Primer interludio


>2017<  

Grupo: Zombíricas On Ice ❤


—Entonces, Víctor…

Las luces de los reflectores caían sobre él y lo aturdían, le hacían sentir tanto calor, tanta sed; odiaba profundamente que no le hubieran permitido salir al aire con sus gafas oscuras. Estaba crudo, por supuesto, con varios kilos de maquillaje sobre el rostro para ocultar lo mejor posible unas profundas ojeras. El apuntador puesto en su oído le hacía retumbar el cerebro y todo el cuerpo, sacudirlos con violencia por el dolor de cabeza que lo atormentaba mientras una voz expedida por el aparato le decía que sonriera, que mirara al público, que sonriera, que hiciera un gesto hacia ellos, que sonriera, que hiciera alguna broma y que nunca dejara de sonreír. Y ahí estaba, con la mueca que fingía ser una sonrisa intacta sobre sus labios, como si realmente fuera capaz de apreciar a la gente que lo miraba desde el otro lado con añoranza y admiración, como quien ve una hermosa obra de arte pero sabe que no puede llevarla a casa consigo.

—Dentro de un mes cumples veintisiete años.

El presentador en el asiento grande, el más cómodo y llamativo de la sala artificial creada para amenizar el ambiente en ese talk show; después de todo, es su programa, ¿no? Tiene que ser quien más destaque, la estrella máxima que invita a estrellas pequeñas a brillar junto a él; mas, en ese momento, el brillo de Víctor parecía eclipsarlo por completo, no importaba que debía conformarse con el sofá más pequeño, más usado y ligeramente más incómodo… era él a quien las personas veían, a quien ansiaban escuchar y celebraban cada una de sus palabras, como si estas contuvieran la cura de una terrible enfermedad.

—Oh, vaya, gracias por recordarme que seré más viejo pronto.

El público en el estudio estalló en risas, embelesado: era un completo honor reír, en vivo, de un chiste de Víctor Nikiforov, por más sin gracia que este haya sido. El presentador omitió una mueca y a cambió intentó entonarse con las risas del público, pero nadie más notaba su esfuerzo por destacar en su propio programa: todas las miradas eran presas de Víctor, de su encanto y su sonrisa perfecta que tintineaba con las ondas de luz de los reflectores.

—¿Viejo? ¡Claro que no, Víctor! Si sigues siendo un galán que conquista a cualquiera por donde pasa. Si tú eres viejo, entonces yo seré ya una momia…  ¿O será más correcto decir un “zombie”?

Todo el público emitió un grito de emoción por la obvia referencia, mientras que la sonrisa de Víctor flaqueó por unos segundos, los mismos en los cuales su rostro se distorsionó en una mueca pálida que contenía la rabia. La voz en el apuntador le pidió rápidamente una disculpa por la impertinencia del presentador y rogó porque se mantuviera en calma.

Víctor se tensó en el sofá y, cuando los gritos del público fueron acallados, un tenso silencio ensombreció el ambiente de por sí ya enrarecido entre los dos hombres.

—Dentro de un mes es tu cumpleaños veintisiete —continuó el presentador— y comienzan a saltar las especulaciones respecto a tu futuro. Mucho se habla sobre separaciones en On Ice y… 

—Eso son solo rumores, por supuesto —Víctor se apresuró a interrumpirlo y aclarar; la sonrisa había vuelto a sus labios, pese a que la voz en el apuntador le pedía que permitiera al contrario seguir hablando. Por supuesto, no lo hizo, le parecía más divertido así—. ¿Por qué habríamos de separarnos con un nuevo disco en puerta? Todos quienes nos siguen saben que se ha anunciado el lanzamiento de nuestro nuevo sencillo, justo el veinticinco de diciembre.

—¿El día de tu cumpleaños? —Entre el tono de sorpresa que el presentador intentó fingir, algo ácido logró escaparse de sus labios—. ¿Por qué seleccionar esa fecha en especial? On Ice no solo eres tú.  

Víctor apretó los puños hasta clavar sus dedos en sus propias palmas, pero mantuvo sus labios extendidos en esa sonrisa que debía mantenerse así, sin importar cuantas ganas tuviera de reventar su puño contra el rostro estrella del programa.  

—Es proximidad de fechas, simplemente eso, al productor le pareció una grandiosa idea. Además, debo admitir, se trata de algo importante para mí. Con este sencillo he vuelto componer canciones para el grupo y es con el cual pretendo…  pretendemos desbancar a… —hubo una pausa que pareció paralizarlo— a todo lo que hemos hecho hasta ahora. Nos hemos reinventado. Estoy seguro que les encantará.

—¿Mucho más que…?

—Por supuesto —Víctor lo interrumpió de nuevo. El presentador ya no fue tan discreto con su expresión de molestia—. Será mucho mejor.

—Bueno, eso parece difícil, han logrado un estatus de leyenda y todos saben que, una vez se toca el límite, la cima, solo queda caer. ¿No han tocado su punto ya?

—Por supuesto que no. Aún tenemos mucho más por escalar. Con este disco, con este nuevo sencillo, lo demostraremos.

La tensión había disminuido entre ambas estrellas, sobre todo del lado de Víctor; si bien su sonrisa seguía estática e inmutable, había algo en la seguridad de sus palabras que transmitía una confianza real. Él de verdad creía que su próximo disco podría desbancar a aquel que lo había llevado al estrellado, él de verdad quería creer que no habían tocado la cima aún ni que se dirigían a un inevitable declive.

La conversación giró en más detalles sobre el nuevo disco, sobre la nueva canción. Víctor cantó un poco de ella en a capela, solo unos segundos, una pequeña degustación. Su voz era gloriosa, un orgasmo auditivo como siempre, pero hubo algo en la tonada y la letra que no pareció agradar demasiado. El público supo disimularlo, incluso reaccionó de forma efusiva, como si hubieran escuchado un extracto de la innombrable, pero el desagrado del presentador fue mucho más obvio. Y la tensión volvió.


Grupo: Zombíricas On Ice ❤


Los ataques sutiles entre el presentador y Víctor fueron más de consciencia del público. Los presentes, que primero reían ante las bromas que se hacían pasar por “inocentes”, ahora solo esbozaban muecas sonrientes llenas de confusión. Las voces en los apuntadores de ambas estrellas comenzaban a desesperarse con las peticiones de que bajaran un poco el tono, que se estaban acercando a puntos muy peligrosos que ambos iban a lamentar. Ninguno escuchó.

—Sé que a muchas de tus fans les encantaría escuchar sobre las mujeres importantes en la vida de Víctor Nikiforov. Por qué no nos hablas un poco sobre ellas.

—Oh, no, no, claro que no. Un caballero no habla sobre su pasado amoroso.

—Vamos, Víctor, esto quedará entre nosotros. Seremos discretos, ¿no, chicas? —Las mujeres del público efectivamente emitieron un grito de emoción y apoyo. Era cierto lo que el presentador decía, muchas de ellas deseaban conocer más, pues la vida amorosa de Víctor era un tema que siempre mantuvo con mucho hermetismo—. Todas quieren saber…  sobre Mónik…  y las demás.

Un golpe bajo y muy sucio. El rostro de Víctor palideció ante la sola mención de ese nombre y, por fin, tras casi veinte minutos, la sonrisa desapareció por completo de sus labios. Incluso, la voz en su apuntador calló de forma abismal, tan sorprendida y contrariada como él. Ese era uno de los temas prohibidos que habían pactado no mencionar en el programa.

Algo de rabia ardió dentro de los mares de Nikiforov. Se puso de pie de un solo salto, movimiento que pareció despertar a todo el mundo que había caído en igual mutismo. Se arrancó el apuntador, para arrojárselo al hombre que sonreía con triunfo enfrente suyo, y masticó un fuerte “Vete a la mierda” que se escuchó con gran claridad entre todos los presentes. Entonces salió de escena.

El público pareció estar hecho por muñecos de cartón: nadie siquiera pestañeó ante el repentino escape de la estrella.

—Y ese es su amado Víctor Nikiforov, señores —comentó el presentador, mientras chocaba sus palmas entre sí para interpretar unos irónicos aplausos.


Grupo: Zombíricas On Ice ❤

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: