POI – ❄️ Cap 9❄️ parte 1


***************
🎄Autora: Shary
🎄Capitulo 09: ¡ Ven! ¡Ven! ¡Ven! parte 01
🎄Au: Navideño / Omegaverse 
🎄Total de palabras: (3750) XD
****************
¡Y las Vainas de Shary, presentan!: ¡PeCebre On Ice … con “c” de cabrón!

¡Bien! En el episodio anterior dejamos todo en un punto de quiebre bastante abrumador, les comentamos que nuestra pareja principal ha de presentarse a través del portal que su arcángel guardián les ha beneficiado.

Víctor José ha recogido todas sus pertenencias sin demora alguna, preparó a Makkachin para montar a Yuuri María, de que estuviese cómodo y prendieron motores rumbo a Belén. El camino hacia allá sería algo demorado pero viendo que partieron en buena hora antes de que el ocaso les alcanzare, Víctor escatimaba que en dos o tres días estarían llegando a las puertas de ese pequeño pueblito escondido de Israel.

Seguían su marcha sin detenerse, el omega, ahora medio pálido y algo angustiado tomaba de la mano al alfa de vez en cuando y al tiempo pasaba la sobrante encima de su vientre para arrullar a su pequeño cachorro.

El complique y susto ganado han hecho que este se removiera vertiginosamente y provocándole a Yuuri Maria uno que otro punzón. Víctor José debió hacer un pare, sentía las incomodidades o los gestos faciales de su esposo y lo que hacía era ayudarle a Yuuri Maria con los ejercicios de respiración que alguna vez su suegra, la señora Hiroko, le enseñó para cuando pasaran por una situación así y pronto, su mente descabellada se extralimitó al expresar la ocurrente sugestión.

Ay mi vida ¿N-no me digaís que ya os  viene el cachorro?

¿Ah? —La cara en su Yuuri fue impagable.

¡Menuda hora escogéis para parir! —Ni hablemos del exagerado de su marido.

No es que Yuuri Aria estuviera en alumbre (de estarlo sería apocalíptico) solo tenía algo de malestar, lo habitual, pero el dramático de su esposo, con sus manos de lado y lado de su cara,  se hallaba bajo una mini crisis existencial ¿y aquí entre nos? Yuuri María pensó que si Víctor José fuese un omega en estado de embarazo, sus acciones estrafalarias serían todo un reto a lidiar, en caso dado de que él actuase como alfa.

Vitya calma, calma. Estoy bien.

¡Debo buscar una partera! ¡Si! ¡Una partiera! ¡¿ah pero?! ¡¿En dónde?! ¡¿Dónde?! ¡¿Dónde?! ¡¿Dónde?! ¡¿Dónde?! ¡¿Dónde?! ¡¿DONDE?!

Vitya…

¡Mi hijo viene en camino y no pienso permitir que paras en la calle! ¡NO SEÑOR! ¡ME QUITO EL NOMBRE Y EL PELO SI LO PERMITO.

¡VÍCTOR JOSÉ NIKIFOROV DE NAZARETH! —Su voz fue de ultratumba y horripilante al jalarle de su vestuario para tenerlo a su altura dándole así la orden definitiva—. ¡SERÁ MEJOR QUE TE CALMES Y CIERRES LA BOCA ANTES DE QUE TE DÉ UN SARTENAZO EN LA CALVA!

¡OMG ,YUURI MARÍA!Esos ojos azules se agrandaron de la impresión—. ¡Cuanta agresividad hay en tí! ¡Eso le hará daño a Yurito de Jesús!

¡Entonces no me estreséis que me deseaperáis y me haréis parir antes de lo estipulado!

S-si mi a-amorcito.

¡Más te vale! —Lo señaló bien acusador.

Esperaron un tiempo prudencial para que Yuuri María se relajase y así proseguir el sendero empedrado a Belén. Yuuri no dejaba de acariciar esa pancita bendita como una forma de hacerle saber a su niño de que todo estará bien, aunque su dilema por su amigo guardián iba en aumento.

¿Amor, te encuentras bien? —Víctor José suspendió toda maniobra con Makkachin. Yuuri María negó y pronto le dirigió su palabra.

¿Vos si pensáis que vuestro amigo saldrá bien librado de esta? ¡Os viste su semblante y…!

Yo solo sé que es fuerte, tanto o mucho más que tú, mi vida. —El ruso besó el dorso de aquella mano encantadora que tanto adoraba—. Dios y la Rosa Guadalupana que nos acompaña… —Apuntó a esa majestuosa rosa blanca que no se marchitaba sobre la cabeza de su burrito Makkachin—. No lo desampararán así como tampoco nos abandonarán a nosotros.

Dios te oiga, amado mio.

Lo hará. Ten fe en ello. —Le dio un pico en sus labios—. ¡Anda! ¡Retomemos vuestro destino!

En medio de la huida improvisada, nos devolvemos a Jerusalén para ver en que ha acontecido con el Arcángel en aprietos.

Hemos de contarles que Seung Lee supo escarmentar a los forajidos de la manera más cruda pero directa posible. Tras haber amputado la mano al primer poseído, sus ojos brillaron pasando a un carmesí y la presión fue tan fuerte que obligó a los oscuros despojarse de los envases (llamase cuerpos humanos) que usaron para sus propósitos. El humará rojo, violeta y negro se veía por sobre la carne expuesta y estos cayeron al suelo con sus fuerzas drenadas, toparse en los dominios del caído de caídos, era sinónimo de peligro.

Las basuras que tiene por demonios o que se hacen llamar aquello, temblaban por cada paso de su bajeza y él con un cerrar articulado de su puño hizo que su poder maligno recayera sobre el desdichado al cual había perdido su garra explotando su cabeza y el reguero de sesos no amparó tregua. Realizó lo mismo con otros tres y el resto pedía piedad para que la masacre no recayera en ellos.

Seung Lee teniendo la irresponsabilidad de esa chusma al cruzar terrenos sin aprobación, ha hecho de las suyas tomándolo como coartada al explicarle que así, no funcionan las cosas y de paso salvar de modo disimulado la vida del moreno.

Esperaba tal indultó en Demonios novatos pero no de alguien con la experiencia de ustedes. Sabéis con demasía la delicada situación que enfrentamos con los rebeldes de lado y lado o de la tregua temporal que os llevamos para que vengáis a cometer la tamaña brutalidad de interponerse en asuntos que no son de su completa incumbencia y que por el contrario dicha entereza es de vuestro jefe.

—¡Perdonadnos oh poderoso Caído Seung Lee! ¡N-noso-tros pen-pensabamos q-que capturando al omega preñado y llevandole al mesías a nuestro rey, quizás…!

¡Pero nada, coño! —Otro ser del infierno fue mutilado quedando así con el número reducido de tres de ellos—. Si queréis ser consideraos guerreros del inframundo, no cometáis estupideces como la de hoy. Lo del Mesías no les compete, Dios y Satán han de manejar sus fichas en los tiempos estipulados sobre el tema de la tregua, si vosotros hubiere tocado a ese insecto… —Dijo eso refiriéndose a Phichit-riel de mala gana y así sostener la justificada reprimenda—. ¡La guerra en ambos reinos sería inminente!

Perdonadnos

Podría… —Se llevó sus dedos a la fina barbilla y que lucía con engreimiento—. Pero no no soy Dios o Serafín alguno para hacerlo. —Y la diabólica sonrisa emergió como la obscuridad que emanaba de sus poros.

¡No señor por favor! ¡Ahh… AHHHGGGRR!

Subdivididos entre el pánico, el castigo o el horror que les esperaba. A Seung Lee no le importó sus gritos o alaridos, el castigo fue la perdición absoluta en uno de los lumbrales más abominables sobre la faz del infierno, condenados a morir y revivir agónicamente durante la eternidad. Era peor que ser extinguidos de cualquier universo.

Finalmente, cuando Seung se sacó a los inútiles de encima, pudo dirigirse con prontitud a donde estaba Phichit-riel. Él le ha mirado con su rostro medio frágil por el cansancio o que le mostró un intento de sonrisa cansada. El Demonio estresado por verle así, soltó su franca opinión.

Estás patético.

Lo… sé…

¿No os da vergüenza ser casi derrotado por porquerías de menor rango que tú? —Se encrespó como un medio para disimular su reciente preocupación—. ¿Y tan grave fue tu impase que no supiste resguardar tus energías estando como humano?

—No es… como si quisiera que mi cuerpo o la naturaleza me jugaran una mala pasada…y no sé a qué se debió. De hecho aun… no puedo transformarme.

Tuviste suerte de que estuviera aquí. —Expresó seco, más no ignoró el hecho de darle la razón sobre lo de su status.

Señor… sus lacayos infernales. ¿Usted los…?

Confórmate con saber que esas aves de carroña no estarán entre nosotros. —Seung lo interrumpió—. A Satán y su gente de confianza no les sirve tener a gilipollas huecos de sentido común. Tanto tu reino como el mio presentan dificultades, y hasta entonces, os toca eliminar a los tíos que se pasen de listos. Tus superiores también lo están haciendo con los suyos. ¿No es así, crío alado? —. Y Phichit-riel asintió.

— ¿Y qué me podéis decir de los humanos que esos canallas poseyeron?

Seung Lee observó al muchacho angelical teniendo una clara idea de lo que estaba pensando.

—No los habéis eliminado… ¿Verdad? ¡Sí aún no lo has hecho, desistid ello!

¿Huh? ¡Vos no me dáis ordenes!

Por favor…

Ya conocéis las reglas.

—¿Y si os dejo que hagáis conmigo lo que dispongáis? —Quemó todas sus cartas haciendo que el demonio se asombrara—. Haced con mi existencia lo que queráis, pero por favor… No acabéis con las pobres almas de esos hombres… No acabéis con sus vidas… Ellos fueron usados.

Phichit-riel estiraba su mano derecha agarrando el borde de la tela ajena con la poca fuerza que le quedaba. Su voz (medio audible) imploraba esa petición.

—¿Por qué os debería abogar por ellos? —Soltó solo por curiosidad oculta bajo su fachada tenebrosa—. ¿Y por qué rogáis por sus vidas sabiendo que no son más unos pecadores que lastiman al prójimo?

Porque todos merecemos una oportunidad de ser perdonados pese a las fallas encontradas para renacer como una nueva criatura. —Sabiduría y benevolencia son palabras que hacen de Phichit-riel alguien reflexivo—. En otros casos, unos distintos a la de esos hombres, debemos escuchadles para darles oportunidad de defender su inocencia y para que no sean señalados. —A Seung Lee le tocaron un punto sensible en su ser y en su propio pasado. —Y si uno fue quien juzgó y os condenó por error a ese inocente sin dadle absoluta libertad de hacerlo, debemos redimirnos y también pedir perdón.

El Antiguo Testamento Verse, ha de mencionar el perdón o la escucha como un privilegio loable de sabios… Era algo que bien pudo discernir en el chico, pero que lamentablemente no encontró esa virtud en los que fueron sus superiores cuando él era Serafín en los portales celestiales.

Phichit-riel al ver tan callado y quizás un poco dócil a ese demonio de alto rango, pudo entrever que ha tocado algún asunto delicado de su vivencia anterior como cuerpo celestial y que lo ha puesto a meditar. El joven fue prudente teniendo esa corazonada y sin más se atrevió a dialogar.

Yo… os conozco muy poco por las historias que me contaban de pequeño sobre vos o por lo que alcancé a leer de los sagrados pergaminos a escondidas… Pero algo que sí sé es que fue un gran y honorable Serafín. El mejor… —El tenue carmín se esparció lentamente coloreando las mejillas del contrario y Phichit-riel sonrió.

—¿Y sabe algo más?, Estoy por creer que sí ha desertado a la obscuridad fue por algo más fuerte que un simple “pecado” como lo han promulgado, cosa que ahora os dudo y también porque no le escucharon en su momento. ¿Cierto, señor?

Su rojo se ha intensificado dándole así la razón, Seung odia esas reacciones y las odia aún más porque ese indicador era justo lo que Phichit-riel pensaba.

Lo… s-supuse…

Puedo joderos aquí mismo si quieres.

—Entonces, como os dije antes, tómadme y hagáis conmigo lo que desee a su antojo. Mas sé que no sois alguien ruin, ahora me consta… —Le ganó la partida. su fachada se ha caído ante ese chiquillo despistado para algunas cosas pero que muy en el fondo, contempla una gran madurez en el instante adecuado. —De ser así me hubiese dejado a merced de los inmundos. Por-Por favor…Tened piedad, no los acabe, señor Seung… Por… Favor.

Lo último fue dicho un susurro, uno adorable propio en un omega que usa “la voz” (sin querer, pero al fin y al cabo la ha usado) en lo que se puede considerar “su pareja” y generó estremecimiento instintivo que provocaba en el mayor un deseo voraz de protegerle, a su vez esa mismas voz fue soñolienta donde Phichit-riel, sin pensarlo acomodó su cabeza en el pecho demoníaco, ronroneó muy quedito al aspirar un poco de la fragancia del Gamma-Alfa y debido a las grandes cantidades de energía que su cuerpo mal gastó, cerró sus ojos cayendo rendido.

“No puedo con este chico” … —Calló para sí mismo, cargándolo de brazos e igual no era su intención eliminarlos. Sería malgastar su tiempo.

Solo quería conocer las razones por la cual alguien como ese Arcángel abogaría por gente así o incluso por él sabiendo lo que es, terminó agradándole aún más la idea de tenerlo como destinado.

Y aspira corresponderle…

Lo que sí se disponía a hacer (y era lo que no sabía Phichit-riel, pues este ha de seguir rendido) fue que esos bandidos no recordarían nada de lo acaecido, los tele-transportó de un chasquido a una zona cercana de donde estaban sorprendiendo a los guardias romanos como habitantes de Jerusalén que se vieron afectados por sus vilezas, amordazados de pies a cabeza y como aun seguían dormidos, eso quedaría en sus memorias guardado en una simple pesadilla gracias a las destrezas que manejaba el Secuaz.

Se largó de allí optando por un bajo perfil pidiendo ser auxiliado y los lugareños de Jerusalén, les llevaron a un refugio de salud.


El alba y el cantar de los pajarillos se colaban entre sí por la ventana de aquel recinto, construidos para velar por la salud de las personas. El tiempo en que ese hombre de gestos serios estuvo amparando el dormitar del joven cuya piel fuese de canela lo vio prudencial y le sirvió para reflexionar sobre muchas cosas a lo largo de esta insólita travesía.

Vaya crío problemático… ¿Eh? —Habló siendo consciente que el chico quizás ni le escuche por estar en el quinto sueño.

Respiró profundo. El aroma del Arcángel era suave, agradable a sus sentidos haciendo regodear su instinto de Gamma-Alfa interno. Ahora que le mira bien, no pone en duda que es un chico valiente y aguerrido pese lo que sufría en ese momento, que sabe escuchar o que es leal a sus creencias o que valora sin juzgar a los demás… sobretodo ese don, ese último fue algo genuino que Seung apreció por mucho.

Con un mejor panorama, ahora estamos aquí. Ya la mañana revelaba con más intensidad los rayos de luz, estos también se paseaban por los apartamentos de barro, mármol o madera propios en estas civilizaciones y fueron fragmentados tantas veces, que para un mayor aprovechamiento del espacio al rellenarlo de la muchedumbre, formaban enormes laberintos a la vista de todo ser vivo que le habitara.

Seung permanecía al lado del chico estando en su forma humana Alfa para no levantar sospechas. Total no podría irse y dejarle así a su suerte (No es tan malparido como parece ese Coreano) Phitchi-riel sería acechado por muchos alfas humanos al no estar marcado y no podría defenderse por la baja en sus poderes manteniéndose como omega humano. Mínimo deberá esperar una semana o más, hasta que su cuerpo se acostumbre a dominar su lado omega y que su aura celestial se estabilice por completo.

Seung suspiró resignado de solo pensar que le toca andar de “niñero”… Sin embargo, esto era mejor que estar por ahí en el inframundo vagando sin hacer nada, o que al divo de Satán le roncara el culo de ponerlo hacer cualquier pendejada.

Se situó en el rostro ajeno y por primera vez en mucho tiempo el Demonio hizo un amague de sonrisa y de relajo en sus facciones al concluir lo siguiente tras acomodarle las hebras negras del Arcángel o acariciarle su mejilla con sus dedos.

Estoy seguro de que si hubieses nacido en mi época, tal vez…Nos conociéramos en otras circunstancias y tal vez, me hubieras escuchado y creído en mi palabra sin juzgarme.

La propia vida es un juego del que no se sabe el porqué hace que uno se tope con cualidades y vivencias trascendentales. Seung no es de los que piensan que las casualidades se den por mera magia, todo ocurre por algo y el que este chico se cruzara deliberadamente en su camino, fue lo mejor que le ha pasado hasta ahora… No obstante, eso no lo hace negligente de deslindarse a la posible represión que sufriría Phichit-riel si los superiores de este, se enteraran de las constantes reglas rotas al tratar con un Demonio como él.

Por otro lado el roce sobre la piel del adormilado alado, acabó por despertarlo e hizo que se removiera un poco o que arrugara su cara un tanto chistoso producto del bostezo.

—¿Señor Seung?— Lo primero que encontraron sus ojos al parpadear con asombro fue la imagen del Secuaz.

¡Al fin despertáis! —Dijo eso manteniéndose engreído como siempre.

—¿Qué… hacemos en este lugar?

¿No es obvio? —Puso los ojos en blanco al bufar por esa pregunta—. Te desplomáis del cansancio después de esa patética pelea, eso pasó y me tienes aquí, parado desde la madrugada.

—¿Qué me desplomé? —Arrojó desorientado.

Phichit-riel de apoco empezó a recordar las imágenes, él defendiéndose, los demonios queriéndolo mancillar y luego un Seung embravecido en la trifulca.

Sin mucha estela, el hombre de piel nívea con rasgos orientales logró ver la incomodidad en el chico de tez negra y antes de que él imaginara más cosas en su cabeza, le aclaró que eso no le dará problemas con sus jefes y que de igual forma son esas sabandijas los que tomaron atribuciones que no eran de su incumbencia.

Fue el precio a pagar por sus actos.

Phichit-riel tuvo un peso menos sobre de sí pero no evitó el que le preguntara más cosas de las cuales pudiera cerciorarse.

¿Y… los hombres humanos que ellos poseyeron…? ¿Dime que no los habéis ejecutado? —Le miró con desasosiego.

No le veo sentido a vuestra petición pero viendo el como eres, “ten” —Le entregó su Iphone (era parecido al suyo, solo que Demoníaco) y este dibujó un holograma donde se ven a los tipos en la cárcel con grilletes en manos y pies. —Eres demasiado blando para ser un Arcángel Guardian. Rafael o Miguel los dejaría a su suerte.

Phichit-riel pudo soltar ese aire contenido en sus pulmones sintiendo un gran alivio al llevarse su mano al pecho. Seung cumplió su palabra contra todo pronóstico lo que lo ha hecho poner bobamente feliz al dirigirle su mirada y sonrisa encantadora diciéndole un—: “Gracias, Señor Seung”

El resultado fue un demonio internamente contento pero chamuscado del rubor. ¿Los demonios se pueden quemar? ¡Parece que este, sí!

—¡Dejaos de poner esa cara de tonto y también de tratadme como un “señor”, que no soy vejestorio, Joder! —Se obligó a rabiar en mal plan, solo para resguardarse.

¿Y cómo os quiere que le nombréis?

¡Como os pegue la gana! Solo… Dejad de llamarme así.

De acuerdo, entonces así será, Seung. —Inclinó un tanto su cabeza demostrando respeto para referirse a él como a un igual. —Pero también os pido que me nombre un tanto más informal, podría ser “Phichit” o “Phi”

Prefiero el de “Crío alado”

Hubo un pequeño silencio y risilla prudencial del lado del moreno al verle las caretas en ese hombre renegón que soltaba palabras de un lado a otro y pudo proseguir así, de no ser porque Phichit-riel ha de quedar con su mente ida en algo que le preocupaba. Seung notó el cambio de ánimo, y se acercó un poco más llamando su atención al hacer que mantuviera su mirada fija con la suya.

¿A qué se debe ese rostro, novato?

Yo…—Phichit-riel empezaría hablar a no ser porque el médico (un viejo beta muy respetado) entró por la puerta a hacerle el chequeo al muchacho. No duró mucho, a juro menos de dos minutos donde por cada pinchada o aparato usado le hacía preguntas de rutina.

Acabado aquello el señor recomendó al joven que guardara reposo y que cambiase el vendaje cada cierto tiempo para que sus heridas no se infectaran, lo que sí supo desequilibrar a Seung como a Phichit-riel fueron otros interrogantes hechos por parte del venerable anciano.

¿Qué les habrá dicho? ¡No lo sabemos! Pero lo leerán en el próximo capítulo.

📷📷📷📷📷
Continuará
📷📷📷📷📷


🔥N/DE LA SHARY: HOLA OTRA VEZ AL PUEBLO ¿Cómo están? xD y el dramamón…¡¡Continua!! jajaja Esta fue la primera parte del Cap 9 de su Telebovela Colombo-Española-Mexicana. Pero va sin dibujo ;__; porque mi pc sacó maleta y porque el capi salió largo…sooo me tocó dividirlo y el dibujo que hice me tocará usarlo pa’ la continuacion xD

Buee…volviendo al tema, omg definitivamente Yuuri María debería pertenecer a las filas del T.C Katsuki xD … Da full miedo según Víctor José jajaja y ese Demonio va ganando puntitos con el Angelito de chocolate ❤❤❤ así como el angelito lo vá enamorando. eso me lleva a las siguientes preguntas. Chan chan chan:

-¿Qué cosas creen que pasarán en la continuación?, o__o Todo eso y mucho más, solo aquí por su canal favorito (?)

PARA FINALIZAR:

1) Si tienen alguna pregunta Idiomática, cultural o algo referente al fic, háganmela saber aquí en este apartado.

2) Podrán saber de adelantos y cosas sobre mis fanarts en mi fanpage de facebook “StarsDub’s” y también los invito a leer otros fics o/y Artbooks que llevo por aquí, en ALIANZA YOI, tambien en Wattpad, en AO3 o Inkspired , si tengo dedazos de redacción, o alguna corrección que hacer, ¡Díganme! la idea es mejorar q_q y que estos capítulos para ustedes queden bonitos, gracias ❤

4) ¡Nos vemos en el que sigue! ¡¡¡Cambio y fuera!!! ¡¡Muchos Saluditos a todos!!

Atte: su servilleta, la Shary 😀

Publicado por sharayanime

Profesora de Día, Artista, Fanficker y Fanduber de noche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: