Por el amor de amar: Prólogo


.

.

[Año 482 de la Nueva Era]

Después de la Última Guerra Mundial, La Tierra quedó devastada y enferma. La especie humana se veía incapaz de continuar debido a la infertilidad del género masculino por culpa de la radiación mezclada con otras consecuencias generadas por las armas químicas de las superpotencias de aquel entonces.

Sin embargo, la misma tecnología que nos mataba y nos vencía fue la que nos mostró una nueva ruta, y los avances tecnológicos fueron factores importantes para superar el caos y la extinción.

Actualmente «Libera» es la Organización de Estudio Humano más importante de todos los tiempos. En el pasado, ésta Organización logró unir a los líderes políticos por el bien de la supervivencia de la especie, para así, juntos, enviar personas al mundo en el que hoy estamos, «La Nueva Tierra».

Las personas enviadas eran seres humanos mejorados pertenecientes a los actuales Cinco Géneros: «Alfa, Omega, Beta, Gamma y Delta».

+ «Los Alfas»: Son los encargados de proteger y guiar a los demás, ya sea su familia o su comunidad. Son las estrellas en cuanto a la creación de géneros ya que para la subsistencia humana Libera utilizó instintos animales, y los Alfas son los mejor adaptados, llegando a ser bastante centrados y logrando dominar muy bien no solo sus propios instintos, sino también los de los otros géneros con algo que Libera llama «La Voz Alfa». Poseen una temporada de apareamiento mensual conocida como «El celo» y dura aproximadamente un día. Veinticuatro horas en las que su instinto animal solo busca reproducirse, casi anulando su parte racional.

+ «Los Omegas»: Poseen un detalle genético que los hace merecedores de mayor cuidado, esto es una mayor cantidad de instinto animal que les hace ser fácilmente reconocibles por las feromonas que liberan inconscientemente dependiendo de su estado de ánimo, y a las que son más receptivos los Alfas. Sus cuerpos son los más aptos para engendrar vida saludable en ellos, ya que su matriz es la mejor desarrollada de entre los otros géneros, por lo que son considerados la base de la subsistencia humana. También poseen una temporada de apareamiento, la cual en su caso dura aproximadamente cuatro días en los que sus feromonas llamarán a cualquier candidato capaz de fecundar su cuerpo. Para éstas temporadas de apareamiento, tanto de los Alfas como de los Omegas, existen «Supresores» que los ayudan a seguir con su día a día de forma normal.

+ «Los Betas»: Son el llamado «Término medio» entre Alfas y Omegas. Su población pasa muchas veces desapercibida a pesar de ser muy útil para todo tipo de trabajos en cualquier horario, ya que no poseen una temporada de apareamiento, ni sienten rivalidad alguna por otros géneros. Su estructura biológica es casi idéntica a la antigua humana, esto les hace ser los menos apegados al instinto animal que es la base de la nueva y mejorada humanidad. Aún así son capaces de entender tanto a La Voz Alfa como a las Feromonas de los Omegas.

+ «Los Gamma»: Son los encargados del funcionamiento de La Nueva Tierra. Comúnmente se les conoce como «Administradores» que velan por la correcta continuidad del orden y de los roles biológicos creados por Libera.

+ «Los Delta»: Conforman el cuerpo militar en el planeta. Tanto ellos como los Gamma son creados in vitro y se les ha quitado químicamente el deseo de reproducirse, todo lo contrario a los tres primeros géneros, y sobre todo a los dos primeros, los cuales pueden reproducirse sin importar el género al que pertenezcan ellos o sus parejas.

Finalmente, los dos subgéneros que persisten desde los tiempos antiguos son el subgénero masculino y el subgénero femenino, cuyos roles están en desuso.

En el pasado, las personas se adaptaron por necesidad a La Nueva Tierra, ahora, vivir en ella es vivir como en el paraíso.

El gobierno está formado por una monarquía absoluta que se encarga de regular el correcto funcionamiento de la sociedad. Las disputas entre pueblos y gobernantes son solo parte de una historia que dejó una mancha imborrable en la humanidad. Ahora hay paz, armonía y comodidad gracias al omnipresente control del Rey, de sus ayudantes pertenecientes al género Gamma, y de sus protectores, el género Delta.

Hace poco menos de un siglo, Libera descubrió que era posible encontrar una pareja biológicamente perfecta para algunos seres humanos pertenecientes a los géneros Alfa y Omega, y en su búsqueda de más y mejor armonía, decidió informar de la existencia de su pareja perfecta a éstas pocas personas seleccionadas por la evolución natural.

Entonces se creó la siguiente ley:

.

«Al cumplir los quince años de edad aquel Alfa u Omega que tenga una pareja biológicamente perfecta, tendrá la posibilidad de enviarle a ésta una carta con su nombre (sin ubicaciones, ni apellidos), para poder empezar a conocerse hasta que el Alfa de la relación sea un ciudadano mayor de edad con la capacidad de solicitarle a la Organización Libera una presentación y unión formales».

«Solo si el Omega de la relación accede a sus términos».

.

Es así como nuestra historia comienza un día cualquiera en el que un Omega de quince años de edad tiene la oportunidad de enviarle su primera carta a su pareja biológicamente perfecta.

.

.

Publicado por ArikelDT

☆ 1-6-96 ☆ Multishiper . ○●○ Amante del misterio, de las emocionas a flor de piel y de las memorables tragedias románticas. Enamorada del arte, de la música, de los versos y de los minutos de silencio. Puedo ofrecerte libros que hablan de corazones sedientos, con vidas vibrantes, e historias, a veces, sangrantes. ○●○ .

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: