Ottenkov Circus


La primera vez que Yuuri soñó con nosotros, tenía diez años. Nunca sabré qué fue exactamente aquello que finalmente lo hizo venir a nuestra última función de circo en San Petersburgo, sobre todo con el esfuerzo que realizamos para que él tuviera miedo de nosotros. Ahora, cuando sus ojos y los míos se encuentran, temo que la verdad escape y lo haga regresar a un sitio al cual nunca debió haber pertenecido.

Actos del circo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: