.C, le puedo decir que esta vez no es lo mismo… Definitivamente no… Esto claramente es alguna contra-inteligencia y los novatos que se inscribieron pensando que es el “formato habitual” de siempre, pueden estar peligrando… —Se metió con cautela Crispino en medio de la discusión para nada diplomática de sus dos superiores y Giacometti retoma la vocería. 

—Crispino y yo, sabemos que aquí hay algo realmente podrido y cuando haces esas jugadas es porque estás buscando “algo”, ¿o acaso me equivoco? —Claramente algo muy grueso yacía en toda esta “fachada”, el silencio inquebrantable y el brillo rojizo de sus ojos, le dio la razón.

Katsuki si tenía algo en mente tras argumentarse de ciertas “incongruencias” halladas recientemente en otras instituciones y que de modo indirecto, se enlazaba con el movimiento negro de esos “personajes inescrupulosos” que aquejan a la ciudad en estos días. De ser así, necesitaba comprobarlo y para ello debía implementar esa estrategia. A sabiendas de que Crispino y Giacometti no le dejarían hasta encontrar un “acuerdo”, inhaló con pausa y sus labios aclararon las incertidumbres.

—Para ustedes no es un secreto el como yo muevo mis fichas, por ahora dependo de lo que ocurra ese día para terminar de armar las pruebas que necesito. Ya teniendo eso en claro, podré contarles con más discreción los pormenores. —Acabó sin tanto ajetreo, se remangó un poco el traje que le arropaba su brazo izquierdo para observar la hora—. Bien, terminó la charla, necesito trabajar… No tengo que indicarles la salida, ¿o si?

—Pero… ¿Y los novatos? ¿Los va a exponer? ¿Así no más? —Michelle ya se le vio la tribulación en su rostro al igual que el suizo y este le encaró. 

—Katsuki, piensalo. Yo no me opondría si fueran experimentados pero…— Yuuri no le dejó terminar, sacó del cajón unos documentos con la cantidad de inscripciones, buscó algo en especifico y al encontrarlo comenzó a leer…

—Emil Nekola. Dieciocho años, de nacionalidad Checa comenzó como estudiante Cadete de intercambio bajo sugerencia del Capitán Crispino y aprobó con éxito los exámenes de admisión Ordinaria. Actualmente es Cadete-Alférez en la línea directiva en la T.S.P.A; Vickytoria Románova. Diecisiete años, de nacionalidad rusa. Cuando llegó aquí, uno de los Mayores al mando en este caso, Giacometti, atendió su  acaecimiento personalmente, y aprobó con éxito los exámenes de admisión Ordinaria y actualmente es la única Cadete mujer en la línea directiva T.S.P.A… —Allí hizo un pare…

Al ver la foto de esa pequeña, aquella con la cual tuvo esa conversa “atípica” en Hasetsu le hizo sacar una sonrisa camuflada recordando el descaro con el cual le había encarado… Obviamente, Yuuri va a un paso adelante de todo. En el momento en que se le dio por organizar la Convocatoria Express del F.E.G.I estuvo al pendiente de quienes se sometieron. No negará que se impresionó al leer que un par novatos estaban allí, en especial a ella. Pero más que un indicador problema, lo encontró como una oportunidad para dar realismo al asunto. Eso le permite no levantar sospechas para lo que requiere investigar…

Y si somos sinceros, el hijo de puta reservado japonés quería ver de primera mano hasta dónde sería capaz de llegar la cadete Románova. Se levantó de su sillón y caminó con distinción propia hacia ellos. 

—Es interesante verlos abogar por un par de niños que juegan a ser “policías” Creo que esto les servirá de lección.

—¡DEMONIOS, YUURI! ¡¿QUÉ CARAJOS?!, ¡¡SON UNOS NOVATOS POR DIOS!! 

Crispino dio respingo al ver a Giacometti cabreado, dando a entender que no estaba de acuerdo y el japonés contra-ataco.

—¡Y TE RECUERDO QUE NADIE AQUÍ ES LA MALDITA MADRE CALCUTA DE OTRO, CHRISTOPHER! ¡ASÍ QUE MIDE TU LENGUA CONMIGO!, ¿ESTAMOS? â€”El golpe con la mano empuñada a su escritorio fue sonoro, ya no estaba para aguantar mierdas o cantaletas y de allí a que auspicie tremendo amonestar o poniendo en su lugar al colega, aunque le supere por dos cabezas su altura y lo mismo en edad. ¡Es el jodido jefe!

—¡ELLOS TOMARON SU DECISIÓN Y DEBERÁN AFRONTAR LAS CONSECUENCIAS POR INMISCUIRSE EN ALGO QUE ESTÁ FUERA DE SU ALCANCE SIENDO UN PAR DE CRÍOS! —Soltó con filo en toda su cara…—. ¡Ya están inscritos!, ¡y si es necesario que tengan la soga al cuello, que así sea! —Caminó a un lado de ellos mientras escuchaba sus quejas pero él simplemente, continuó—. En cuanto a esta conversación, muy pocas personas saben sobre los fines reales, así que les prohíbo a ustedes y a su equipo comentar algo sobre esto o van a conocer el “infierno” conmigo. 

—Pero T.C. . .—A Crispino se le fueron poco a poco sus colores.

—Sé que no son ningunos imbéciles, sería insultar su inteligencia. —Expresó sin mirarles, estaba a un lado de su ventana muy entretenido observando el campus, con sus documentos en mano—. Y sé que no me dejarán la fregada vida en paz hasta que les diga algo en concreto y por lo mismo caballeros, les pido su encarecida paciencia… El día de la prueba veremos que pasa. ¿Quedó claro o debo dibujarlo para ustedes?

Crispino quiso objetar pero Giacometti no le dejó, en su boca se formó un mudo: “Cabrón”… demostrando lo irritado que estaba ante la actitud tan “perra” pero sutil de su colega… Lo odiaba.

Por consiguiente, ni siquiera se imutó en dirigirle algo más, dio media vuelta y fue directo a la salida. Crispino, quien se debatía entre quedarse y discutir un poco más con el T.C o acompañar al Mayor, optó por lo segundo, se despidió formal al estilo militar (mano derecha ladeada en su frente y postura firme) Lo hizo rápido y se retiró dando zancadas para alcanzarlo.

—¿Katsuki, estás seguro de lo que haces? —La voz de un hombre de contextura parecida al nipón pero que dista del uniforme “Imperial” se figuró al abrirse la puerta del baño privado, no lo hizo antes porque estaba escuchando cada detalle—. ¿No es mejor si les dices de una vez lo que planeas?

—Déjelo así, Detective Lee…—Se giró para dar frente con frente y fue caminando hacia a él—. Con ese nuevo guiño de los novatos nos cae como anillo al dedo… Eso ayudará para mirar el comportamiento de los sujetos que entren a la academia y sus reacciones para con ellos. Será interesante y oportuno. —Si esto resulta como lo ha estado llevando, su cabeza no será la ruede por allí… Así que los elitistas de la “cream” deberán rezar más de un rosario.

—Espero y sepas lo que haces, eso no lo pongo en duda; Ya te libraste de esos dos pero de seguro tu amigo “El Hámster” vendrá y te sacará como sea lo que estés pensando.

—No lo hará, no por ahora, Detective Lee.

De estos hechos objetivamente sucedidos, y casi minuto a minuto evaluado por testigos cuya veracidad lleva años siendo investigada. La olla sería destapada y el inicio de todo se daría al día correspondiente encarnados por los actores que efectuarán su labor pero que al fin y al cabo no son más que escenarios con los que juega a su favor. Por otra parte Christopher traía consigo la misma cara de fastidio por las ocurrencias súbitas o maquinaciones de la mente de ese “cabrón” como le apodó. Tenía que hablar con Chulanont, tenía que buscar la forma de al menos, salvaguardar un poco la integridad que otros han escrito sobre las hojas de los alegres cadetes para su conveniencia…

T.S.P.A – Tokyo/Japón
Febrero del 2017 – 3:50 P.M (Día del Evento)

Ciertamente, la famosa convocatoria relámpago tirando a flash resultó tal cual como lo supuso Katsuki, muchos Oficiales (extranjeros o nacionales) que se especializaban en distintas disciplinas y que hacían alarde de rangos fuertes se presentaron en la T.S.P.A. Ese día la seguridad fue doblada por el poco filtro que hubo en las inscripciones. El gentío se traslada por decorados que imitan con detalle las locaciones del exterior, pero que al fin y al cabo, todos apuntan a lo mismo.

Ganarse un espacio ante la gloria de ser reconocido como el mejor de los mejores.

Muchos presumen fuerza, inteligencia, y brutalidad. Testosterona pura batiéndose antes de que el ring o la lona les hiciera el llamado. El modo en que todo el campus ha reaccionado ante aquel magno-evento depende de qué tan creíble resulte y a la vez que sepamos manejar la ansiedad como un enemigo silencioso que se hace presente en estos casos y cada instante es latente en supremacía sobre los actores a continuación. En cuanto a las movidas de ajedrez del T.C, digamos que ha llevado con sigilo los peones…

Si, fue de locos, si, tuvo quejas, le tocó lidiar con el estado eufórico mental de sus colegas de confianza (Giacometti y Chulanont) por no avisar con anticipación generándoles una gran inquietud y una extrema inseguridad. Pero bien lo predijo. Esta convocatoria no sería como las otras.

Mientras más personas se aglomeraban entre sí, un trio de jóvenes iban avanzando en el acaudalado río de humanos liderados primeramente por un Subteniente Kazajo de veinticuatro años de edad. Su mirada es ejemplo de cómo la debe portar un verdadero soldado. El estaba acompañado a su derecha por un Cabo primero ruso de carácter arisco y ojos verdes de veintidós años (cabe destacar que es el triple de malgeniado que Crispino y mortalmente agresivo) y a su izquierda, le seguía otro Cabo pero de segundo rango. Era un Canadiense cuyos ojos azules grisáceos no pasaban por alto para cualquiera además del exceso de confianza en sí mismo a sus veinte años (siendo el menor del combo) y para completar, atrás estaba su jefe con las manos cruzadas a su espalda. observándoles su andar.

Nombres de los implicados: Otabek Altin, Yuri Plisetsky  y Jean Jacques Leroy.

El cuchicheo de la muchedumbre no fue disimulado, ya les identificaban por tener exitosas misiones y sus carreras iban en ascenso, serían un dolor en el culo durante la pruebas. continuaron su trayecto a fuego lento menos uno… El rubio andaba de malas pulgas por tener que asistir a este “circo de payasos”, no le incomodaba estar con Otabek, es buen tipo, de firmeza… “uno muy cool y centrado” según él, y pues al ser este su pareja no solo en las operaciones secretas, (si no también en la cama) le comprendía en lo más mínimo con pocos gestos.

Lo que en sí le emputaba era el hecho de saber que estaba compartiendo labores con el pedante traga maple, que no podía reclamar porque fue Otabek quien pidió a Leroy en su tripleta y él aunque comprende que el tipo sea un prodigio en el revolver y que ya lo ha evidenciado cuando lo tiene en su mando, le muchacho sacaba de quicio.

Además del viejo, cuya melena abundante parece rebuscada de las propagandas de L’oréal paris.

—¡Tsk…! ¿Me pueden decir por qué mierda estamos haciendo esto? ¡Somos funcionarios de la ley y estamos para prestar nuestro servicio a casos de mayor importancia!, ¡me hierve la sangre de solo pensar que nos obligaron a hacer esta…”Bobada”! ¡Maldición! â€”Escupió con fastidio.

—Asumo que lo de siempre, órdenes de los superiores, Plisetsky. —Respondió Altin con calma. su colega en respuesta volvió a chasquear su lengua. â€”Si bien los tres pertenecemos al servicio de la FSB en Rusia, ahora mismo estamos representando de manera individual a nuestros países, quieren ampliar horizontes en tierras niponas y como somos los mejores nos enviaron aquí.

—Si, si, si. Eso ya lo sé…¿Pero qué tiene que ver esta mierda con lo “otro” que vamos a hacer, Altin?

—Esa “defecación” tiene que ver mucho Cabo primero … —Ahora habló el Señor Jefe con voz llamativa—. Sí los de arriba estaban de acuerdo con “esto” es por algo, solo les queda a ustedes seguir su juego como si nada o pasar informes y trata de usar otros apelativos muchacho, siempre estas rabiando contra el mundo. Te vas a poner arrugado antes de tiempo.

Un rezongar se escuchó a lo lejos, el rubio puso los ojos en blanco cabreado con esta parafernalia impoluta y para empeorar el asunto, su compañero Jean (o “J.J” como le dicen) no dudo en meter la “cuchareta” en donde no le llaman. 

—Míralo de este modo, muchos de los que han venido acá te caen mal, podrás romper rostros y patear traseros como gustes; al menos yo, él gran Jean Jacques Leroy pienso darme ese lujo con mí grito de batalla…

—”Oh por favor, por favor que no lo haga”… —Rogó el ruso suplicante, pero fue en vano…el tipo hizo una pose extraña y algo extravagante captando la mirada de muchos.

—¡ITS…JJ STYLE!¡Ja, ja, ja! ¿Nada mal, eh?

—¿Alguien pidió tu opinión, charlatán? ¡Vete a joder a otro lado, Leroy!

—¡Corrección! ¡Soy tú rey, lindo gatito! ¡Que no se te olvide!

—¡¿HUUUH?! ¡¡Y SOY EL JODIDO TIGRE DE RUSIA PARA TÍ, BASTARDO!!

—Yuri, Yuri, Yuri, ¿Qué no sabes que debes rendirle cuentas a su alteza?

—Hammm… y aquí van de nuevo… —Un suspiro enorme salió de la boca del Kazajo quien llevaba sus manos sobre los bolsillos de su vestuario oficial en ese instante. Entonces, en medio de la “amena y delicada” tertulia entre Plisetsky y Leroy….

—Cuando folles con tú mujer y seas hombre de verdad, ¡Me avisas!

—¡¡OYEEE!!, Â¿Qué tiene de malo que mí Isabella y yo queramos llegar vírgenes al altar? Â¡Â¡ADEMÁS ESO ES OTRO TEMA!!

—¡¡CÁLLATE VIRGINAL!!

—¡FORCE MOI, MO’N SEUR CHATON!!

El señor entrado en años que conocía a ese par a la perfección, no dudo en ningún segundo de sacar su arma maestra al tiempo que Altin se hacía a un lado esperando ese típico sonido….

Sfx: Double PAFF!

—¡HEY ESO DOLIÓ!— gritaron sobándose la sien.

—El día que se comporten como adultos y no como Leon y tigre matándose entre si por tonterías, les dejo de hacer eso. —Dijo con su rostro fresco y bien puesto pero que por dentro se divertía.

—“Es un malnacido”… —Pensaron ambos al tiempo.

El Mayor Brigadier Celestino Cialdini había sacado su viejo y confiable “periódico de ayer” para darles un merecido zape por igual a los dos… Eso siempre lo hacía a modo de broma para calmar los ánimos, (y porque llevaba una buena naturalidad con esos tres y más con Yuri y Jean, por eso su trato informal.) Además, que al verles en ese plan, ellos le recordaban a esas mascotas pequeñas dispuestas a ser adiestradas por su dueño.

Dejando un poco el relajo se limitó a explicar nuevamente la asistencia de los tres, primero por ser diplomáticos ante la invitación del consulado japonés y estrechar relaciones ellos, aceptar esta convocatoria era primordial, pero también había un “motivo” extra por el cual accedieron. Igual, deberán mantener un perfil “bajo”… Celestino no podrá estar durante todo el proceso, solo vino a legitimar algunos asuntos pero confía plenamente en sus capacidades.

—Bien, a partir de aquí están solos, suerte señores. Altin puedes acompañarme a buscar algo de “agua”.

—Por supuesto señor. —Otabek sabía que en ese pedido escondía algo.

El M.B Cialdini se fue junto con el subteniente no sin antes advertirles a los “buscapleitos” que no se metieran en problemas. Plisetsky sacó su dedo del medio en señal de “amor” y dejando en claro que no se contendrá si algo o alguien en el día de hoy le “saca la piedra”. Leroy por su parte dijo con seguridad un “no hay problema” con su pulgar en alto.

Se alejaron lo suficiente como para hablar más tranquilos, Celestino le dio a Otabek unas pautas a seguir siendo de los tres, el que tiene el mejor grado. Le tocará lidiar con muchas “Tropiezos en el camino” empezando por la fricción de su pareja (lo cual mantienen en confidencialidad) y su compañero (que si bien, es de los pocos que saben de sus andanzas por ser amigo de muchos años, a veces se pasa de piña con sus bromas)

Nadie dijo que sería sencillo… ¿o si?

En el mismo lugar ya se hallaban una Vickytoria y un Emil emocionados. Ellos iban con Makkachín a su lado…¡Ah!, es cierto… Antes de que me pregunten sobre el cómo le hizo para mantener a su perro, como dato les diré que Makkachín, al ser adiestrado y apto para llevar a cabo misiones previamente (bendito sea su difunto padre y sus raras ideas en vida) con los cuales demostró a través de sus documentos. A Vicky le tocó a catar el préstamo del mismo a los oficiales de búsqueda, algo así como una condición para que pudiera estar con él en la academia.

Era eso, o mandarlo a la perrera municipal…¿Qué creen que hizo la niña?

Siguiendo con el hilo de la historia….La rusa y el checo parecían niños pequeños esperando a montar a alguna atracción mecánica propia de la ciudad de hierro, las reglas indican que al ser representantes directos de la T.S.P.A deben portar sus vestuarios habituales. Eso los hizo destacar notoriamente como los novatos dentro del grupo de veteranos. Muchos veían incrédulos la situación, es algo sin igual y poco regular ya que conocían de antemano la rigurosidad en este tipos de eventos organizados en Japón y más en esta academia…

Una chica adolescente y un muchacho que apenas entra a la adultez, que recién empezaron como cadetes y que se hayan inscrito a esa cacería…Está para caerles sin revuelo.

Muchos reían , otros les era indiferente, y dentro del listado se sumaron los indecentes, por ejemplo, un par de checos morbosos (compatriotas de Emill) chiflaron y decían barbaridades a la niña que le acompañaba en su idioma, cosa que a Nekola no le gustó. A su modo de ver las cosas, se supone que esos señores son Ejemplo de la ley y respeto pero, su placa la tenían de lujo, “guaches totales”…

Que muchos a viva voz comentaran un: “Preciosa ¿Quieres un pedazo de esto?” sin mencionar las señas corporales con doble sentido que intentaban mostrar a una jovencita…Deja mucho que desear. En su casa le enseñaron buenos principios y sobre todo a respetar a las mujeres.

—Hele, je to holka! Více respekt! Idiote!— Respondió en su lengua materna fastidioso. 

—¿Ehhh? ¿Qué pasó? ¿Te molestaron? yo no sé checo pero si es así ¡se las verán conmigo! —Contestó poniendo una carita molesta (bastante graciosa a sus ojos) haciéndole saber que iría con toda. 

Él suspiró y se relajó. Por suerte, la rusa era alguien “distraída” debido a su naturaleza, su edad y que no conocía su idioma. Algo que Emil agradeció, una de las razones por la cual congenió con ella, fue porque le recuerda a su hermana y su espíritu aventurero. Si ve a alguien propasarse, agarraría su manopla y le daría un buen puñetazo en su cara.

—¡Nada en especial, no te preocupes Vicky, gracias… —Le desordena sus mechones con fuerza y Vicky simplemente sonríe. 

En eso, los zafiros captan algo que llamó su atención, la enorme pista de pruebas y los domos de lucha donde se batirán a duelo, no lo pudo evitar… Cuando se asombraba era como ver a un cachorrito jugando a todos lados.

—¡Emil mira!, ¡Por aquí! ¡Esto es amazing!

—¡Vicky, No olvides a Makkachin! — y el can ladró.

Corría, corría y se giró de espaldas para ver a los ojos a Emil y su caniche quienes estaban muy lejos de su punto, les gritaba un par de cosas con cara alegre y por no fijarse por donde iba…

—¡¡¡WAHHHHHHHH!!!!

En su infortunio, tropezó con el ruso malhumorado. Jean no soportó carcajearse ante semejante choque y sobra decir que Plisetsky no se contuvo al tirar sus dardos cuando cayó a unos cuantos metros al suelo.

—Auchs… L-lo siento mucho señor, ¿se enuentr…?

—¡¿QUÉ COÑOS TE PASA?! —Rabió explosivo y sin tacto con Vicky al verla—. Â¡Â¡FÍJATE POR DONDE DIABLOS CAMINAS, ANIMAL!! —Se levanta lo más rápido posible—. ¡Este lugar no tiene permitida la entrada a mocosos!, ¡Será mejor que te largues de aquí antes de que te ponga llorar como magdalena y da gracias a tus dioses de que aun no te haga nada o la deje pasar!

—¡Oiga!, Qué grosero!… —Respondió ella encolerizada por la actitud del rubio, si bien fue su culpa por no estar pendiente y comprende el malestar, también el sujeto fue exagerado y no debió hablarle así… Se puso de pie limpiándose con porte—. No es como si yo quisiera estar estrellándome con la gente, fue un accidente, pero no voy a permitir que me insulte. —Se lo quedó mirando y al ver que sus facciones son algo “andróginas” (aunque ahora estén endurecidas por estar echando humo), Vicky se sacó el clavo. â€”Y tratarme de “mocoso” sabiendo que soy una dama…que lindo… yo que usted midiera sus palabras…“Bar-bie”

—¡¿HAAAH?!

—Pfff…ffff… “Barbie”…jajajaj, esa fue buena.

—¡Cierra la boca, maldita sea! —Aunque su voz demostraba enojo, su cara fue un poema , Jean no le hizo caso y continuó riendo como si nada, este momento valía oro y al parecer a los demás también les pareció entretenida la situación. Ahora Yuri posó sus ojos en la muchacha, habló con sorna mientras se acercaba a ella.

—¡Ja! lo que faltaba, no solo me hacen venir a este estúpido lugar y aguantarme las idioteces de los jefes y de este marginal, para que ahora me salga una Chiquilla” “frentona con pelo de anciana que ni sabe en dónde está parada, diciéndome cosas en mí presencia… Hazte un favor y retírate, antes de que me arrepienta de partirte la cara. —Pasó a un lado a propósito golpeando su hombro con mucha brusquedad junto al de ella, y le tumbó haciendo que sus suaves glúteos besaran el pavimento,un quejido le salió y ella al levantar su mirada…Los señores no perdieron oportunidad para mofarse.

—“¿Perdón? ¿Chiquilla? ¿Frentona? ¿Anciana? ¿Y te metes con mí cabello? Really?!…” â€”Fue todo lo que pudo pensar… 

Tuvo un tic en el ojo, quería darle una bofetada por su salvajismo. el ruso ni siquiera volteo, se estaba conteniendo demasiado en guardar compostura y Leroy a su andar fue más atrás riendo como siempre. Oh grave error. Si Yuri Plisetsky pensaba que con eso ya había terminado, lo que no sabe es que está ante la reina del sarcasmo y el escándalo bien pensado, cuando se lo propone “Es propio de la familia Nikiforovs”… y no era una perita en dulce, se dejó llevar y sacó a flote su “cruda franqueza”

Antes muerta que sencilla…

—Querido, ya quisieras tener un cabello divino como el mío, gracias por el cumplido… —Le caminó sin titubeos, manejando sus hebras plateadas al aire y con mucha soltura cual modelo, el aludido volteo a su eje perdiendo la paciencia.—Sobre lo otro tenemos un problema porque esta “chiquilla” tiene todos los permisos legales para estar en aquí las veces que se me de mí gana, esta “chiquilla”, hará las pruebas…

Le rodeaba posando su dedo en sus labios y Plisetsky le seguía lentamente, sorprendió por la forma tan absurda en cómo le hablaba…

—Y finalmente esta “chiquilla” …—En un movimiento osado, lanzó una patada a su izquierda, fue rápida y limpia, aunque Plisetsky con logró esquivarlo con suerte, en su intento perdió algunos  hilos de su rubia cabellera. â€”¡Te pateará el trasero! ¡Prepárate cariño! —Terminó su frase con sus brazos cruzados picándole uno de sus ojos muy coqueta.

Un “Uuuuufff” de burla general se escuchó entre todos los policías asistentes haciéndoles un circulo al par de jóvenes. Emil quien logró divisarla se percató del problema y aligero el paso con la bola de pelos café siguiéndole…la tormenta de arena está por arreciar de no hacerles un pare y Jean, quien observaba todo se le dio por “hablar”… Eso no calmó para nada las cosas.

—Te salió general “la chiquilla”, amigo mío. —Dijo en francés dándole duro en su ego palmeando su hombro.

—Esa mocosa… ¿Tiene que estar bromeando? —Soltó en ruso… La chica claramente les entendió y les responde apropiadamente a ambos en sus respectivas lenguas, eso fue otra cosa que le mareo.

—Como te dije, no pienso pedir disculpas a alguien que desde un inicio venga con ínfulas de “Rambo” y “Héroe del caño” a insultarme. Así que con su permiso, no estoy para perder el tiempo.

—¡¡¿QUIÉN MIERDA TE CREES PARA HABLARME Y HACERME ALGO ASÍ A MÍ?!!— Â¡Listo! llegó a su límite. 

Jean, como ya conocía esa mirada quiso agarrarlo pero reaccionó algo tarde. Disparado como bala, emprendió un ataque ofensivo, Yuri “Desaforado” Plisetsky se encuentra fuera de sí por la vergüenza que esa chica le ha hecho pasar en público y su lado energúmeno se mostró sin control alguno.

—¡Y me importa poco si eres mujer, hombre o lo que sea!, Â¡TE VOY A ROMPER LA CARA!…¡¡ROARRRR! â€”El salto que dio fue digno de un tigre al acecho cuando acomodo de una esa patada brutal.

Patada la cual no llegó al objetivo porque Emil se superpone a tiempo con sus brazos en cruz a modo de escudo en frente de Vicky. El checo rechaza con resistencia y empuja a Plisetsky, haciéndole retroceder, este cae sobre sus pies en gracia poniéndose en guardia, y a Leroy no le queda de otra más que participar en la absurda pelea “improvisada” que su Iracundo superior, inició. Los hombres ahora corean con vehemencia las palabras en inglés “Fight!” “Fight!” “Fight!” una y otra y otra vez como si estuviesen en un coliseo, como en aquellas desgarradas contiendas de épocas greco-romanas, ver el espectáculo y vanagloriarse… El ambiente está tenso, y ni hablar del cruce de palabras.

—¡J.J! —Le llamó por su sobrenombre particular. â€” Â¡ÃBRETE DE MÍ VISTA! ¡ESTO ES ENTRE ESA MOCOSA FRENTONA Y YO!

—¡Definitivamente no, Yuri! ¡Estarías en desventaja! ¡¿Viste la fuerza que tiene ese Tipo?! Además ¿Cómo se te ocurre armar un tropel así y por una niñita?

—Nadie pidió su opinión chaperón de cuarta. Puedo enfrentarlos a ambos si quieren. — Vicky no razonaba del todo, al igual que Yuri estaba muy enojada y no media sus impulsos.

—¡¿QUÉ RAYOS?! ¡Ja – ja – ja! ¿Sabes que?, ¡Al diablo! ¡Si me van a regañar que lo hagan con gusto! ¡Normalmente “El KING” no acostumbra a pelear con pequeñines! ¡Pero haré una excepción contigo, “princesita”!

—¡Si le llegan a tocar un pelo se las verán conmigo! —Ahora Emil marcó territorio elevando sus puños a la altura de su cara, y Makkachin gruñía al ver que otros humanos querían hacerle daño a su dueña y al amigo humano de esta.

—Emil, gracias por lo de hace un momento pero esto, es personal.

—¡Ni loco te dejo sola con esos patanes!

—¡Ok! ¡¡PERO LA LA RUBIA OXIGENADA ES MÍA!!

—¡¡¿HAHHH??!! ¡¡¡AHORA SI TE HARÉ BORSCHT !!!!

¡¡¡AHORA SI TE HARÉ BORSCHT !!!!
By Sharayanime

Y eso damas y caballeros, fue el indicativo que la batalla entre Expertos vs Novatos, Â¡EMPEZÓ!.

El escándalo ensordecía a cualquiera, se acercan cada uno dando puños y patadas con maestría y la fiereza en cada punto acertado o bloqueado incendian el círculo de lucha, todo se descontroló para ver quien ganaba, en eso Altin y Cialdini regresaban de hablar con algunos refrescos en mano, vieron a los hombres correr como cabras, les preguntaron de lo acontecido y cuando contaron los detalles específicos no dudaron que los dos Cabos estaban en un problema grande, se fueron tras ellos para evitar algo más grave y en la misma escena estaba un italiano presenciando todo y salió corriendo a buscar a sus superiores… ¡Se armó la de Troya!

📷📷📷📷
Continuará…
📷📷📷📷

*

*********************************
Vocabulario Cultural o Idiomático:
********************************

Hele, je to holka! Více respekt! Idiote!=Del del Checo , la frase significaría un: «¡Hey, es una niña!, ¡Más respeto, Idiota!»

*Force moi mo’n seur chaton!= Del del Francés , literal la frase significa «¡Oblígame, Señor gatito!» xDD este J.J

* 兄さん / 「Nii-san」= Del Japonés Significa «Hermano» pude poner ã€ŒOnii-san」pero nuestro Yuuri según la situación usa o no apelativos formales o más formales si es el caso.

Para preguntas referentes a algún tecnicismo Policial en el fic, favor de ir al (Vocabulario del fic)

🔥N/De Shary: HOLA AL PUEBLO… ¡¿Cómo están? ! yo aspiro a que bien !! 6to capítulo y contando!!, no mamen esta vaina …Salió larga 11.000 palabras :3 (con la nota del final + vocabulario, me quedó en 11.500) y de hecho era mas largo xD (ya eso queda pal 8vo actu. xD)

PDT: este capítulo fue recientemente Corregido y Re-beteado para mayor comodidad.

Bueno, voy con lo propio: Â¿Les gustaron los dibujitos pal cap 6? q__q amé dibujar a Yuuri modo tierno con Yuuki antes de que se pusiera cabrón xDDD y bueee…el bardo entre los Perros del F.B.S. vs los Cachorros T.S.P.A (este Yuuri xD joder….)

Tu amor es un “periódico de ayer” ~~~~ jajaja pinchi canción de salsa a lo Hector Lavoe xD 

D: muchas cosas fueron reveladas en este cap (hay de todo) y conocimos algo del pasado de Yuuri… q__q (mi niño, ven yo te consuelo) créanme que  el inicio me costó bastante porque no acostumbro a escribir cosas tan “serias” Y con esto…se dan una idea de lo que vendrá en las escenas “complicadas” a futuro con las misiones, estoy usando muchas siglas y términos abreviados policiales, no duden en preguntar lo que sea… Ohh
 salieron muchos personajes pero sin duda estaba esperando a que Yura y JJ hicieran acto de presencia xD!!! Beka la tendrá difícil con esos dos bajo su tutela. jajajaj Si ya sé que que lo corté en la parte de la chambranera xDDD pero ajaM ….el TC Katsuki esperaba que algo así pasará en esa citación D: ¿Qué creen que hará para detenerlos? 

Si ven detallitos en la redacción o dedazos, díganmelo. 

PARA FINALIZAR: Podrán saber de adelantos y cosas sobre mís fanarts en mí fanpage de facebook ” Stars dub’s…” Tambien conocer más fics usando ALIANZA YOI, Inkspired, AO3 o Wattpad. Y si te encanta el como dibujo puedes apoyarme en Patreon o Kofi.

¡NOS VEMOS en el que sigue! 😀 …¡¡¡¡Cambio y fuera !!!! ¡¡Muchos saluditos a todos!!

Publicado por sharayanime

Profesora de Día, Artista, Fanficker y Fanduber de noche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: