Matryoshka II (Next Level)


En el amor no hay un solo culpable, ni una sola víctima.

Aquella banca abandonada en el camino del parque, tapizada de suave escarcha, había escuchado la historia más absurda sobre el amor, la cobardía humana y la incomunicación.

¿Por qué si el amor era tan fuerte siempre se acababa?

Le hizo el amor y le regaló de nuevo su alma, por si lo había olvidado.

Tu vida es un desastre, Víctor, te has alejado de la gente que te quiere, te has alejado de lo que quieres, ¡te has desenamorado de ti mismo!

Porque, ante los ojos de Yuri, preferían dejar el amor que recibían y destruirlo en el proceso. Eran cobardes para pelear, eran cobardes para cuidar.

Jamás aceptaría, su amor estaba condenado con nada más nacer.

¿Quién no se equivocó de joven, Yuri?

Así que mira las heridas de tus pies y recuerda cuantas veces más se han herido, y cuántas más cicatrizados. Míralas con orgullo, porque eres fuerte, bellamente fuerte.

Amar no se trata de sólo ver la vida al lado de esa persona. Es una constante toma de decisiones, y se trata de escoger de entre muchas posibilidades, lo que más enciende a tu corazón.

Amar no era suficiente… ¿realmente era así? Una parte de él aún deseaba creer lo contrario. Aun con los pedazos rotos clavados en sus manos.

¿Qué se necesita para revivir como el fénix?

Y llovió. Llovió devoción, llovió dolor, llovió amor.

No se trató de amor, nunca lo fue, el amor sobraba. Se trató de voluntad, de la falta de ella.

Porque para mí el amor es una fuerza que se alimenta de la voluntad.

No iba a cambiar que todo había sido en vano, que todo su amor no alcanzó.

Aún con el amor que sabía existía en él, estaban los estragos de las cosas que había ocurrido, de las palabras que dijeron y dejaron de decirse, del frío de la ausencia y la rabia de la decepción.

¡La fuerza, el fuego, el amor está dentro de cada uno de ustedes!

Se requeriría más cosas que con amor no se iban a solucionar…

El miedo había podido más que el amor.

… la culpa es la excusa más cobarde que un hombre puede usar para no hacer lo que debe hacer.

Después de todo, el amor no tiene que morir, solo transformarse.

Amor no era estar en el hielo, amor era estar juntos, dentro o fuera de él.

Si hay amor, la etiqueta que quieras ponerle en la relación es irrelevante. Al final, por mucho que los humanos queramos dividir y estigmatizar el amor, solo hay uno. Solo existe un amor, solo hay una forma de amar, y miles de formas de expresarlo.

Ágape.

¿Podrá el tiempo apagar las llamas del fénix?

¿O encenderlas…?

Notas de autor: Si has llegado aquí sin haber leído a la primera parte de este fic, te invito a hacerlo. Puedes conseguirlo en mi perfil, bajo el nombre Matryoshka [Las cenizas]. Todo lo que está escrito en esta hoja, es parte de esas cenizas que se han esparcidos y han empezado a encenderse.

Si ya me sigues desde la primera parte del fic: ¡gracias! Quise hacer esta recopilación para recordar todo lo que han pasado nuestros personajes, todo lo que han tenido que superar, las lágrimas que derramamos juntos, las sonrisas que nos dibujaron a todos. El día que Víctor se vio en el espejo, el día que Yuri lloró frente a la tumba, el día que Yuuri se rompió.

Estamos a ocho días del siguiente nivel.

Publicado por AkiraHilar

Fanficker de Yuri on Ice y Saint Seiya. Amante del Victuuri, sobre todo de las historias donde demuestran que su amor, aunque puede ser imperfecto, sigue siendo hermoso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: