Knockout 05: 👊 ¡REVÉS! 👊


***************
👊 Capítulo 05: ¡Revés!
👊 Beteo: Shary
👊 Autora yArreglos finales: Shary 
👊 Total de palabras3.900
**************
Y las Vainas de Shary, presentan: ¡KNOCKOUT! -「un gancho directo al corazón」

Y las Vainas de Shary, presentan: ¡KNOCKOUT! -「un gancho directo al corazón」

👊


¿Vamos, no que muy rudo, tigre?

—¡Tks…! ¡Cállate!

—Oblígame.

La ironía en las filosas palabras de su entrenador tenían al borde de la locura a cierto rubio de mala calaña. Mientras se limpiaba su sudor con hastío o que soportara con dolor esos golpes mortales a sus puntos de fácil acceso, no pensaba rendirse tan fácilmente tras sonar la campana del nuevo round.

—Oh, a este chico no le irá nada bien.— Mencionó Christopher con dejos maliciosos desde el otro extremo de las bandas protectoras de la lona.

Observó cada uno de los intentos fallidos de Yuri para masacrar a Víctor, siendo esto algo inútil puesto que ese lobo de vieja guardia le llevaba una gran delantera en altura y experiencia. En última instancia, sus combos de jabs y yaks fueron continuos, su guardia fue intacta y nunca permitió chance alguno, por consiguiente, el remate realizado a su quijada lo dejó fuera de combate.

Yuri Plisetsky, joven boxeador de alta categoría, prácticamente quedó arrojado al suelo cual trapo viejo y arrugado que prestase sus servicios.

—Víctor, ¿no te parece que se te fue la mano?— habló Chris con su astuta sonrisa adornando su rostro.

—¿Sabes que sí?—Aseguró—. Dejémoslo así por hoy.

—¡¿Haaah?! —Por supuesto que Yuri no daría su brazo a torcer.

—Ya hablé. —Así como Víctor, en su despreocupación más casual al tomar agua confirmaba su respuesta.

—Ahh, aquí vamos de nuevo. —El suizo a lo lejos se volvió acomodar en las bandas elásticas y así mirar el desenlace final.

—¡Ni de broma! ¡Aun puedo luchar!

—Es mi orden, Yurio.

—¿Y así pretendes que yo sea un ganador? ¿Mandándome a dormir? ¡Esto es estúpido y deja de nombrarme así!

—No, y en definitiva tu arrogancia y falta de disciplina no te servirá si realmente deseas ser un campeón o mi sucesor.

—¡Ya lo soy! ¡Soy lo mejor que tiene Rusia en estos momentos!

—No lo eres, Yurio. —Aquí fue rudo sin perder su despampanante sonrisa y procedió a destrozar a su púgil malcriado.— Y jamás lo serás de continuar en esa línea.

—¡No puedes decirme tal cosa cuando tú hacías a mi edad lo que te viniera en gana! ¡Yakov es testigo!

—Mmmmm… Tal vez si le saqué un par de canas al pobre viejo.

Tomó una actitud pensante sin alejar su frescura con esa chistosa boca acorazonada. Cosa que irritó aún más al chico o que Víctor ni le importó.

—Pero, la diferencia entre tú y yo es que en su momento cuando algo no me resultaba por tirármelas de sabelotodo, escuchaba sus consejos y me aplicaba por completo en mis entrenamientos porque al fin y al cabo, Felstman fue, es y será una eminencia y mi superior, cosa que “tú” no captas con tus mayores. —Le apuntó con su dedo al pecho con fuerza haciéndole tambalear un poco, Yuri le reclamaba, y Víctor…

Víctor solo repetía en su cabeza ese diálogo cortés disfrazado de advertencia en su rival.

《No veo que su aprendiz logre llevar una buena disciplina y si no es cuidadoso con esa condición, hasta el enemigo más pequeño le ganará, ¿tengo o no razón, Nikiforov-san?》

Katsuki, aunque ha de ser un joven que quizás brille por su ausencia o falta de popularidad, desde ese día le quedó muy claro que él, no es ningún pintado en la pared, y que tomará todo a su favor para sacarle mayor partido al round que enfrentarán en pocos meses con la emergente estrella de Japón Mina-Bee.

Nikiforov debía si o si concienciar a ese tigre que tiene por boxeador de lo que le espera o dejarle por sentado de que todo tiene su razón de ser, su causa y su efecto.

—En seis meses será nuestra pelea con ese chico y su coachs

—¿Y? ¿Cuál es el puto problema?

—Que le bastó un puto round al entrenador que le dices “cerdo” para saber que pierdes la paciencia con provocaciones infantiles de una simple “abeja” o el que no seas aplicado con cosas tan sencillas como el seguir mis indicaciones. ¡Eso es lo que pasa!

—Víctor…espe…

—¡No Chris…!— detuvo a su amigo en el acto—. ¡Ya es hora que este niño nos vea como lo que somos! —Y ahora su mirar se cruzó con aquellas esmeraldas ajenas que por cierto, el duelo de estas dió un trago hondo y amargo por su garganta.

No esperó un comentario así de serio por parte del calvo y no espero verle así tan frío o sereno.

—Querías lo mejor de Rusia como tu entrenador y la federación Rusa junto con Yakov, me buscaron. Querías mi guía o mis consejos de mi personal y aquí nos tienes. —Fue arbitrario al extender sus brazos a ambos lados con suma elegancia. —Pero no permitiré que hagas lo que se te venga en gana o que pongas mi experiencia, la de mi equipo o la confianza que Yakov me ha depositado por la borda. Así que como contigo no se puede hablar, haré uso de medidas extremas. Aprenderás todo desde el principio y a mi manera si deseas que siga siendo tu entrenador.

—¡¿Qué?! ¡Auchs! ¡Heyyy!

Víctor tomó todas las herramientas de boxeo, y se las tiró encima mientras terminaba de dar sus condiciones finales con voz burlona y picarona.

Chris rió por ese giro inesperado.

—Aprenderás a respetar y a seguir tus rutinas…

—¡Oye! ¡Ya basta de tirar cosas!—Yuri le siguió como pudo cargando ese tumulto en el camino.

—¡Ah! Y sobre todo…—Acá hizo un pare alzando su dedo índice, Yuri como no podía ver terminó tropezando con ese hablador y cayó al suelo causando el reguero de materiales—. A ser disciplinado, a seguir mis órdenes, ser más humilde y paciente. ¡Wow!

Sfx: ¡Paff!

—Buen intento, Yurio.

Ese guante que tiró por suerte no le dio, pero lamentablemente no podemos decir lo mismo del pobre muchacho que pasaba por ahí. Búsquenle hielo.

—¡Grrrrr! ¡Yo no hago nada de eso y lo sabes! ¡No tengo necesidad de esto!

—Siempre hay una primera vez para todoooo~~.

—Pero yo soy un…

—¿Gran boxeador? Ok, te lo repetiré por última vez, ¿quieres ganar? —Esa pregunta capciosa poniendo a prueba al chico ha de aparecer—. ¿Realmente deseas ganar en tu debut de dicho peso, señor “gran boxeador”?

—¡Claro que quiero!

—Entonces, no puedes ir por ahí creyendo de que lo sabes todo o porque tengas un gancho certero ganarás todas las contiendas, gatito. —Víctor fué ácido en su comentario burlesco dejando callado al vándalo ruso—. Esto es Boxeo, no una pelea de barrio y se juega más con el cerebro que con la fuerza.— Con la punta de sus dedos le punzó parte de su frente—. También hay normas y una disciplina que cumplir… Si no las sigues o mejoras tus falencias, ese chico te ganará y de hecho, si fuese el juez el día en que ocurrió el impase en tu pelea y se me diera por definir un ganador con los pocos rounds que batallaron, escogería de una al púgil japonés. No tendrá un don innato más su técnica, puntos como ejecuciones fueron limpias.

—Yo diría sagaz, y te digo que Mina-Bee aprendió muy bien la sagacidad de Yuuri. —Chris aportó un poco de peso confirmando una vez más el concepto que él tenía sobre el entrenador japonés o de su pupilo.

—Demasiado.

Su orgullo fue roto, su esfuerzo igual, Víctodior prácticamente le a entender que era un inútil o eso pensaba…

—Claro, tienes un brillo que cualquiera envidiaría pero eso no es suficiente si no lo pules y es acá, cuando la disciplina le gana al mencionado “talento” —El ruso mayor cambió su tónica, relajando sus facciones duras a unas amables tras sacudir sus cabellos rubios o dejando al otro confundido y comprendiendo que no la tendría fácil con Yuri, después de todo es un crío que siempre hacía lo que se le venía en gana—. Te falta ser más aplicado y eso es lo que vamos a trabajar en estos meses.

—Ah…pe…pero.

—Confía en mi Yurakcha, te aseguro que… de seguir así, ganarás. Te doy mi palabra de luchador, eres bueno, demuéstralo. —Yuri tenía años de no escuchar que alguien le nombrará así, solo su abuelo, Víctor supo bajar su guardia.

Tal vez… lo prejuzgó mal y es mejor persona de lo que luce en su fachada de ex campeón extravagante, Solo que….

—Chris.

—¿Dime, querido jefe?

—Lleva al gatito a pasear o que vea sus tigres.

By Sharayanime

¡¿QUÉ MIERDA?!—Así como ese hombre sabe sacar su lado fraternal, también le saca de quicio con sus jugadas de mal gusto.

—No hay problema…. Pero? ¿Tú a dónde iras?— Chris no es tonto. Ya más o menos tenía indicios a dónde irá a parar.

—¡A descansar!

—”Con tu japonés, por supuesto”…—Lo inquirió mentalmente.

—¡¿Ha?!

—En fin, si se niega dile a nuestros nuestros auxiliares Altin y Leroy que lo lleven a “Pretty Girls and Boys”

—Oh, ese aun no lo conozco.

—¡Cien por ciento recomendado, amigo mio!— le guiñó su ojo y con sus dedos figuró un “ok”—, es perfecto para que le bajen su tensión o que se le quite lo virgen.

¡DESGRACIADOS! ¡YO NO VOY A ESOS LUGARES! ¡SOY TODO UN PROFESIONAL QUE CUIDO MUCHO MI REPUTACIÓN!

—Nos vemos gatito. Chris, te lo encargo. Bye~~— Se fue del lugar confiando en que al menos, si cumplirá con eso.

La dura discusión acabó del modo más feliz y chistoso para ambos rusos o bueno, uno de ellos porque Yuri deseaba ganarle alguna vez en sus entrenamientos, eso sí, al ser Víctor la persona, que por primera vez en sus dieciocho años le dice las cosas sin pelos en la lengua no puede negar su falta de disciplina o manejo de ciertos detalles que empañan su labor. Por lo que se tomará muy en serio lo que diga el calvo aquel…No por nada Víctor es un gran y legendario boxeador ¿no?

—¿Y bien?—Chris lo sacó de su trance y prefirió molestarlo un poco—. Conozco un bar espectacular de chicos afroamericanos, tienen un gran show de pole que harían venirse hasta el más puritano de la tierra y eso te incluye, Yurio.

¡Qué asco, Jódete!

—¡Usan ropas con temáticas de animal print! ¡Es ganancia!

—¡JÓDETE DOBLEMENTE!

Si es cierto que ese ruso fue a descansar pero no precisamente en la zona de recreación como supuso Yuri (el chico si bien era malgeniado, aún le faltaba mundo). Y sin que lo viesen, se hallaba a un lado retirado del salón de entrenamiento asignado para el equipo de japón.

Y ustedes dirán: ¿Cómo llegó allí?, pues bien dice el dicho: “preguntando a roma se llega, ¿no?”

—¡Arhg!

—¡Auchs! ¡Eso debió doler. —Pensó Víctor tras ver ese revés propinado por Katsuki a su púgil.— Me gustaría algún día tener un mano a mano con Yuuri, ¡eso sería amazing!.

El quejido del rubio con mechones rojos salió de inmediato ya que ha sido tumbado de la lona muchas veces sin contemplación.

—Repítelo desde el inicio.

—¡¿Ahhhhhh?!, ¡Yuuri sensei!, ¡Voy morir, ya me duelen los brazos! —Kenjiro lloraba con lamentación.

—Yuu… ¿No crees que deberías dejarle descansar? —Intercedió el moreno por el pobre japonés.

—Concuerdo con Phichit, Yuu. — La señorita le apoyó.

—Dudo mucho que el equipo ruso sea blando con su boxeador estrella después de encontrarlo junto al nuestro dándose “puños” en plena recepción y sin nuestra autorización.

—¡Pero…pero! ¡Ya pedí perdón! ¡Y, y, y él inició! —Siguió chillando por ello.

—Y tú le seguiste como si nada, brindándole golpes cual vándalo callejero. —Lo silenció sin mucha brecha, y Minami bajo su cabeza como niño pequeño ante su mentor.

—Vamos Yuu, por esta vez perdónalo. —Yuuko ha de interceder nuevamente con afecto.

—Me daré por bien servido si cumple con esta rutina.

—Pero Yuuri…Lo agotarás, no todos tienen tu “stamina”

—Sé que es algo pesado ya que él no está acostumbrado. —Obviamente lo dice por él mismo, siempre le ha gustado sobrellevar su cuerpo al límite aunque ahora manifieste preocupación por su muchacho al auxiliarle o verificar que todo se encuentre en orden—, y no crean que hago esto por gusto, Victoru-san ya se dio cuenta de que la velocidad de Minami-kun no será suficiente.

—En mis años en este deporte no he visto a un púgil más rápido que Mina- bee, Yuu.

—Eso es cierto.

—Y no niego que Minami-kun es de los más rápidos, chicos. —En segundos, el joven de gallarda sonrisa se sintió agrandado con ese halago de su mentor aunque no por mucho—. No obstante, sus remates son flojos como de poca resistencia.

—¡¡¡Yuuri!!!—Yuuko y Phichit le regañaron.

—Ahhh yo…lo…lo siento Minami-kun.— Se disculpó con mucho pesar al posarle su mano sobre los cabellos rubios—. Y-yo no quise sonar cruel, tampoco desmérito que no hayas mejorado. Has hecho un buen trabajo hasta ahora, pero sí debemos trabajar duro en ello.

—No se preocupe Yuuri-sensei, entiendo. —El aura chistosamente sombría y desganada en el chico se evidenció con su lagrimear infantil a cantaros.

—Me alegra que lo comprendieras, e igual estoy casi seguro que Victoru-san se irá por ahí y reforzará los puntos débiles que yo hallé de Plisetsky en cuanto a su disciplina. Ese señor no es ningún pintado en la pared.

—Yuu…Ya tienes años de ser entrenador y de los buenos en Japón.

—Eso será pan comido para tí.

Victoru-san, será debutante como entrenador y puede que yo tenga ligera ventaja sobre cómo guiar a alguien. Sin embargo, les recuerdo que nos enfrentamos a quien fue ocho veces campeón en una de las categorías más elevadas del boxeo y como tal, merece ser visto con respeto.

“Él me toma con mucha seriedad… Eso me agrada y cada vez lo veo más interesante”….—Una línea curva se dibujó en sus labios, estaba contento con ese concepto que tenía Katsuki de él como rival.

Pese a que Yakov o que la federación rusa le dieron su confianza en su primera vez como entrenador, no negará que a veces sus colegas activos, entrenadores de otras índoles y enemigos con quienes luchó, dudan de que si dicho cargo, lo ejecutará con la habilidad que le compete debido a la mala fama que los medios han vendido de su otra imagen como “sex symbol” 

Pero Katsuki Yuuri, por el contrario no le subestima y eso le ha forjado otro motivo más para estar a su altura. La llamarada azul de sus ojos revelaban su emoción tardía y esa chispa que con los años en su deporte pensó hallarla apagada, resurgió.

—Por eso debemos adelantarnos, mejorar la resistencia y la fuerza de ataque en los puños de Minami-kun como sea.

¡Katsuki sensei! —De la nada este chico gritó asustando a Yuuri y bajando toda su seriedad a su nerviosismo habitual—. ¡Yo daré lo mejor de mí y no pienso defraudarlo, así deba romperme mis tendones!

—Eso es lo que quiero oir, porque nuestro rival no será hueso fácil de roer. —Le habló con familiaridad en su rostro, para él Minami era como un hermanito pequeño y al final terminó con un: “Demos lo mejor de cada uno, ¿si?”

—Haiiiii!!!

—Conste, que intenté hacerle las cosas más suaves a Minami.

—Le irá bien, Yuuko. Además Yuuri no es tan malo.

—Phichit, por favor. —Lo miró con malicia al achicar sus ojos.

—Ok, tú y yo sabemos lo amable pero exigente que puede ser Yuuri, y por más que aboguemos, para Minami, él es su ídolo y no pensará doblegarse.

—Nos queda ayudarle cuando comience a chillar por los dolores ja, ja, ja.

By Sharayanime

Continuaron cinco minutos más con su rutina y luego Yuuko acompañó lo que parecía ser un el estropajo en vida del pobre y madreado jovencito Japonés a los vestuarios. Yuuri quedó solo reevaluando los pro y contras en esta primera sesión, y fue allí…

—¿También estás trabajando duro con tu chico, no?

—Niki…digo…Victoru…es decir….

—Víctor. —Sonriente como lechuga fresca, este caballero se presenta de la manera más llamativa posible. Típico en él—. Only Víctor…Deberé darte unos tips de como pronunciar mi nombre y no morir en el intento en nuestro tiempo libre..

—Ah… yo, lo siento… Víc…Víctor…

—Sueles disculparte por lo mínimo, descuida. Eso no me molesta, Yuuri. —Fue ágil al rodearlo con su brazo y acercarlo intencionalmente a su costado.

—Ahamm… O-oo-ok…—“Yuuri…cálmate, tu ídolo de toda la vida trata de ser amable y enmendar sus errores contigo… solo no colapses” 

Fue demasiado para su sistema y su rostro sonrosado no ayudaba. En Víctor era una gran señal de continuar con su hecho pensado.

—¿Es más?, ¿Qué te parece si ahora nos vamos a un bello lugar para reponer fuerzas y así, te ayudo con esa pronunciación?, ¿qué dices?

—¿Eh? ¿Sa-salir? —Su cerebro no lo procesaba—. Pe…pero…

—¡Oh si, será maravilloso! Comida y charlar en inglés como los dioses mandan y por lo demás, déjalo en mis manos. ¡Pagaré la cuenta! —Víctor Nikiforov “amo para valerse de la ocasión” inició su revancha conquistadora.

Ese lobo oportunista con boca de corazón lo fue guiando sin soltarle ni un instante, y Yuuri por cada segundo que tratara de negarse, su timidez le hacía estragos o le traicionaba al ver esa sonrisa como ojos perfectos en aquel ruso adulador.

—Preparan una lasaña exquisita. ¡Te gustará!

A como dé lugar hoy será el día de demostrarle a Yuuri, quien es él… Si tan solo los imprudentes de sus asistentes no hubieran dado con su paradero, su plan tendría éxito.

—Esto no puede estar pasando. Á—Se le bajó la presión cuando le relataron los hechos—. ¡Le dije a Chris que lo cuidará, no que le desatara su lado animal!

—Y lo sabemos señor —Otabek Altin, kazajo de nacimiento y mejor amigo del vándalo ruso que tiene por pupilo, le afirmó.

—Pero ya sabe como es el tigre…— Jean Leroy o “JJ” su otro ayudante, y compañero del Kazajo como de ese gato, le terminó de puntualizar la gravedad—, y si no va usted, armará una masacre monumental.

—¡Ahhh no es justo! ¡Díganle a Chris! ¡Ese es su problema! ¡Yo quería salir con Yuuri! —Siseó en un ruso incomprensible, y hasta hizo un puchero en protesta que a los ojos de Yuuri (aunque no entendiese ni pizca del idioma) le pareció bastante infantil como enternecedor de su parte. Cuando sus dioses del olimpo al fin se alinearon para lo impensable, viene ese gato a arruinar su cita. ¡Menudo chasco!

—Descuide, otro día entablaremos una amena conversación, yo prometo que aprenderé a nombrarle bien, Victoru-san. —La voz y amabilidad en Yuuri le reconfortaron muchísimo su duelo, dejándole con una cara de cachorro esperanzado e idiotizado ante su dueño.—Ahora es más importante el estado de su pupilo y lo comprendo.

—Si…claro…mi “pupilo” prima ante cualquier “adversidad” ¿Cierto chicos? —Fingió seguirle la corriente con aparente calma elitista. Internamente quería mandar a Yuri a la porra.

—”Qué mentiroso”… —Mencionaron ambos auxiliares al voltearle a ver y luego mirarse entre ellos, total, debían sostenerle cualquier cosa que dijera a su favor o serian hombres muertos.

Yuuri se despidió haciendo la bien llamada reverencia a los tres muchachos y se retiró por otro camino.

—Ya se fue, ¿verdad?

—Si señor…

¡¡¡AHHHHHHHHHH MALDITA SEA!!! ¡¡Que me lleva el…!! —Se auto alentaba asimismo por cada bocanada de aire o acicalada sus cabellos alborotados después de esa explosión—. Ok…ok…respiro profundo, respiro profundo, felicidad sin arrugas vengan a mí…Oṃṃṃ…

—Entonces si era cierto lo que decía Chris, Beka. El jefe si le tiraba los perros al japonés.

—JJ, tu jefe es un hombre decente que solo buscaba tener un diálogo civilizado con mi rival.

—Y eso mismo me dijo cuando salió con todas las patinadoras de alto rendimiento en Rusia, así como esos modelos de talla internacional para encubrirlo con el señor Yakov, ¿no, jefe?

—Si sigues hablando, quedarás despedido, JJ. —Víctor no bromeaba.

—Ya me callé. —y JJ simuló pasar un cierre por su boca

—¿Otro día podrían discutir?— Ha dicho Otabek para centrar al coach ruso y su compañero canadiense—. Será mejor que nos apresuremos con Plisetsky. No sabemos qué pueda pasar y no sabemos que tanto lo pueda controlar el señor Giacommeti.

Víctor entristeció un poco en su correr junto a sus chicos, realmente quería salir con Yuuri, este ha de ser su tercer fracaso por no decir un “Revés” completo.

Lo único factible de todo, fue ver que el muchacho le tratase con ese respeto que le conoció desde principio, que ya arregló su problema (o bueno, una parte) y que le mirase como un igual, al menos eso le recobró su sonrisa y el que no se rindiese. ¡Ya habrán más días!

Por otra parte, Yuuri sintió como todo su cuerpo o piernas fallaron tras deslizarse sobre esa pared al sentirse súper alejado de los pasillos, su corazón se había acelerado y no creía que su deportista favorito como persona que le inspiró en este deporte, le hablase como si nada, le tomase en cuenta o que lo identificara.

—¿Esto…esto no será un sueño?—Sí, su primera impresión de él fue atropellada pero ya eso quedó en el pasado y lo nuevo que está observando le ha ayudado a cambiar mucho su percepción…

—Yo no lo creo, Katsuki Yuuri. Tenías a tu lado al gran master del Boxeo y galán de ensueño de muchas mujeres u hombres por igual.

—¡Phichit deja de imaginar cosas! —El rojo en Yuuri no tardó en surgir. —Él ni está interesado en mi, solo intentaba ser cortés y disculparse.

—¿Hmmm? ¿Pasó algo entre ustedes y no me habías dicho nada?

—Etto…

Yuuri le hizo un recuento rápido de lo acontecido días atrás, Yuuri estaba cerrado la banda pero Phichit, siendo alguien hábil en esos temas, fue más que obvio que Nikiforov no buscaba entablar una bonita amistad.

—Lo de disculparse te la creo, pero una invitación a comer para enseñarte a usar bien el inglés, no se le hace a cualquiera.

—Quizás pensó que sería una buena forma de… llevarnos bien para olvidar nuestro mal inicio… —Su voz y actitudes fueron calmadas sin dejar ese rastro de duda. —¿Eso creo?

—¡Oh, vamos Yuu…! ¡Eres virgen, no tonto!

—¡¡¡Phichit!!!

—¡Eso de aquí a la luna tiene nombre propio! ¡Ya te dije que le agradas y más de lo que crees!

—¡No es c-cierto!

—Nikiforov es alguien quisquilloso y no todos pueden llamarlo por su nombre, ¿De cuando acá tienes esas confianzas, Katsuki?

—¡Ah!… Yo…lo empecé a nombrar así porque…

—Ajá…

—Porque él… me lo pidió y…bueno, él suele llamarme… “Yuuri…”

—¿Lo ves? —El brillo en Phichit fue muy arrollador, lo siguiente acabó por fundir las neuronas cuadriculadas en su amigo—. ¡Y apuesto todo mis hamsters que de seguir así, ese hombre te pedirá ser algo más que simples colegas!

—¡Basta!

📷📷📷📷📷
Continuará
📷📷📷📷📷

Para aprender terminología propia del deporte “BOX” den click en “Vocabulario Técnico.”

🔥N/DE LA SHARY: HOLA AL PUEBLO ¿Cómo están? xD y nos vamos con la Telebovela desmadrosa, cortesía de su servilleta xD yei! Debo aprovechar que mi cerebro anda ready con esta trama xD

Esto fue el capítulo 05 (con sus dibujitos fails) vimos como se comportan Yuuri y Víctor en su fase de entrenadores y bueno es la tercera vez que vemos a Victor fallar en su conquista xD. Eso me lleva a las siguientes preguntas. Chan chan chan:

-¿Qué cosas creen que pasarán en el cap 6? 
-¿Yurio no matará a chris o Victor al fin ganará una con Yuuri? xD
Todo eso y mucho más, solo aquí por su canal favorito (?)

PARA FINALIZAR:

1) Si tienen alguna pregunta Idiomática, cultural o algo referente al fic, háganmela saber.

2) Podrán saber de adelantos y cosas sobre mis fanarts en mi fanpage de facebook “StarsDub’s” y también los invito a leer otros fics o/y Artbooks que llevo por aquí en Wattpad, en ALIANZA YOI o en AO3 y sí tengo dedazos de redacción, o alguna corrección que hacer, ¡Díganmela! la idea es mejorar q_q y que estos capítulos para ustedes queden bonitos, gracias ❤

3) ¡Nos vemos en el que sigue! ¡¡¡Cambio y fuera!!! ¡¡Muchos Saluditos a todos!!

Att: su servilleta, la Shary 😀


Publicado por sharayanime

Profesora de Día, Artista, Fanficker y Fanduber de noche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: