Ceremonia de Selección


Notas especiales:

– Drabble escrito como una actividad en un grupo de fanfics de YOI, después lo publique en el grupo al tratarse de la temática #AUHarryPotter

-Fecha: semana del 02 al 09 de septiembre de 2018.

-Personajes principales: Víctor Nikiforov, Yuuri Katsuki.

Resumen: el reto del drabble consistía en asignar a tu personaje favorito en una de las cuatro casas de Hogwarts.


Ansiedad era la palabra que describía a Yuuri Katsuki en ese momento. 

Después de que el Sombrero Seleccionador hubo entonado su canción y la ceremonia de selección de los de primer año hubo terminado, llegó el turno de los alumnos transferidos de otras escuelas de magia y hechicería de ser seleccionados.

Ahí era donde el japonés, de 13 años, se sorprendió. Originario de Japón, el chico de lentes de montura color azul vestido con una simple capa a juego con su cabello color azabache, había sido aceptado en un programa de intercambio para estudiar en la famosa escuela de magia y hechicería de Hogwarts. Afortunadamente, al ser un alumno sobresaliente en Mohoutokoro la oportunidad no le fue negada.­ Sin embargo, nadie le había mencionado ni un ápice de la dichosa “ceremonia de selección”.

—¿En Mohoutokoro no hay selección? —preguntó Phichit, un chico de intercambio procedente de Tailandia, al ser Yuuri el más cercano a él, el chico de piel morena se había propuesto a platicar con el japonés sin cansancio. Era agradable, pensaba Yuuri, no obstante era mil veces más parlanchín que el tímido mago japonés—. El valor principal que nos enseñan el instituto es la unión. No hay casas, por lo tanto, tampoco selección —simplificó Yuuri intentando ocultar su nerviosismo.

—Ya veo —concedió Phichit—. ¡Espero quedemos en la misma casa, Yuuri!

La entusiasta voz de Phichit se vio opacada, pues de la mesa adornada con colores rojos y dorados se escuchó un ensordecedor aplauso, el primer chico de intercambio, un tal Emil Nekola, fue elegido para ser miembro de la casa de Gryffindor. 

—El año pasado Victor Nikiforov pidió su intercambio a Hogwarts —siguió chismeando Phichit, buscando a alguien entre las largas mesas del Gran Comedor—. Me pregunto en qué casa estará.

—Ni idea —contestó Yuuri buscando también con la mirada a Nikiforov, era imposible, el alboroto de la mesa azul y bronce de Ravenclaw le impedía ver más allá de la celebración que tenían ante la llegada de una chica pelirroja a su casa, la rusa Mila Babicheva.

Ahora que lo pensaba, si él pudiera elegir una casa, Yuuri preferiría entrar a la misma de la que era miembro Victor Nikiforov. Sería como un sueño hecho realidad para él.

La razón principal de Katsuki para trasladarse al Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería era la oportunidad de ser seleccionado para el equipo de quidditch del colegio, ganar práctica y con suerte, ser uno de los seleccionados de su país y jugar en competencias internacionales. 

Si bien, Durmstrang había sido el alma máter de uno de los mejores buscadores de la historia, es decir, Viktor Krum; en Hogwarts también se habían formado jugadores formidables, como la famosa cazadora Ginny Potter, por ejemplo. Además el rumor de que Víctor Nikiforov, la joven promesa del quidditch de Rusia, se había transferido al famoso colegio de magia había sido un aliciente para Yuuri al decidir si cambiar de colegio a finales del curso anterior.

Con lo que no había contado el japonés era con esta inesperada e inoportuna ceremonia de selección. ¿Qué pasaba si no era elegido para ninguna casa?

¡El deshonor la deshonra, seguramente!

—¡Yuuri Katsuki!

Yuuri caminó nervioso evitando percatarse de las miradas dirigidas a su persona, concentrando todo su ser en evitar caerse y, encima de todo, hacer el ridículo. La profesora a cargo de la ceremonia le colocó el Sombrero Seleccionador una vez se hubo sentado el recién ingresado. A continuación, Yuuri escuchó una risita cerca de su oído derecho. Sin poder evitarlo, el japonés se sobresaltó.

—¡Qué interesante! Aquí tenemos a Yuuri Katsuki, nacionalidad japonesa, del colegio de magia Mahoutokoro, inteligente, valiente, leal y ambicioso. Hace mucho tiempo que no me encontraba alguien así, ¡estoy muy emocionado! Dime, Yuuri, ¿a qué casa te gustaría pertenecer?

—En cualquiera está bien —argumentó Yuuri, quien era tímido por naturaleza y agregando con nerviosismo continuó—. En realidad no sabía que existía una ceremonia de selección

—Mmmm eso es muy complicado, al menos la última persona sabía en qué casa no quedarse.

Yuuri no sabía qué pensar, quizás el sombrero seleccionador se aburriría y, después de un rato de indecisión por parte del japonés, llegaría a la conclusión de regresarlo a su antiguo colegio. Yuuri comenzó a ponerse más nervioso ante ese pensamiento ,sí, más aún, el chico tenía las manos frías y sudorosas, miraba a todos queriendo no verlos y se mordía los labios con insistencia. Tal vez había sido mala idea presentar la carta de intercambio para Hogwarts. 

La puerta del Gran Comedor se abrió estrepitosamente atrayendo la atención de los más cercanos a la salida. La larga cabellera plateada de Victor Nikiforov brilló bajo la luz de las velas flotantes y el cielo estrellado que decoraba el techo del recinto. El corazón de Yuuri latió con fuerza al verlo en el mismo instante en que el sombrero alzó la voz para exclamar:

—¡Slytherin!

Yuuri corrió a la mesa más alejada de la puerta entre abrazos y apretujones de sus nuevos compañeros. El verde y plateado serían sus acompañantes en esa nueva aventura que le esperaba en Hogwarts por los siguientes cuatro años. Rápidamente, Yuuri buscó un lugar y se sentó en él, chocando con otra persona que también se encontraba buscando un asiento.

—¡Lo siento, no era mi intención! —sorprendido Yuuri buscó el origen de esa melodiosa y masculina voz, unos hermosos ojos azules de tonalidad clara lo miraron con amabilidad—.¡Bienvenido, Yuuri, soy Victor Nikiforov! Presiento que tú y yo nos llevaremos muy bien.

Victor extendió su mano hacía Yuuri quien la tomó y sonrió, sonrió feliz, como nunca lo había estado en su vida. Bueno, al menos este era era un buen comienzo.

FIN.

¡Muchas gracias por leer! ❤

xoxo

Sam.




Publicado por salemayuzawa

Me gusta leer, escribir, ver películas, anime y platicar con mis amigas. ¡Adoro imaginar historias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: